¿Qué es el método BLW?

Con el BLW el bebé comienza a comer alimentos en estado sólido con sus manos, sin necesidad de triturarlos

El método BLW (Baby Led Weaning) o alimentación autorregulada por el bebé, consiste en alimentar al bebé combinando sólidos con la lactancia a partir de los 6 meses. Es decir: ofrecerle alimentos sólidos, y no triturados, en el momento de la introducción de la alimentación complementaria.

Es un método de alimentación complementaria característica de la crianza respetuosa, muy extendido desde hace décadas en Estados Unidos y que está teniendo una muy buena acogida en Europa en los últimos años. Consiste en que se permita que el bebé coma él solo alimentos en estado sólido desde el mismo comienzo de la introducción de alimentos en su dieta diaria.

Qué es la BLW o alimentación autorregulada

El Baby Led Weaning (BLW) podría traducirse como “alimentación complementaria autorregulada” o “alimentación complementaria a demanda”. Es una manera de incorporar los sólidos en la alimentación del bebé sin pasar por la fase de los triturados (purés y papillas), siendo el propio niño quien se alimenta por sí mismo usando las manos.

Como su nombre indica, es una alimentación complementaria, no sustituye a la lactancia materna (o leche de fórmula). Hasta los 12 meses, la alimentación complementaria es más un método para educar que para alimentar, ya que su principal fuente de alimento sigue siendo la leche materna (o de fórmula).

 

 

La BLW permite al bebé descubrir sabores, texturas, colores y olores en la comida; que favorece establecer una relación con la comida mucho más adecuada. También se permite al pequeño comer a su ritmo, respetando sus tiempos.

Otra gran ventaja de la BLW es que gracias a ella, se respeta y aprovecha el instinto y la tendencia natural de los niños a probar la misma comida ingieren los adultos, fomentando un buen hábito de consumo y una dieta equilibrada.

La BLW es un método de alimentación basado en la crianza respetuosa. Y se ha puesto de moda, sí. Pero también está respaldado por múltiples estudios como este de Reino Unido. Al respetar los ritmos de hambre y saciedad del bebé, también se evita que coma más de lo que necesita y se previene la obesidad infantil. Y al ofrecerle alimentos sanos y variados, se enseña al peque a comer equilibradamente.

 

 

Asimismo, la BLW ayuda a los bebés a desarrollar la coordinación ojo-mano y la masticación. También fomenta el desarrollo de los sentidos y educa en la autosuficiencia. Al regularse solo, el bebé aprende a tener el control, a tomar decisiones y a no depender de sus padres para alimentarse, favoreciendo así la adquisición de autonomía y el desarrollo de la propia personalidad.

También evita que los niños acepten solo la dieta triturada. Un mal frecuente en muchos niños pequeños es, que al comenzar su alimentación con purés, después les cuesta muchísimo admitir y gestionar sólidos. Evidentemente, todas estas ventajas también se terminan adquiriendo antes o después por parte de los niños que inician su dieta con purés, solo que la BLW permite (por así decirlo) adoptarlas de forma adecuada y natural desde el principio.

 

 

Por último, este método de alimentación mejora la dieta de toda la familia, ya que si se permite al bebé comer la misma comida que los mayores, la familia al completo adapta su dieta a comidas sanas y nutritivas, buenas tanto para el bebé como para ellos mismos.

¿Y por qué no dar las papillas de toda la vida?

Para empezar, las papillas no son un alimento ancestral en la dieta de los bebés, ¡ni mucho menos! Fue hace unas décadas cuando se puso de moda alimentar a los bebés con biberones. Aquello permitió que muchas mujeres salieran del entorno exclusivo del hogar para incorporarse al mercado laboral. En otras palabras: el biberón les otorgaba una mayor libertad, ya que este método permitía que cualquiera pudiera alimentar al bebé en ausencia de la madre.

 

 

En aquella época, la leche de fórmula no era más que leche de vaca rebajada con agua, por lo que al bebé le faltaban un montón de nutrientes. Esto provocaba que hacia los 3 o 4 meses se tuvieran que incluir en su dieta los alimentos complementarios de forma precipitada (de hecho, en la actualidad están desaconsejados hasta los 6 meses de edad). Y como a esa edad no podían comer por sí mismos, había que triturar los alimentos para hacerlos papilla y dárselos con cuchara.

La realidad es que los bebés NO necesitan papillas. Como tantas otras crías de mamífero, el bebé humano está preparado para ingerir alimentos en estado sólido hacia los 6 meses de vida. El bebé que toma un trozo de pan y se lo lleva a la boca está aprendiendo muchas cosas útiles como agarrar la comida, llevársela a la boca, distinguir sabores y texturas, masticar y tragar.

Pero los bebés que toman triturados comen mucho más…

Puede ser (aunque esto, como tantas otras cosas, depende mucho del bebé). Pero incluso aunque con la BLW al principio el bebé comerá muy poquito, estará bien alimentado porque, como hemos dicho, la alimentación complementaria del bebé hasta los 12 meses es más una cuestión educacional que nutricional.

 

 

El seguirá tomando una gran cantidad de leche materna (o su sustituta artificial) y por tanto tomará proteínas, calcio, vitamina B12… Poco a poco, se irá acostumbrando a cada vez más sabores y texturas, no se cansará tan rápido de masticar e irá desarrollando las habilidades necesarias para ingerir cada vez más alimentos sólidos por sí mismo.

En cambio, el bebé que toma 250 ml de puré de verduras a base de distraerlo, engañarlo y medio forzarlo, ha tomado pocas calorías, pocas proteínas, poco calcio, nada de B12, casi nada de grasa… Y no ha aprendido nada (salvo tal vez a odiar la comida). Y encima se queda tan lleno que no va a tomar leche en varias horas.

¿Y qué hago si se atraganta?

El mayor recelo de los padres ante el método de alimentación BLW es el que presenta el temor al atragantamiento. Ofrecer al bebé alimentos sin triturar, en trozos grandes, dejando que los coma él solo y aprenda a masticarlos aún sin dientes, causa a muchos padres un gran miedo a que el bebé se atragante.

 

 

En realidad, resulta muy improbable que esto suceda, sobre todo con la obligatoria supervisión de los padres. De cualquier forma, atragantarse no es lo mismo que ahogarse. Cuando empiezan a comer sólidos, es natural que los bebés se atraganten de vez en cuando, igual que cuando empiezan a caminar y se caen. Los bebés, como el resto de personas, tienen mecanismos de defensa innatos que actúan cuando esto sucede. Normalmente tosen o les dan arcadas. Así expulsan la comida que no pueden ingerir.

El proceso natural evolutivo y la práctica diaria, les permiten ir mejorando sus habilidades en todas las áreas de desarrollo. No obstante, ningún ser humano está nunca a salvo de la posibilidad de asfixiarse, por lo que resulta muy útil conocer qué hacer en estos casos, tanto si nuestro bebé comienza su alimentación con purés o con alimentos en estado sólido. Si se trata de un bebé menor de 12 meses, este vídeo explica la mejor técnica a seguir para prestar los primeros auxilios:

 

 

Si el niño es mayor de un año, la técnica para asistirle en cambio es la siguiente:

 

¿Cómo se introducen los alimentos?

La alimentación autoguiada no concede gran importancia a la clásica tabla de introducción de alimentos por grupos y en períodos ordenados de tiempo. Tradicionalmente, los pediatras aconsejaban a los padres ir introduciendo primero los cereales o la fruta, después las verduras, después el pollo y otras carnes… Con el objetivo de evitar y prevenir la aparición de alergias en los bebés.

 

BLW

 

Sin embargo, desde hace más una década abundan los estudios que demuestran que este proceder no afecta a la aparición de las alergias y que, de hecho, para prevenirlas es mejor introducir los alimentos de forma variada cuanto antes en la dieta del bebé. Mejor de uno en uno y en horas diurnas cuando son nuevos, para poder observar su reacción en las primeras 12 o 24 horas.

El BLW da mayor relevancia al tipo de alimento (hortalizas, frutas, verduras, carnes blandas, etc.), su textura, consistencia y la forma de cocinarlo (hervido, asado, al horno o al vapor…), así como al tamaño con el que se le ofrece al bebé (siempre trozos mayores a su propio puño, para que no puedan ser tragados sin masticar por error).

 

Aprende cómo y cuándo empezar el BLW de forma segura con tu bebé con el Seminario Online «Alimentación complementaria y Baby Led Weaning»

 

Es un error común pensar que los alimentos pequeños conllevan menor riesgo de asfixia, ya que la realidad nos demuestra que una aceituna o un fruto seco pueden obstruir con mayor facilidad la traquea de un bebé si este los ingiere enteros, que una barra de pan que el niño pueda ir «royendo» a su propio ritmo.

¿Pero mi bebé estará bien alimentado?

Por supuesto. Tanto si escogéis los triturados como los alimentos sólidos, en esta etapa de su vida la leche materna (o, en su defecto, de fórmula) continúa siendo su principal fuente de nutrientes y deberá seguir consumiéndola a demanda.

Todo lo demás, es alimentación complementaria. Depende de los padres el optar por un método u otro para administrársela. Los pediatras aseguran que de una forma u otra, el peso de los bebés no suele variar de forma importante en función del método que se aplique para introducir los sólidos en su dieta.

 

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 120 Cursos y Seminarios, un Grupo de Apoyo, y la asistencia de 17 Profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

0 comentarios en "¿Qué es el método BLW?"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube