• ACCEDER
  • No hay productos en el carrito.

Por qué la psiquiatra Ibone Olza receta a los niños que sus padres duerman con ellos

Dormir con los hijos les ayuda a tener mejor relación con nosotros, confianza y autoestima

Compartir la cama con los niños, ponerlos en nuestro propio lecho, lo que llamamos colecho, es algo que la mayoría de profesionales consideran inadecuado, que la mayoría de madres y padres preferirían no hacer, pero que en realidad, acaban prácticamente todos haciendo.

La cultura occidental considera negativo que los niños duerman con sus padres, habitualmente porque puede afectar a su autonomía e independencia emocional, o porque pueden acostumbrarse a ello y perjudicarles hasta el punto de que luego sea mucho más difícil lograr que el niño duerma solo en su cama.

Sin embargo, no es en realidad lo habitual, y tampoco está nada claro que les afecte negativamente, habida cuenta de que hay muchas culturas y países donde sí se comparte cama con los hijos habitualmente, y no se puede decir precisamente que tengan problemas por ello. Quizás por eso son (somos) muchos los profesionales que no solo no lo prohíben o censuran, sino que lo promueven y recomiendan; profesionales como la conocida psiquiatra infantil Ibone Olza, que receta a los niños que sus padres duerman con ellos.

Poner a dormir a los niños solos es “la novedad”

Paraos a pensar un momento en cuál es el lugar que han ocupado los bebés y los niños por la noche a lo largo de la historia. Si pensamos en las cuevas, está claro que las familias dormían juntas para evitar peligros y protegerse unos a otros (no mandaban a cada niño a su cuevita a dormir solos). Si pensamos más adelante, cuando la gente no tenía pisos divididos por paredes, pues lo mismo, la gente dormía con sus hijos.

Eso mismo es lo que siguen haciendo, como digo, diversas culturas que aún no han considerado que separar a un bebé de sus padres (y sobre todo de su madre), para dejarlo llorando o inquieto, tenga nada de positivo. Y no hablo únicamente de las tribus que se esconden de los tentáculos del mundo industrializado (de quienes tendríamos que aprender mucho), sino también de culturas orientales, como las de China o Japón, o países como Suecia y Noruega, donde cerca del 90% de las familias colecha con sus hijos.

 

Ya puedes saberlo todo sobre el sueño de bebés y niños con nuestro Curso sobre el Sueño infantil.

 

Es decir, la novedad, lo diferente, lo que tiene aún que demostrar que es mejor que lo que se ha hecho de toda la vida, es lo de poner a los niños a dormir solos porque creemos que así serán más independientes, emocionalmente más fuertes, se harán más mayores antes y serán más autónomos.

Curiosamente, los japoneses tienen la misma intención, pero su estrategia es totalmente contraria, ellos duermen con los niños por la noche y se dedican a hacerles mayores, independientes y autónomos por el día, que es cuando están despiertos y de verdad pueden trabajar las emociones y aprender a hacer las cosas por sí mismos.

«Les receto que duerman con sus padres»

Como digo, son muchos los profesionales que defienden la libertad de cada madre y padre a decidir, de que en cada familia se haga lo que consideren mejor. Nils Bergman y Margot Sunderland hablan de compartir cama con ellos al menos 3 a 5 años. E Ibone Olza, la reputada psiquiatra infantil, lo utiliza como terapia, porque considera que los niños que duermen con los padres tienen una mejor relación con ellos, más autoestima y una mayor confianza en sí mismos.

En una entrada de su página, Ibone explicó hace un tiempo que cuando los padres le dicen avergonzados aquello de “Es que… todavía… a veces… no lo puede evitar… en medio de la noche… de vez en cuando… casi siempre… duerme con nosotros”, ella no solo no les responde como lo haría la mayoría de expertos (que sostienen que compartir cama con ellos no los ayuda en absoluto), sino que les felicita y refuerza esa conducta que considera totalmente positiva para los hijos.

A veces, en cambio, es al revés: es ella la que lo recomienda a aquellos padres que no lo hacen. Ella misma “lo receta” como terapia. Se lo dice a los padres de niños que por lo que sea lo han o lo están pasando muy mal. Niños adoptados con un pasado de abusos, maltratos o soledad, niños que llegan a un nuevo ambiente y se sienten desconfiados y desubicados, niños que tienen carencias de afecto y necesitan mucha confianza y autoestima:

Cuando vienen niños y niñas que han sufrido o presenciado violencia, como es el caso de muchos niños adoptados, que presentan trastornos de conducta o del vínculo, soy yo la que lo receta: dormid con ellos. El colecho es una maravillosa herramienta terapéutica: los niños que han sufrido violencia suelen mejorar más rápidamente si duermen con la madre, o con el padre, o con hermanos… (Siempre claro está que no sean los padres ni las madres los violentos). El colecho suele producir mejorías rápidas en esos casos y los niños recuperan la confianza bastante más rápido de lo previsible.

Y eso no es todo. Cuando los padres se separan de sus hijos por alguna razón, cuando empiezan a verse menos por el día, o varios días, “la receta” mágica es la misma:

Y si hablamos de un bebé de pocos meses cuya madre se va a reincorporar al trabajo y pregunta preocupada cómo minimizar los efectos de separarse de su bebé unas cuantas horas, la receta es la misma: duerme con tu bebé.

Así que concluyendo, que cada padre y madre haga en su casa lo que considere mejor, porque las noches en sus casas son sus noches, y de nadie más. Pero si tienen algún remordimiento por dormir con sus hijos, que se lo quiten de la cabeza pero ya, porque no solo no están haciendo nada malo, sino que están ayudándoles a tener, quizás, más confianza y autoestima.

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 60 cursos y seminarios, un grupo de apoyo, y la asistencia de 10 profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

0 comentarios en "Por qué la psiquiatra Ibone Olza receta a los niños que sus padres duerman con ellos"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube