• ACCEDER
  • No hay productos en el carrito.

El método Kassing: así es como tu bebé debe tomar los biberones

O cómo dar el biberón de forma más fisiológica

La forma fisiológica o natural de alimentarse de un bebé humano es del pecho de su madre. La succión del pecho es característica. Se requiere una musculatura determinada para llevarla a cabo, y la leche que ingiere el bebé fluye a una velocidad más o menos lenta.

Está demostrado que los bebés que se alimentan con biberón (ya sea con leche materna o con fórmula), suelen comer más de lo que necesitan. Por dos motivos principales: porque la velocidad de la leche que sale por el biberón es alta, y no les ‘da tiempo’ a identificar la saciedad, y porque en muchas ocasiones los cuidadores tenemos tendencia a insistir para que ‘se acabe todo’, porque sólo queda ‘un poquito más’.

Todo esto está relacionado con un mayor riesgo de obesidad en la edad adulta, y por eso, cuando alimentamos a nuestro hijo con biberón, porque así lo hemos decidido o debido a las circunstancias, lo ideal es hacerlo de la forma más parecida al pecho.

¿Qué es el método Kassing?

El método Kassing es la forma de administrar el alimento al bebé con biberón que más parecida es a la alimentación al pecho. Se dice que es la forma de dar el biberón que menos interfiere con la lactancia, y se opta por ella sobre todo cuando los biberones pretenden ser algo temporal.

Sin embargo, debería ser la forma en la que se administren todos los biberones, independientemente de cuál sea el objetivo final: lactancia artificial o lactancia materna.

¿En qué consiste el método Kassing?

El objetivo fundamental de este método es que el bebé no esté sobrealimentando, y que sea él mismo quien regule la cantidad de leche que quiere tomar en cada momento.

Para ello debemos:

  • Poner al bebé lo más vertical posible. Es decir, no ponerlo tumbado boca arriba, porque así la leche le cae por gravedad y de esta manera no hace ningún esfuerzo en obtener la leche. Además, cuando está totalmente tumbado hay más riesgo de atragantamientos, así como de infecciones de oído, ya que la leche puede entrar a través de la trompa de Eustaquio al oído medio.
  • Dar el biberón en horizontal, sin inclinarlo. Con el mismo objetivo, que sea el bebé quien saque la leche al succionar.
  • Antes de empezar la succión lo ideal es activar el reflejo de búsqueda. Es decir, no introducir el biberón en la boca del bebé directamente, sino darle con la tetina alrededor de la boca y las mejillas para que busque y ya sepa que va a empezar a comer.
  • Una vez que el bebé esté succionando debemos hacer pausas cada 15-20 succiones (retirando el biberón). De esta manera, le damos tiempo para que se dé cuenta de su saciedad. Habrá veces que al retirar el biberón el bebé se quede tranquilo. Entonces no debemos ofrecer más. Pero si sigue buscando, volvemos a empezar el ciclo.
  • Introducir la tetina lo máximo posible dentro de la boca del bebé, para que la tenga muy abierta, de forma similar a lo que lo haría si estuviera mamando del pecho.
  • Alternar el lado en cada toma. De esta forma simulamos que está tomando de los dos pechos y fomentamos su desarrollo visual por igual.

¿Y cuál es el mejor biberón para llevar a cabo este método?

Respecto a qué biberón usar, Armando Bastida habla de ello en este seminario que puedes comprar para ver en diferido: “Cómo alimentar al bebé con biberón”, que puedes ver gratis si formas parte de la comunidad “Criar con Sentido Común”.

Pero en resumen decirte que no te dejes engañar por las empresas de alimentación infantil y sus potentes campañas de marketing. No siempre el biberón más caro es el mejor.

Espero que te sean útiles estas recomendaciones, y te sirvan para darle el biberón a tu bebé de la forma más fisiológica posible.

Para acabar, te dejo con un vídeo que ilustra muy bien el método Kassing, publicado por LactApp:

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


Esto no es todo. Un Grupo de apoyo virtual y Seminarios Online gratuitos te están esperando si te unes a la Tribu "CSC"


Más Información

0 comentarios en "El método Kassing: así es como tu bebé debe tomar los biberones"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡[email protected]! Tenemos un regalo para ti

Te enviamos un webinar GRATIS

Apúntate a nuestra Newsletter y recibe en tu correo todos nuestros artículos, descuentos y novedades. Además, sólo por inscribirte, podrás acceder GRATIS al seminario “Alimentación Complementaria y BLW” impartido por Armando Bastida.

He leído y acepto la Política de privacidad de CSC. Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tu información personal se almacene en MailChimp y sea usada por Criar con sentido común con el propósito único de enviarte emails. Contáctanos para corregir, limitar, eliminar o acceder a tu información.He leído y acepto la Política de Privacidad.