«Vamos a ser padres»: la empatía con la pareja

El apoyo y la empatía de la pareja son básicos durante el embarazo y la crianza del bebé

Positiva. La prueba es positiva. Y un millón de sensaciones inunda a la futura madre. Inmediatamente se toca la tripa y sonríe. No puede dejar de sonreír y se pregunta cómo será. Cómo cambiará su cuerpo y qué sentirá cuando salga de él y lo tenga en brazos. Entonces mira a su pareja, que también sonríe. ¿Cómo se sentirá ella? ¿En qué momento es consciente de ello? No va a notar ningún cambio físico ni lo sentirá dentro de su cuerpo. ¿Cómo es ese proceso? ¿Somos capaces de ponernos en su lugar? La empatía con la pareja es básica para comprender cómo se siente el otro y dejarle su espacio cuando llega el bebé, para que estreche los lazos y la crianza sea conjunta, positiva y con mucho amor.

Cómo vive cada parte la noticia del embarazo

«Eres consciente de que va a haber un cambio desde el momento en que empiezas a buscar al bebé. La paternidad no es física pero genera la misma incertidumbre y dudas. ¿Seré buen padre?». Como explica Pablo, el padre de 3 preciosas niñas. La noticia de un embarazo genera felicidad pero también provoca vértigo. A partes iguales.

Sin embargo, la madre comienza a analizar cada sensación física, a imaginar cómo será su bebé, cómo cambiará su cuerpo. La pareja no tiene esa constancia física, pero sí necesita su proceso de reflexión para asimilar que a partir de ahora asume una gran responsabilidad: criar a un niño.

 

 

Y en medio de esa reflexión, llega la noticia al ámbito familiar y al entorno. Y todo son felicitaciones, pero también otras dudas: ¿qué se espera de mí? ¿cuál va a ser mi papel? ¿seré cómo mi padre? Y ahí puede llegar el abismo. Hay muchas personas a las que la presión les puede llevar a sentir verdadero miedo y si nos falta empatía ese miedo puede convertirse en auténtico terror.

La empatía con la pareja durante el embarazo

«Yo no era el que vomitaba pero lo pasaba mal. Sin embargo, recuerdo sobre todo las partes buenas. La primera ecografía, escuchar su corazón. Sentí alegría y felicidad. Mi papel era el de acompañante«, recuerda Pablo. Efectivamente, los cambios físicos y mentales que sufrimos las madres durante el embarazo son muchos, y necesitamos el apoyo de nuestra pareja y de nuestro entorno.

Son momentos únicos que estrechan la intimidad entre ambos y que ayudan a asimilar que los primeros cambios no son más que el inicio de un camino con curvas. Se toman muchas decisiones que van desde el nombre a algo tan básico como la habitación del bebé.

 

 

Por lo general, se ha estudiado en profundidad cómo es el embarazo y los cambios que produce. Pero el cerebro masculino también cambia durante el embarazo. Comienza a producir menos testorena y más prolactina. Lo analiza, por ejemplo, la psiquiatra estadounidense Louann Brizendine en su libro «El cerebro masculino», donde señala que ese aumento de prolactina favorece el desarrollo de una especie de instinto que agudiza los oídos (para oír el llanto del bebé) y provoca un descenso del apetito sexual (que vuelve tras el parto).

La empatía puede ser tal que desarrolle un «embarazo empático» o el síndrome de Couvade, que básicamente consiste en que la pareja (o alguien del entorno) experimente síntomas del embarazo como aumento de peso, naúseas y mareos o rechazo a ciertas comidas. En algunos casos puede experimentar celos o temores por la llegada del hijo.

 

 

En este experimento de Huggies, podemos observar cómo un grupo de futuros papás se emociona al poder experimentar las patadas y movimientos de su bebé con una tripa artificial conectada a la barriga de la futura mamá.

 

La llegada del bebé y la corresponsabilidad en su crianza

«Cuando nació mi primera hija, mi sensación no fue la de sentirme desplazado cuando nació el bebé, pero sí cambió mi relación de pareja. De pronto ya no éramos dos, sino tres y no estás acostumbrado a compartirla con nadie», comenta Pablo. Llega el día y nace el bebé. La pareja se convierte imprescindible en el parto (al menos en mi caso). En un momento tan extremo necesitas su mano, su complicidad, sus ánimos y su cercanía.

Y una vez tienes al pequeño sobre tu pecho y os mirais por primera vez (aunque los pobres no vean bien aún), y sientes su calor… Pluf, todo lo que has pasado desaparece. Miras a tu compañero y sonríes y lloras, pero ya no hay otra cosa más importante que la pequeña calidez que tienes sobre ti.

Luego, a la habitación el hospital llegan la familia, los amigos… y la otra persona desaparece más aún. Le felicitan, pero el centro de atención es el bebé y la madre. Puede ser que con orgullo sea el primero en cambiarle el pañal al bebé. Pero ese hito pasará totalmente desapercibido.

 

 

Una vez en casa, sobre todo con el primer hijo, efectivamente la cotidianidad cambia. Para empezar, por una cuestión numérica. Pero no es lo único: se pierde espacio de pareja, se discute por cómo hacer las cosas, estamos más cansados, dormimos menos y eso se traslada al estado de ánimo de cada adulto y, por consiguiente, empiezan las discusiones y lo que antes te hacía gracia de tu pareja, ahora te molesta irremediablemente.

Por eso es tan importante cultivar la empatía con la pareja. No ha de ser unidireccional. Si queremos cuidar nuestra relación, también hemos de saber ponernos en el lugar del otro. Porque a partir de la llegada del bebé se esperan muchas cosas de la pareja, pero la información y la atención se centran en la madre y el bebé. Y hay quien interioriza ese papel secundario sin problemas, asumiendo que el bebé necesita por encima de todo a su madre. Y los hay que se acomodan en ese segundo plano, y empiezan a «pasar» directamente de la labor.

El apoyo en la lactancia

Ya ha quedado claro que los bebés necesitan a sus madres, entre otras cosas, porque de ellas depende su alimentación. Pero esa disponibilidad de la madre a cualquier hora para que el bebé tome el pecho, no significa que la pareja no pueda realizar otras tareas importantes: cambiarle, acunarle, el baño…

Todas son actividades que refuerzan los lazos con el otro progenitor. La antropóloga evolutiva Anna Machin (Universidad Oxford) en su libro La vida de papá: la creación de un padre moderno, señala cómo es fundamental esa interacción para crear una conexión fuerte entre ambos.

 

Descubre las claves de la paternidad en el siglo XXI para saber cómo ser un padre consciente y presente con el Seminario Online «Lo que los hombres sentimos al ser padres» 

 

Y hay que tener paciencia y ser muy conscientes de que si para nosotras todo es nuevo, para ellos también. Un error muy común es dejarnos llevar por esa sensación de que como somos la madre tenemos instinto y todo lo haremos mejor. De modo que nos dejamos llevar por la falta de confianza en la pareja y pensamos que cualquier tarea con el bebé la va a hacer peor que nosotras.

Es importante, en este punto, comunicarnos y tener confianza porque si para nosotras el bebé es lo más importante del mundo, para ellos también. Y lo cuidarán con tanto amor y delicadeza como nosotras. Si dejamos que se involucren desde el primer momento y evitamos la crítica continua, se reforzarán nuestros lazos como pareja. ¡Y dormiremos mejor y más felices!

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Proceso de gestación?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Proceso de gestación y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 18 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en ""Vamos a ser padres": la empatía con la pareja"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share via
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube