• ACCEDER
  • No hay productos en el carrito.

La trágica muerte de un bebé que dormía con sus padres que tan mal te explica la prensa

El colecho seguro no es peligroso

No es la primera ni será la última vez (estoy seguro) que veo en la prensa una noticia que habla de la muerte de un bebé en la cama de los padres y advierte de lo peligroso que puede llegar a ser.

Sucedió hace unas semanas en Reino Unido y es ahora cuando la noticia se está dando a conocer en todo el mundo, advirtiendo de que si los padres duermen en la misma cama que su bebé pueden sufrir una tragedia como la de esta familia, que ahora mismo lamenta la muerte de su bebé de cuatro semanas de vida.

¿Pero qué ha pasado?

Según The Sun (y en castellano podemos leerlo en Diario de Avisos), la pareja formada por Keeley Makin y Nicky Marsh solían poner a dormir a su bebé Archie en su moisés, en su habitación, cada noche y después de cada toma.

Esa noche no sucedió así. Ambos se quedaron dormidos con el bebé en la cama tras una toma que hizo el bebé hacia las 01:30 y al despertar por la mañana se dieron cuenta de que no respiraba. Llamaron a Emergencias, intentaron reanimarlo, pero ya en el hospital confirmaron la muerte, definiéndola como caso de Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante (SMSL).

Al hacer la autopsia detectaron que el bebé tenía varias costillas rotas; la hipótesis sugiere que de algún modo quedó “aprisionado”, y de ahí las lesiones.

 

 

Cuando fueron a declarar al tribunal el forense les informó de que dormir con los bebés es sumamente peligroso y que se aconseja no hacerlo para evitar estos riesgos. Y todos asumieron que fue un fatal accidente.

Era una familia perfecta

Tanto en The Sun como en Diario de Avisos recalcan una y otra vez (hasta en cinco ocasiones en el medio inglés y cuatro en el español) que se trataba de una familia perfecta: unos padres perfectos en un hogar perfecto.

No acabo de comprender qué quieren decir al lector con esta afirmación tan reiterada, pero parece que nos quieren convencer de que no era su intención hacer daño al bebé, que fue un accidente y que la culpa, por lo tanto, es de dormir con el bebé (una familia cariñosa y perfecta que ignoraban el riesgo de dormir con su hijo).

Al parecer, al investigar el caso, vieron que era el cuarto hijo de la pareja, y al observar el domicilio se dieron cuenta de que no había nada que pudiera generar preocupación. Había en la casa juguetes y fotografías por todas partes, un hogar lleno de amor y unos padres atentos y cariñosos. Según dicen, podría describirse como el hogar perfecto para educar a unos niños.

Sin embargo, algo no cuadra

Para empezar, no cuadra la causa de la muerte: no puede decirse que ese bebé murió a las cuatro semanas de vida de muerte súbita porque tenía varias costillas rotas. Es un caso de aplastamiento y no es habitual que algo así suceda y los padres no se den cuenta, y menos si es tu cuarto hijo.

Dicen las recomendaciones oficiales que en padres recientes el colecho es una opción si la madre del bebé hace de barrera entre el bebé y el padre, porque la madre sí es consciente de que el bebé está junto a ella en la cama (de hecho, de forma natural y sin que nadie le diga que tiene que hacerlo así, una madre se pone en forma de ‘C’ para proteger al bebé envolviéndolo con su cuerpo).

 

 

El padre, en cambio, no es consciente de ello hasta que pasa un tiempo y por eso “mamá tiene que hacer de barrera”. ¿Hasta cuándo? Pues hasta que el padre empieza a ser consciente también de ello y es capaz de dormir moviéndose menos y protegiendo también a su bebé.

Si era el cuarto hijo de la pareja seguro que ambos habían dormido en muchas ocasiones con alguno de sus hijos, y suena raro, muy raro, que llegaran a aplastarlo del modo en que explican.

Dicho de otro modo: falta información.

El problema no es el colecho

Por otra parte, igual que cuando alguien muere por no llevar el cinturón en el coche no se dice que la culpa es de que iba en coche, sino de ir sin cinturón, si finalmente todo sucedió de ese modo, el problema no es el colecho, el compartir cama con tu bebé, sino el hacerlo sin ser consciente de que para dormir con un bebé tienes que hacerlo de manera segura.

Como ya comenté en otra entrada, la mayoría de casos de muerte en la cama de los padres sucede en poblaciones pobres o marginadas, donde las familias tienen poco acceso a información relacionada con su salud. Asimismo, en poblaciones más pudientes, con tasas elevadas de colecho, los índices de muerte súbita son de los más bajos del mundo (por lo que el riesgo no es dormir con el bebé en la cama, sino dormir con el bebé en la cama y hacerlo de manera insegura).

En el caso que nos ocupa cuentan que el bebé tomaba biberón, así que entiendo que la persona que se lo dio decidió dejar al bebé en la cama entre los dos de manera consciente (el bebé se acaba el biberón, dejas el bibe vacío en la mesita y en vez de pasar al bebé a su moisés lo dejas en la cama).

Si papá no iba a ser consciente de su presencia, mamá debería haberse puesto entre ambos (o él debía haberse ido a dormir a otro sitio), y si pudo suceder cualquier otra cosa como que el padre hubiera consumido alcohol o alguna otra droga el colecho habría estado totalmente contraindicado.

Pero es imposible saberlo porque, como digo, faltan datos, y quienes nos los ofrecen no dejan de decir que son una familia perfecta.

¿Y cómo tiene que ser el colecho para que sea seguro?

Tal y como dice UNICEF en su último informe sobre el sueño compartido, la recomendación de dormir o no con el bebé debe ser individualizada.

No se puede decir a todas las parejas que dormir con su bebé es seguro, porque no todas las parejas son capaces de conseguir evitar los riesgos que puede suponer dormir en una cama compartida.

 

 

Pero tampoco se puede decir a todas las parejas que el colecho es inseguro porque si todo queda en “el colecho es peligroso, no lo hagas”, las parejas se quedan sin la información de cómo dormir con un bebé de manera segura, y acaban haciendo cosas mucho más peligrosas: como dormir con el bebé en un sofá (multiplica el riesgo de muerte súbita) o incluso dormir con el bebé en el sofá siendo fumador/a, que aún lo hace más peligroso.

En cualquier caso, lo que se recomienda entonces es que se estudien todos los factores de riesgo y los padres actúen en consecuencia, siendo las recomendaciones:

  • Que no duerma con el bebé nadie que fume.
  • Que nadie fume en la habitación donde duerme el bebé.
  • Que no duerma con el bebé ningún adulto que esté bajo los efectos del alcohol o de otras sustancias o medicamentos que dificulten el que puedan atender al bebé en caso necesario.
  • Que si el bebé es prematuro o de bajo peso no comparta la cama con los padres en las primeras semanas de vida.
  • Que no se duerma con el bebé si no es amamantado: si un bebé pequeño no toma pecho se recomienda que duerma en una cuna colecho o en la cuna al lado de la cama de los padres, pues hay más probabilidad de que ambos progenitores le den la espalda al bebé.
  • Que duerman en un colchón firme y plano, con la sábana tirante, sin almohadas, cojines ni peluches alrededor, y sin ropa de cama blanda (tipo nórdico) que pueda cubrir su cabeza.
  • Que no haya huecos ni recovecos donde pueda quedar atrapado el bebé: se recomienda poner un colchón en medio de la habitación, directamente en el suelo.
  • Que no duerma con el bebé si tiene sobrepeso o gran tamaño: valorando el riesgo de que el bebé acabe rodando en la cama hasta el adulto, aumentando el riesgo de sofocación.
  • Que el bebé duerma boca arriba con la cabeza ladeada.
  • Que no duerman en la cama junto a hermanos más mayores ni mascotas.
  • Que no duerman con el bebé en una superficie que no sea la cama, como el sofá, un sillón, etc.

Por lo pronto, como ya he explicado, el bebé no era amamantado. Pero tampoco considero (personalmente) que este sea uno de los mayores riesgos; cada día duermen miles de mujeres con sus bebés no amamantados (y también hombres, que no amamantamos) y son muy conscientes de la presencia de su bebé. Me inclino por pensar que fue otro el factor que hizo que Archie falleciera… no olvidemos que estamos hablando de que tenía algunas costillas rotas.

Algo no nos están contando y, como digo, lo que la prensa está transmitiendo deja mucho que desear.

Actualización: el padre había bebido y con ellos dormía un hermano

Tras la publicación de este post hemos conseguido nuevos datos en Manchester Evening News, donde nos cuentan que el bebé estaba bastante resfriado y por eso lo pusieron a dormir en la cama de los padres donde ya había un hermano mayor. Además, el padre se había tomado un par de cervezas esa noche.

Parece ser que al despertarse el bebé de madrugada fue el padre quien lo atendió y quien le dio el biberón, y lo hizo en la cama, con el bebé tumbado, donde lo dejó tras tomarse el biberón (no sabemos si el padre estaba despierto cuando el bebé se lo acabó).

En ese momento quedaron ordenados en la cama mamá-hermano-padre-bebé. Esto sugiere que el padre se quedó dormido, porque el bebé quedó al borde de la cama, según cuenta la madre. Y quizás se quedó dormido encima de su hijo, que explicaría que tuviera alguna costilla rota.

O quizás el bebé se ahogo con la leche porque el padre se quedó dormido con el biberón en la mano, y las costillas se fracturaron al intentar reanimarlo.

Una vez más, repito: el problema no es dormir con tu bebé. El problema es hacerlo cuando lo estás poniendo en riesgo.

Foto de portada | The Sun

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 60 cursos y seminarios, un grupo de apoyo, y la asistencia de 10 profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

0 comentarios en "La trágica muerte de un bebé que dormía con sus padres que tan mal te explica la prensa"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube