Desarrollo del vínculo con el padre: ¿Cómo puedo apoyar a la mamá y desarrollar el vínculo con mi bebé?

La presencia, el contacto afectivo y el respeto: claves para crear un vínculo sano con tu bebé

Artículo publicado el 18 Feb 2021 - Este artículo ha sido revisado y actualizado con fecha 25 noviembre, 2021

Los modelos de paternidad más tradicionales se están quedando cada vez más desfasados, pues son de padres ausentes y/o autoritarios, por lo general.

Por otro lado, casi toda la información disponible se dirige hacia la madre, tanto en los cuidados durante el embarazo como en la crianza, provocando un sentimiento de exclusión desconcertante en los padres. Lo único que les queda es tratar de imitar a la madre, pero esto no puede salir bien, ya que biológicamente somos diferentes. Y esto crea frustración e inseguridad.

Por supuesto que los padres cada vez más se preocupan e interesan por el bienestar de sus hijos e hijas, no solamente en temas como la alimentación o la higiene, también necesitan información dirigida a ellos sobre cómo establecer un vínculo seguro con sus bebés.

Modelos de paternidad

A partir de los años 70 empieza a surgir, muy poco a poco, una nueva imagen paterna. La mujer se incorpora al mundo laboral, y la pareja empieza a compartir las tareas del hogar y crianza de los hijos. Hasta entonces, durante mucho tiempo, la figura del padre estaba prácticamente relegada a ser el sustento económico de la familia e imponer obediencia y rectitud.

Sin embargo, la falta de modelos dificulta la tarea de ese nuevo padre amoroso más presente e implicado, llevándolo incluso, en ocasiones, a rechazar por completo la noción de autoridad y a convertirse en el «colega» de sus hijos e hijas, y esto tampoco ayuda a crear un vínculo sano.

 

 

Pero cada vez son más las investigaciones que se centran en el papel del padre en la crianza, valorando muy positivamente el plano afectivo. De hecho, los niños y las niñas que crecen con un padre ausente tienen más probabilidad de desarrollar problemas de conducta, abuso de sustancias tóxicas, mayor ansiedad, malos resultados escolares…

Por razones biológicas, el papel de las madres en la crianza de los hijos es fundamental y prácticamente insustituible. Además de por el importante período de gestación, la mujer ha sido educada para fomentar una mayor predisposición a atender a sus criaturas, y estas a relacionarse con su madre: conocen su olor, su sabor, su tono de voz…

Pero potencialmente, con con los cambios sociales, los padres pueden tener la misma capacidad que las madres para cuidar a sus hijos. Misma capacidad, pero diferentes enfoques, o desde distintos orígenes; por eso se complementan: padres y madres desempeñan papeles únicos.

 

Descubre cuál es la herencia con la que llegamos a la paternidad y cómo podemos ser padres más conscientes y comprometidos en el Seminario Online «El papel del padre en la crianza»

 

La importancia del padre en el embarazo

Las reacciones del padre al embarazo, y sus vivencias, necesariamente son diferentes a las de la madre. Ella empieza a generar un vínculo con su bebé desde que sabe que está embarazada, el padre puede tardar un poco más.

Hay padres que parecen meros espectadores, observan y esperan sin intervenir mucho en el proceso de embarazo, pero no significa que no estén contentos. Otros son más reactivos, se interesan por la gestación, compartiéndola de forma activa. E incluso algunos toman la iniciativa, convirtiéndose en coprotagonistas, tanto a través de la acción como de las emociones.

 

 

De hecho, durante el embarazo también se alteran las hormonas en el hombre. Se disminuye la testosterona a nivel sérico, y aumenta la prolactina, afectando a la sensibilidad emocional; y el cortisol, que les mantiene en alerta para concentrarse tanto en el parto como en la atención al bebé.

Y el vínculo con el bebé ya puede empezar a desarrollarse desde entonces. Será necesaria una implicación activa del padre en todo lo referente a la gestación, sin olvidar las necesidades de su compañera. Informarse de todo lo relacionado con el embarazo y el parto, ser parte activa. Y, por supuesto, relacionarse con su bebé desde el primer momento, así él también se sentirá más conectado con su cría cuando nazca.

