Los hombres también sufren cambios hormonales y físicos en el embarazo

Ciertos estudios afirman que los hombres pueden sufrir cambios hormonales y físicos junto a la madre durante el embarazo

Un estudio llevado a cabo en la Universidad de Michigan en EEUU, reveló que los hombres pueden experimentar cambios hormonales durante el embarazo de sus parejas.

Los hombres también sufren cambios hormonales en el embarazo

No, no es broma. El estudio americano que ha observado estos cambios que se producen en los hombres que van a ser padres, fue publicado en la revista American Journal of Human Biology y en él participaron 29 hombres entre 18 y 45 años que iban a ser padres por primera vez.

 

 

En el estudio realizado en 2014, se analizó la saliva de los futuros papás durante las semanas 12, 20 26 y 28 de gestación de sus parejas. Para la investigación se analizaron cuatro hormonas diferentes. Cortisol, progesterona, testosterona y estradiol; siendo estas dos últimas las que mostraron fluctuaciones durante el embarazo de sus parejas según este estudio.

Otro estudio realizado en 2001 entra en controversia con este, pues afirmó que sí existen cambios también en el cortisol. Mediante las muestras tomadas a los 13 hombres que participaron, mostraron bajadas en los niveles de cortisol a excepción de la semana anterior al parto que de nuevo, se incrementaron.

Sea como sea, ambos estudios han puesto sobre la mesa que efectivamente el hombre sufre cambios incluso antes de que el bebé nazca. Los científicos no saben el porqué de esta alteración hormonal. Valoran que pueda tener una conexión con el cambio psicológico que se produce en los hombres cuando saben que van a ser padres.

 

Descubre los sentimientos, pensamientos y vivencias que suceden cuando somos padres, en el Seminario Online «Lo que los hombres sentimos al ser padres»

 

Las hormonas en cuestión: la testosterona y el estradiol

Mientras el cortisol y la progesterona no mostraron ningún cambio, la testosterona y el estradiol sí arrojaron cambios significativos. Si nos atenemos a la función de cada una de ellas, y teniendo en cuenta que ambas experimentaron un descenso, podríamos aventurarnos a explicarlo así:

  • Testosterona: Ostenta una relación con la agresividad  y la atención paternal. El estudio valora que podría preparar al hombre para los cuidados que su futuro hijo va a necesitar.
  • Estradiol: El estradiol es una variante del estrógeno y es una de las hormonas que entran en juego en la lívido masculina. Relacionado también con los lazos afectivos y los cuidados de las personas de nuestro círculo familiar, podría explicar que su deseo sexual se viera reducido durante la gestación de la madre.

 

 

Robin Edelstein, profesora de la Universidad de Michigan en el Departamento de psicología y principal autora del estudio, afirmó:

«Todavía no sabemos exactamente por qué las hormonas de los hombres cambian. Podrían tener relación con los cambios psicológicos que experimentan los hombres que se preparan para ser padres, los cambios en sus relaciones de pareja, o incluso los cambios físicos que experimentan junto con sus parejas embarazadas»

Es cierto, no obstante, que al estudio le falta un contraste con una muestra de hombres que no estén esperando un bebé (lo que se denomina un «grupo de control»). Por ello, actualmente no se puede descartar completamente que los cambios puedan deberse a la edad y el paso del tiempo.

El síndrome de Couvade

Compartiendo la misma idea de empatía en la gestación estaría el síndrome de Couvade. Este es un curioso fenómeno por el cual el hombre siente una serie de condiciones físicas durante el embarazo de su pareja como náuseas, cambios de humor, calambres, agotamiento, antojos, hinchazón e incluso (y esto es lo más increíble) dolores de parto.

 

 

En EEUU se han realizado estudios en torno a este fenómeno de los cuales se estimó que entre el 25% y el 52% de los hombres sufren molestias durante el embarazo de sus parejas femeninas. En Suecia, donde también se han realizado estudios al respecto, se estima que el porcentaje es de un 20%, y de un 61% en Tailandia.

El estudio al respecto del síndrome de Couvade más completo que se ha realizado hasta el momento se llevó a cabo en Reino Unido por el profesor Arthur Brennan en la Universidad de San Jorge (Londres). Ha sido el que más ha contribuido a aclarar de qué se trata exactamente este curioso síndrome.

Para realizarlo se hizo un seguimiento a 282 futuros papás encuadrados en edades entre los 18 y los 55 años. En este caso, además, sí existió un grupo de control de 282 padres que no estaban esperando un hijo. Todos los futuros papás que participaron en el estudio experimentaron síntomas compatibles con un embarazo y algunos de ellos, afirmaron haber sentido dolores de parto cuando la madre estaba dando a luz.

 

 

Sobre este «embarazo por empatía» el profesor Arthur Brennan concluye:

«No existe un diagnóstico médico certero sobre porqué ocurre el síndrome de Couvade, pero es muy real y puede ser muy angustioso para los hombres que lo experimentan. Debería recibir mayor atención por parte de los profesionales de la salud; con demasiada frecuencia los hombres se sienten marginados durante el embarazo de sus parejas«.

Hombres y embarazo: empatía y una forma de decir «estoy aquí»

Tanto si hablamos de los cambios hormonales, como si lo hacemos del síndrome de Couvade, es evidente que no existen teorías que puedan explicar de una forma certera por qué ocurren. En lo que sí han coincidido numerosos psicólogos sobre ambas circunstancias, es que su explicación podría estar relacionada con un exceso de empatía con la madre.

Es decir, una especie de imitación que se realiza de forma inconsciente y que lleva al cuerpo a somatizarlo en forma de cambios hormonales o manifestaciones físicas.

 

 

Máximo Peña, psicólogo perinatal, expone que estos fenómenos pueden ser una forma de que el padre exprese a su pareja «no estás sola, estoy aquí contigo». Concretamente afirma:

«Pocas experiencias pueden ser más transformadoras para las mujeres como el embarazo y el parto. La respuesta inconsciente de algunos hombres, para no ser desplazados del lugar que ocupaban, podría ser imitarlas en sus síntomas. Una manera de decir ‘yo sigo aquí».

Por último, Peña también expone que:

«Un futuro papá puede sentir felicidad, entusiasmo y orgullo; o verse abrumado por la inseguridad, el miedo, las preocupaciones y la renuencia; o ambos escenarios a la vez. Y que esta situación afectiva produzca síntomas físicos, aunque sea poco común, no debe extrañar a nadie».

 

 

Armando Bastida, fundador de Criar con Sentido Común, CEO de la Tribu CSC y enfermero de pediatría, expone que los cambios hormonales y físicos que el hombre experimenta a lo largo de la gestación podrían tener también su razón de ser en una implicación cada vez mayor en el embarazo y el proceso de ser padres incluso antes de nacer su bebé:

«Cada vez son más los padres que se involucran en el proceso de gestación de sus parejas y que reflejan la ilusión de traer al mundo a su bebé. Están cada vez más sensibilizados y por ello, experimentan una empatía que les hace implicarse, estando presentes en el proceso desde una paternidad consciente incluso antes de ser padres»

Las neuronas espejo

Sobre estos cambios físicos y hormonales podrían estar actuando también las denominadas neuronas espejo o neuronas especulares. Estas neuronas fueron descubiertas por el neurobiólogo Giacomo Rizzolatti en 1996. Son las células nerviosas de nuestro cerebro encargadas de imitar las acciones que inconscientemente llaman nuestra atención.

 

Un macaco recién nacido imita a una persona que saca la lengua
Fuente: Public Library of Science journal PLOS

 

Precisamente se llaman neuronas espejo, porque le permiten al cerebro reflejar y reproducir la información que recibe del exterior como el efecto de un espejo. Gracias a estas neuronas podríamos sentir, tanto a nivel físico como emocional, a través de la observación de otras personas. Como cuando nos emocionamos con una película.

Están, además, muy relacionadas con la empatía y la imitación de comportamientos sociales. Por esta razón, es posible que estén implicadas en lo que los hombres sienten cuando observan a sus parejas durante el proceso de gestación.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Proceso de gestación?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Proceso de gestación y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Los hombres también sufren cambios hormonales y físicos en el embarazo"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube