Esas madres y esos padres hippies que no saben lo que hacen

Una divertida parodia de cómo, a veces, nuestros métodos de crianza respetuosa chocan con la experiencia de los abuelos

«Las madres y los padres de ahora van de modernos, y no se dan cuenta de que los niños se les van a subir a la chepa. ¡A dónde vamos a llegar!»

El otro día fui a ver a mi nieto y, nada más entrar a la casa, me puse a recoger porque estaba todo manga por hombro. Al final me tuve que quedar a comer para poner un poco de orden, como era sábado no tenía nada que hacer y aproveché.

Yo, la verdad, sigo sin entender estas modernidades, tienen al niño por el suelo y sin zapatos. Y eso que les he regalado unos de esos que sujetan bien el tobillo, para que coja fuerza y eche a andar. ¡Y van y me sueltan que es que ellos quieren que vaya descalzo!

La teta y el BLW

Luego resulta que llega la hora de comer, y claro, el niño no come apenas porque está tooodo el día con la teta de la madre en la boca, que eso ya más que leche tiene ser aguachirri.

Pero no te lo pierdas, que puse el grito en el cielo cuando veo que sientan al niño a la mesa, con nosotros, ¡y se acerca a intentar coger un trozo de brócoli! Así como te lo cuento, ¡entero!

 

Recién nacido tomando leche del pecho de su madre

 

Se lo quité inmediatamente, claro. Pero resulta que no es que el niño se hubiera equivocado… ¡El plato era para él! Me cuentan no sé qué leches de BLW o unas letras muy raras (que será otra moda), pero yo por ahí sí que no paso. ¿No saben que se les puede atragantar el niño? ¡Son unos inconscientes!

Me fui corriendo para la cocina con el plato de brócoli a prepararle un puré, como se ha hecho toda la vida. Menos mal que traía yo un yogur de los buenos, de los que han sacado ahora para los niños. Que son más caros Encarna, sí; pero yo por mi nieto lo que haga falta. Si ahora hay de todo especial para ellos, y además llevan el sello de los pediatras, que para eso han estudiado, ¡digo yo!

 

Bebé en la trona comiendo espaguetis con la mano manchada de tomate

 

Lo que hace falta es paciencia, que ya no tienen

Nosotras, en nuestra época, nos las apañábamos como podíamos, que si avioncito para arriba y para abajo o metiéndoles la cuchara mientras veían la tele. Además, es que ahora lo tienen mucho más fácil, porque pueden ponerles dibujitos en el móvil o en los cacharros esos de tabletas. Pero dicen que no quieren, y no solo eso, que tiene que comer sin forzarle, porque el niño ya sabe si no quiere más, ¡válgame Dios!

Si es que una casa lo que necesita es orden, y estos van muy mal… Mi nuera está día y noche con la teta fuera; incluso una vez abrió la puerta así al repartidor, sin abrocharse el tirante del sujetador, ¡qué vergüenza por Dios! Y no digamos si se nos ocurre ir a un restaurante, que se la saca ahí delante, mientras nos ven los de todas las mesas, ¡un escándalo!

 

Mujer sonriente con su bebé al pecho

 

Y eso que en el hospital ya nos recomendaron una marca de leche, que las que hacen ahora son muy buenas y llenas de vitaminas, pero na de na. Primero que si le iba a dar seis meses, y ahora que sigue y sigue y no hace caso a lo que le dice el pediatra sobre el percentil. ¿Te puedes creer que no le han dado ni un bibi con cereales en condiciones? 

Y claro, ¿cómo va a dormir bien? Pues normal, se les despierta todas las noches porque está muerto de hambre. Y encima le meten en la cama, que lo sé yo, porque la cuna que les regalamos la veo siempre llena de ropa.

No pasa nada si llora un rato

Un matrimonio tiene que tener su espacio, y si hay que dejar llorar un rato al niño, tampoco pasa nada. Además así se expanden los pulmones, pero claro, ahora no te puedes meter porque te dicen que eso es cosa suya, y no sé qué de la exterogestación.

Y así les va a estas madres de ahora… Los pocos días que salen al parque, porque dicen no les da tiempo ni a ducharse por la alta demanda esa, van con cara de zombies y como alelás. Pero lo peor no es eso, lo peor es que van de hippies y no quieren ni usar el carrito, llevan a los niños en las telas esas como si fueran canguros. Y te dicen que no les hagas sentir mala madre por eso, y que no se te ocurra regalarles el tacatá para el cumple del primer año porque no lo van a usar.

Luego nos encontramos a la niña de la vecina que viene a jugar, y mi nieto ni quiere compartir ni darle un beso. Y así empezamos otra vez el bucle, con las rabietas y el dichoso respeto. A mí no me gusta comparar, pero ya sabes bien que a nosotras nos enseñaban la zapatilla y obedecíamos ipso facto. Y aquí estamos, sin ningún trauma.

 

Cartel del curso online de Educación Respetuosa
Descubre cómo educar con respeto mediante la disciplina positiva en nuestro Curso Online «Educación Respetuosa y Disciplina Positiva»

 

Mi hijo además diciendo a todo que sí, y aunque yo le repito que me hago cargo, porque está claro que los niños se portan peor con las madres, parece que se está volviendo un blando también. Dice que ahora las emociones se validan y que ni zapatilla ni castigos de los de toda la vida, así que no se puede opinar y mucho menos criticar.

Y no te lo pierdas, me dicen que este año no vienen al pueblo porque el niño viaja muy mal y se marea en el coche, y no me extraña, ¡le llevan al revés! 😱 Si es que hasta para eso tienen que ir a contracorriente.. Si mi Ramón levantara la cabeza…

En fin, que parece como si se estuviera volviendo un perroflauta de esos que llevan coletas y se meten en las casas para ocuparlas. Así que Encarni, te digo yo que aquí o llamamos a la Supernanny o acabamos saliendo en Hermano Mayor, ¡que estamos perdiendo el sentido común!»

 

NOTA IMPORTANTE: Este artículo está escrito con un carácter completamente irónico, para darle un poquito de sentido del humor a los diferentes puntos de vista que a veces tenemos entre generaciones. En ningún caso pretendemos herir sensibilidades, y, de hecho, el año pasado publicamos otro en homenaje a los abuelos, porque, sin ellos, en la sociedad de hoy, nos sería muy difícil llevar a cabo nuestra labor como padres. Os invitamos a leerlo aquí: «Querida mamá, querido papá, gracias, os lo debemos todo«. 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 100 Cursos y Seminarios, un Grupo de Apoyo, y la asistencia de 10 Profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

5 comentarios en "Esas madres y esos padres hippies que no saben lo que hacen"

  1. Han clavado a mi madre! 😂

  2. Me ha encantado! Me recuerda mucho a una jefa qué tuve hace un par de años que me dijo que no tenía experiencia con niños porque no quería usar el andador!! Jaajajajaja, es genial!

  3. Jeje, a mí una me regaló un colgador de esos para las puertas.. 🙈

  4. Nikelaooooo,😱😱😱😱😂😂😂 no hubo ni una sola palabra en este párrafo, que dijese algo distinto a lo que veo vivo y escucho en casa de mi hijo,😭😂😭😭😭….y si n poder decir nada por que la nuera ya con una mirada de esas que matan como revolver 38 largo jjajajja ‘si sus ojos fueran balas ya me las había disparado, te manda a tomar por saco,esta es la generación hippy abandono…..mejor me río, mi nuera seguro lo leerá jajaja jajjaja jajjaa.

  5. Tal cual 😂😂😂

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube