• ACCEDER
  • No hay productos en el carrito.

Deja que los niños vayan descalzos

Siempre que sea posible, ¡fuera zapatos!

Los niños tienen una especial tendencia a “perder” los zapatos siempre que pueden (y siempre que les dejamos hacerlo). Y hacen muy bien. Porque inconscientemente están haciendo lo que la naturaleza les pide para conseguir un desarrollo correcto de la forma del pie, de las habilidades motoras y del sistema neuromuscular.

Al nacer, el pie de los bebés no tiene prácticamente arco. Éste se irá formando en el momento que empiece a ponerse de pie y dar sus primeros pasos. Pero no será hasta los 3 ó 4 años que se vea el verdadero “hueco” que se queda en la cara interna de la planta del pie y que produce la huella característica.

Antes de esa edad todos los niños tienen por definición el pie plano. Aunque si le miramos el pie en el aire veamos un pequeño arco, en el momento de apoyar el peso sobre los pies ese arco desaparece. Es lo que llamamos pie plano laxo y se irá corrigiendo sin hacer nada durante los primeros años de vida.

Bueno, sin hacer nada exactamente tampoco; sí que podemos hacer algo muy importante: podemos dejar que los niños y niñas vayan (felizmente) descalzos.

Por qué es mejor que vayan descalzos

El niño que anda habitualmente descalzo tendrá un pie un poco más ancho, también un mayor arco y en consecuencia menos riesgo de deformidades del pie o de los dedos. Además de tener una mayor flexibilidad que le permitirá moverse con más facilidad.

 

 

Del correcto desarrollo de las estructuras musculares y óseas del pie dependen muchas habilidades motoras que el niño va a adquirir durante sus primeros años de vida. Andar, correr, subir y bajar escaleras, trepar a un árbol y otras actividades más peligrosas requieren del correcto desarrollo de los pies. Y todas estas habilidades se desarrollan mejor sin zapatos.

Se ha podido comprobar que los niños que crecen habitualmente descalzos son capaces de mantener mejor el equilibrio y saltar más lejos que los de caminan calzados. De hecho, parece que la única ventaja que tiene correr con zapatillas es que la velocidad del sprint mejora ligeramente, porque el niño que corre descalzo hace un paso un poco más corto, pero eso a la vez le proporciona más estabilidad y un paso más seguro.

Cuando hablamos de niños pequeños, que están aprendiendo a andar, tener un mejor equilibrio es fundamental para minimizar las caídas y lograr la confianza necesaria para que se “suelten”. En los niños mayores, un paso firme y seguro también disminuirá el riesgo de accidentes y caídas.

No se resfrían más si van descalzos

Por suerte estamos ya en verano y nadie se va a echar las manos a la cabeza porque permitamos al niño que se quite los zapatos. Pero si fuera invierno, tampoco sería un problema. Los niños no se resfrían por ir descalzos. Esta frase podemos ponerla en mayúsculas, negrita, o en un letrero luminoso. Porque el frío en los pies no puede provocar nunca un catarro, una bronquitis o una neumonía.

 

El movimiento libre ayuda al correcto desarrollo físico y hace posible un mejor aprendizaje en general. Os lo contamos en este Seminario online.

 

Para que se produzca una infección de este tipo hace falta, en primer lugar, un virus que afecte a las vías respiratorias. Y por los pies no puede entrar ningún virus. No tiene por donde entrar.

Nos resfriamos más en invierno porque los virus circulan mejor cuando las temperaturas son más bajas, pero el frío solo no es suficiente. Tiene que haber necesariamente una persona enferma que transmita el virus. En invierno estamos más tiempo en espacios cerrados, rodeados por más personas, algunas de ellas enfermas. Imagina a los niños en la guardería o en la escuela infantil.  La combinación es perfecta para que se produzca el contagio. Pero no tiene nada que ver con el frío. Mucho menos con el frío en los pies.

Los niños que andan habitualmente descalzos tienen los pies más fríos. Parece lo más lógico. Pero un estudio preliminar ha comprobado que el metabolismo de los niños descalzos es diferente al de los niños que usan zapatos o andan con calcetines. Se ha visto que producen más hormonas relacionadas con el control metabólico y de la temperatura y por lo tanto son capaces de mantener más estable la temperatura corporal durante más tiempo.

Andar descalzos tiene muchas ventajas para los niños, y prácticamente ningún inconveniente. No lo dudes. En cuanto llegues a casa, ¡fuera zapatos!

Por cierto… cuando se los pongas, ya que estamos, mejor que no sean las botas rígidas que nos hacían llevar a nosotros de pequeños. De ello nos habló el enfermero de pediatría Armando Bastida en este post: Por qué los zapatos del bebé no deben sujetar el tobillo ni ser rígidos.

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


Esto no es todo. Un Grupo de apoyo virtual y Seminarios Online gratuitos te están esperando si te unes a la Tribu "CSC"


Más Información

7 comentarios en "Deja que los niños vayan descalzos"

  1. Hola muy buen artículo! Yo soy de esta misma opinión. Y al caso de este post me gustaría saber que piensas del calzado minimalista, que sería lo más parecido a ir descalzo.
    Gracias.
    Un saludo.

  2. Mucho mejor aún:
    Deja que los niños vayan desnudos.
    No les pongas bañador en la playa. No les pongas ropa en casa en verano. Y tampoco te la pongas tu. Es saludable y trasmite valores positivos.
    Naturismo.org

  3. Hola! Me ha gustado mucho el post. Quisiera saber si los beneficios de andar descalzo también se producen si se camina con calcetines. Gracias!

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.