• ACCEDER
  • No hay productos en el carrito.

La crianza de nuestros hijos es cosa nuestra

Cuando los demás se meten donde no les llaman

“No lo cojas tanto en brazos, que se va a acostumbrar”. “Dale un bibi, que se crían igual de bien y tienes que descansar”. “Tritúrale la comida, por Dios, que se va a atragantar”. “Pues vosotros aprendisteis con el andador y no os pasó nada”. “Como no la saques de tu habitación ya se va a quedar ahí hasta que sea mayor de edad”. “Pues el pecho es lo mejor, no entiendo por qué no se lo das”. “No deberías darle purés, así no va a aprender a masticar nunca”. “Qué lástima, tan pequeño y durmiendo solito en su habitación”.

Cuando me quedé embarazada, un buen amigo me dijo que el mejor regalo que podía hacérsele a unos futuros padres eran unos tapones para los oídos. Qué razón tenía. Es quedarte embarazada y, de manera casi automática, empezar a recibir consejos sobre cualquier tema referido al embarazo, parto, crianza o educación; por parte de familiares, amigos, conocidos y desconocidos.

Cada madre y cada padre vive esta situación a su manera. Hay quien agradece que otras personas les cuenten sus experiencias; quien escucha todo y toma solo lo que le interesa; y también hay quien se siente realmente abrumado ante tal avalancha de recomendaciones, en muchos casos, contradictorias unas con otras. La intención de todos los consejeros, no me cabe duda, es buena, aunque a veces se enturbia con cierto grado de condescendencia y paternalismo.

Como yo ya tengo experiencia en esto de la pa/maternidad, te voy a explicar a ti que empiezas cómo va el tema. Lo admito, es difícil contenerse, la maternidad es una experiencia apasionante; yo misma tengo que echar el freno y medir lo que digo para no regalar a las embarazadas consejos no pedidos y, a veces, incluso no bienvenidos. Lo de apoyar a quienes empiezan con nuestra experiencia estaría genial si hubiera una única forma de criar; pero la realidad es que hay tantas formas como familias y lo que a nosotros nos funciona, a otras puede no servirles.

 

El movimiento libre ayuda al correcto desarrollo físico y hace posible un mejor aprendizaje en general. Os lo contamos en este Seminario online.

 

Hay una tendencia, además, a polarizar las posiciones y enfrentarlas. Madres de teta o madres de bibi. Madres de porteo o madres de carrito. Madres de colecho o madres de cuna. Madres de blw o madres de puré. Pero la crianza, como la vida, no es blanca o negra, es un arco iris lleno de matices sutiles. No es raro encontrarnos en cualquier foro, en la calle o en las redes, acaloradas defensas de unas y otras posturas. Yo misma me vi argumentando mis decisiones, defendiendo mis opciones con las recomendaciones de la OMS, los estudios científicos o la defensa de otros profesionales.

Y, finalmente, decidí que no podía ni debía convencer a nadie de que mi forma de criar es la mejor, ni siquiera de que es correcta, es simplemente la mía.

Criar de los hijos es responsabilidad de sus progenitores y a nadie le rendiremos cuentas sobre cómo lo hagamos más que a nuestros hijos. Así que opté por utilizar para casi todos los consejos o las opiniones disonantes una única respuesta comodín: “Nosotros somos sus padres y es nuestra decisión”. Fin de la discusión antes incluso de iniciarla. No hay nada que rebatir a eso. Los padres y las madres podemos equivocarnos, lo hacemos, de hecho, más a menudo de lo que nos gustaría; pero así funciona la vida. Aprendemos a ser padres desde cero y el error forma parte de cualquier aprendizaje, también de este.

Vivimos además en un tiempo en el que la información está prácticamente al alcance de cualquiera. Y, sin embargo, al mismo tiempo, quizá por el exceso de información, quién sabe, también vemos cada vez más madres y más padres inseguros que piden consejo para todo al pediatra, a la maestra, a la psicóloga… y dentro de esta vorágine nos encontramos también con profesionales que dan consejos sobre campos que no les corresponden sin que se les pidan.

 

 

De especial gravedad son, además, los casos en que los consejos brindados por los profesionales provienen de creencias personales y no de evidencias científicas, por aquello de que a los profesionales les otorgamos la confianza que sus estudios les avalan. No pocas veces he escuchado a madres decir que le mienten al pediatra para que no les eche la bronca: “Es que si le digo que duerme conmigo me suelta el sermón de que lo tengo que acostumbrar ya a dormir solo y paso de escucharlo otra vez”. Como maestra, también me he encontrado más de una vez y más de diez con preguntas que pertenecían al ámbito de la intimidad familiar. Y me consta que hay docentes que también dan consejos de crianza que en nada interfieren con la escuela.

Mamá, papá, los pediatras son profesionales sanitarios que están ahí para acudir a ellos cuando nuestros hijos enferman. Los maestros somos profesionales de la educación que acompañamos a vuestros hijos en una etapa muy importante de sus vidas y en sus procesos de aprendizaje. Lo que decidís hacer en vuestra casa con vuestros hijos es cosa vuestra. Qué comen y cómo lo cocináis. Dónde y con quién duermen. Cuáles son vuestras rutinas y vuestros hábitos. Si pensáis que algo no está yendo bien en el desarrollo de vuestro hijo, si os preocupa su salud o su evolución en cualquier aspecto, no dudéis en acudir a un profesional. Para eso están. Para eso estamos. Pero no para juzgaros. No para marcaros el camino de la ma(pa)ternidad. Confiad en vosotros mismos. Sois los mejores padres, las mejores madres que vuestros hijos podrían tener.

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


Esto no es todo. Un Grupo de apoyo virtual y Seminarios Online gratuitos te están esperando si te unes a la Tribu "CSC"


Más Información

0 comentarios en "La crianza de nuestros hijos es cosa nuestra"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡[email protected]! Tenemos un regalo para ti

Te enviamos un webinar GRATIS

Apúntate a nuestra Newsletter y recibe en tu correo todos nuestros artículos, descuentos y novedades. Además, sólo por inscribirte, podrás acceder GRATIS al seminario “Alimentación Complementaria y BLW” impartido por Armando Bastida.

He leído y acepto la Política de privacidad de CSC. Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tu información personal se almacene en MailChimp y sea usada por Criar con sentido común con el propósito único de enviarte emails. Contáctanos para corregir, limitar, eliminar o acceder a tu información.He leído y acepto la Política de Privacidad.