Apoyar a la mamá en todo lo que necesite

A pesar de esto, el enamoramiento instantáneo que suelen tener muchas mujeres con sus bebés nada más nacer, puede costarle un poco más a algunos padres. Ellos se enamoran con el roce. Y uno de los primeros pasos para esto, es la maravillosa experiencia del piel con piel. Aunque la madre suele ser la principal figura para practicarlo, el padre también puede practicarlo y es recomendable para ambos (papá y bebé) compartir esos momentos.

 

 

En ocasiones, podemos errar pensando que para establecer un vínculo con el bebé el padre debe compartir al 50% los cuidados del recién nacido, porque lo más importante es respetar las necesidades del bebé. Al principio es probable que su madre sea su centro, pero eso no debe hacer que el padre se desentienda por completo del bebé. Al contrario, hay muchas cosas en las que puede participar y que van a favorecer un desarrollo óptimo.

Encargarse en mayor medida de las labores del hogar, gestionar las visitas, dedicarle más tiempo a los hijos mayores si los hay, cooperar con el descanso de la madre, apoyar la lactancia, al igual que sostenerla y apoyarla emocionalmente durante el postparto… Y, evidentemente, no convertirse en «otro bebé». Si mamá está bien, el recién nacido estará bien.

 

vínculo padre

 

Y, por supuesto, también hay muchos momentos para el contacto afectivo con el recién nacido: el baño, los cambios de pañal y de ropa, vigilar su sueño si es necesario… Esos momentos papá-bebé irán aumentando, poco a poco, y sin forzar. La madre, por su parte, también debe saber delegar y confiar en todas las posibilidades de su pareja, aunque no lo haga todo exactamente de la misma manera en la que lo haría ella (sin ser algo totalmente contrario).

Hay más de una figura de referencia

En 1998, John Bowlby desarrolló la Teoría del Apego, estableciendo que todos, al ser seres sociales, tenemos relaciones de apego con nuestras figuras de referencia. Pero este apego no siempre tiene las mismas implicaciones, ya que dependiendo de cómo reaccionemos a las necesidades de los bebés, estos aprenderán qué deben esperar de estas figuras y, por lo tanto, qué deben esperar del mundo.

Así, un apego seguro se traduciría en: «sé que no estoy solo, que soy querido y valorado, se atienden mis necesidades vitales (recordemos que el afecto lo es), el entorno es amigable, no tengo que temer y estaré preparado para relacionarme de manera equilibrada, empática y autónoma».

 

Crea un vínculo fuerte y sano con tu bebé que favorezca su desarrollo y vuestra unión con el Seminario Online «El desarrollo del vínculo afectivo»

 

Y para sentirnos protegidos y cuidados, es necesario el contacto sensorial. Y vale que papá no tiene tetas para alimentarle, ni huele como mamá, y quizás le cueste más ser empático con el llanto del bebé o aprender qué dice cuando llora… Pero tiene voz para dedicarle palabras dulces con las que enseñarle el mundo, tiene manos para acariciarle y sostenerle, y tiene un pecho en el que cobijarle. Y en esto ganan los dos: tanto el hijo que aprende a percibir al padre, como el padre que percibe al hijo. Bien a través de manifestaciones físicas de cariño, como a través de la comunicación auditiva.

 

 

Alrededor del segundo o tercer mes de vida, los bebés son capaces de mostrar preferencia por su padre, además de su madre, al que conoce gracias a la exposición repetida. Y sobre los seis u ocho meses, ya han desarrollado relaciones de apego, prácticamente por igual con la madre y con el padre: pero para eso papá debe estar presente.

Aunque es lógico que, todavía, exista cierta preferencia por la madre, sobre todo para calmar la angustia, estamos en buen camino para que sobre los 24 meses esta preferencia desaparezca. Pero para eso, antes papá ha tenido que saber estar presente y corresponsabilizarse de la crianza de su cría.

Ahora es tu momento, papá

Aunque durante los primeros meses y años de vida mamá puede ser su principal figura de referencia, a partir de los dos o tres años se separan más físicamente de mamá, las emociones se convierten en las protagonistas de su día a día ya que empieza a comprenderlas, aprecian (y defienden) su individualidad y autonomía, y se interesan por hacer nuevos lazos y estrechar otros que han ido desarrollando. Ahí es cuando el papá, si ha estado bien cerquita durante todo este tiempo, cobra especial relevancia.

 

Escuela infantil

 

Mamá poco a poco deja de ser la preferida en muchas circunstancias y papá se abre paso. Quizás porque es un momento del desarrollo en el que el juego es fundamental, y ahí por lo general papá tiene mucho que ofrecerle. Ojo, que no nos referimos a: «con papá juego que es lo divertido, y con mamá todo el rollo de lo demás». Lo ideal es que interaccionen con ambos en una gran variedad de contextos: alimentación, higiene, disciplina, cuidados básicos, límites, el sueño (cumplir con los rituales de irse a la cama)… y también el juego.

En la familia, es de gran utilidad reconocer los puntos fuertes de cada miembro y fomentarlos. Aunque no necesariamente en todas las familias con un papá y una mamá los roles son como mencionan las publicaciones que apuestan por la figura paterna como preferente a la hora del juego y las actividades. Además, debe ser un juego estimulante, sensible e interactivo. Esto les aportará un vínculo seguro, y será significativo para su desarrollo, tanto para su autoconcepto como en las relaciones con los demás. Así que, no sería «simplemente» jugar.

 

 

Con presencia y paciencia, lo habitual es que los peques disminuyan la dependencia de mamá, y esto es gratamente positivo también. Ya que en algún momento (por desgracia, habitualmente se intenta demasiado pronto) es necesario y sano romper ese cordón umbilical, para que no se eternice. Y contar con otras opciones de referencia lo hace mucho más fácil y saludable emocionalmente.

Maneras de desarrollar el vínculo con tu bebé

A modo de resumen, mencionando a la doctora en psicología, Alicia Oiberman, la paternalización se caracteriza por estos factores:

  • Compromiso del padre en el proceso del embarazo, parto y puerperio.
  • Satisfacción en la relación de pareja.
  • Influencia de las experiencias infantiles con su propio padre.
  • Un rol masculino no estereotipado, que le permita participar de los cuidados del bebé, sin entrar en conflicto con su virilidad.

¿Ejemplos concretos además de lo dicho anteriormente? Pues mucho diálogo también, hacer un esfuerzo por escucharles activamente y contarles cosas sobre vosotros también, y siempre mostrar gestos de cariño. Parece una obviedad, pero en realidad no lo es. Podemos ser más o menos cariñosos, eso va con cada persona, pero no debemos privarles de unas muestras de afecto mínimas, incluso aunque a veces nos cueste (llegamos cansados y estresados a casa, nos sentimos agobiados porque llegamos tarde al trabajo, etc.).

 

Descubre los sentimientos, pensamientos y vivencias que suceden cuando somos padres, en el Seminario Online «Lo que los hombres sentimos al ser padres»

 

Las muestras de cariño deben ser para con los hijos e hijas, pero también con mamá. Es el espejo más cercano en el que se van a reflejar, si sus padres hablan abiertamente de sus sentimientos, expresan sus emociones, dialogan constantemente y cara a cara, se respetan y demuestran su amor con gestos y caricias; además de aprender a relacionarse con las demás personas de este modo, les va a aportar seguridad y confianza. Los niños y las niñas tienden más a imitar modelos que proporcionan afecto y cuidado físico, con ellos y con quienes les rodean.

De este modo, también van a saber que pueden confiar en su padre. Ser una fuente de bienestar y seguridad desde incluso antes de nacer, de manera predecible y consistente, respondiendo de forma inmediata y apropiada a las señales del bebé, hará que ese niño o niña desarrolle un apego seguro y confíe en su padre como apoyo en los momentos difíciles. Y todo esto es perfectamente compatible, e incluso se complementa, con los cuidados y el papel de la mamá y con respetar las necesidades del bebé en cada etapa.

 

 

La verdad es que desde Criar con Sentido Común nos dirigimos muchas más veces a las madres… pero también porque en proporción son las que más se interesan y responden. Pero cada vez son más padres los que se suman a la crianza respetuosa y consciente. En la Tribu CSC hay varios papás que participan activamente y sabemos que, «en la sombra», muchos otros están al día de todo lo que compartimos. ¡Os esperamos!

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Criar con respeto?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Criar con respeto y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Desarrollo del vínculo con el padre: ¿Cómo puedo apoyar a la mamá y desarrollar el vínculo con mi bebé?"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Oferta Black Friday
    40% de Descuento
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube