Qué es “vamping” y cómo afecta a los adolescentes

El 52% de los adolescentes entre 12 y 17 años consultan sus dispositivos electrónicos antes de dormir y 1 de cada 4 sienten de forma habitual somnolencia y problemas de concentración

El móvil ha pasado a ser parte de nuestro día a día y, cada vez más, nos lo llevamos a la cama y lo miramos justo antes de ir a dormir. Una práctica que se conoce como vamping tecnológico y que afecta al sueño con efectos físicos y psicológicos en niños, adolescentes y adultos.

¿Qué es el vamping?

No hay duda de que la tecnología nos hace la vida más fácil. También los teléfonos móviles, a pesar de que pasamos más horas de las que nos gustaría pegados a ellos. Y si los adultos lo hacemos, es complicado evitar que nuestros hijos, niños o adolescentes, nos imiten.

Sin embargo, un mal uso del móvil, a cualquier edad, tiene consecuencias. Y una de ellas es el vamping. Aunque no lo reconozcas por este nombre, puede que lo vivas cada día en casa: quedarte pegado a la pantalla del móvil, la tablet o del ordenador justo antes de ir a dormir por la noche.

 

Qué es vamping y cómo afecta a los adolescentes

 

El término viene de la mezcla de dos palabras: vampire (vampiro en inglés, en referencia a la actividad nocturna de estos seres) y texting (enviar mensajes de texto a través de dispositivos electrónicos). A él se le asocia también el término phombie, de phone (teléfono en inglés) y zombie, para identificar a las personas que están despiertas y conectadas a sus dispositivos electrónicos por la noche.

Pero no solo es cosa de los hijos. Nosotros mismos caemos en ello con la excusa de poner la alarma al día siguiente y acabar durante una hora navegando por internet o redes sociales. ¿Qué nos lleva al vamping tecnológico? Los motivos pueden ser tan diversos como la falta de tiempo a lo largo del día que nos lleva a “aprovechar” esos minutos en la cama para consultar el móvil, el deseo de intimidad sin vigilancia y control de los padres, las ganas de conocer gente nueva o socializar y formar parte de un grupo, entretenerse o, en algunos casos, ver pornografía.

Por costumbre, porque nos relaja o, simplemente, porque somos incapaces de dejar de hacerlo, lo cierto es que cada vez más personas no controlan el tiempo que pasan mirando el teléfono y, lo que es peor, tienen la sensación de que es más del que les gustaría.

 

Qué es vamping y cómo afecta a los adolescentes

 

Los efectos de la pandemia del COVID en el uso del móvil

Esta práctica se hizo especialmente patente con el inicio de la pandemia por el COVID-19 y el confinamiento. Además, suele agravarse en los meses de verano ya que, al acabar el curso, desaparecen las rutinas del día a día.

Sin embargo, no todo es culpa de la pandemia. De hecho, según investigadores de la Universitat Oberta de Catalunya, el 70% de los adolescentes dormían menos de entre 8 y 10 horas años antes del coronavirus, el 60% tenían su móvil en la habitación mientras dormían y el 80% estaban hasta dos horas con el teléfono cuando sus padres pensaban que estaban durmiendo.

Unas cifras que corrobora un estudio realizado por el laboratorio PiLeJe que concluye que el 52% de los adolescentes  de entre 12 y 17 años encuestados consultan sus dispositivos electrónicos antes de ir a dormir, un porcentaje que se eleva hasta el 68% entre los menores de 15 y 16 años. Además, 1 de cada 4 adolescentes sienten de forma habitual somnolencia y problemas de concentración por las mañanas, según el estudio.

 

 

¿Cómo afecta el vamping a niños y adolescentes?

El vamping tiene efectos negativos a nivel físico y psicológico. Entre los primeros, el más evidente: la falta de descanso por la reducción de horas de sueño. Pero no solo afecta a la cantidad de horas, también a su calidad, ya que se vuelve más superficial y con mayor número de despertares nocturnos. Entre las principales consecuencias, destacan:

  • Trastornos de sueño: Diferentes estudios han demostrado el impacto que tiene la exposición a la luz azul de las pantallas en el sueño. Por ello, una buena higiene de sueño incluye mantenernos alejadas de ellas al menos dos horas antes de ir a dormir. ¿El motivo? Alrededor de los seis meses, adquirimos el ritmo circadiano, lo que nos permite diferenciar el día de la noche. Y alrededor de dos horas antes de ir a la cama, el cerebro comienza a segregar melatonina, una hormona que regula los ciclos de sueño. Pero si nos exponemos a la luz azul en lugar de a luces tenues, nuestro cuerpo entiende que tiene que estar despierto y deja de segregar esta hormona, retrasando por tanto el inicio del sueño. Es lo que se conoce como insomnio tecnológico.
  • Irritabilidad: Una de las principales consecuencias de no dormir lo suficiente es la irritabilidad, comportamientos agresivos, estrés y cambios de humor.
  • Subida de peso. La alteración en la segregación de melatonina puede influir en los hábitos alimentarios ya que aumenta la producción de neuropéptidos que estimulan el apetito y un mayor deseo de comer alimentos dulces o grasos, tal y como explica en un artículo la Unidad del Sueño de la Clínica Universidad de Navarra. Además, no dormir lo suficiente puede provocar cansancio y fatiga, por lo que la quema de calorías es menor.
  • Depresión y ansiedad. Según un estudio realizado por la Universidad de Massachusetts (Estados Unidos) practicar vamping de forma frecuente, puede desembocar en problemas de depresión y ansiedad.

 

 

Otros de sus efectos nocivos son:

  • Peor rendimiento escolar.
  • Tendencia al consumo de estimulantes.
  • Cansancio y falta de concentración.
  • Dolor de cabeza.
  • Fatiga visual y problemas visuales.
  • Dolores musculares y de cabeza.
  • Defensas bajas.
  • Problemas de crecimiento.
  • Adicción a las nuevas tecnologías.

Tal y como explica la Asociación Española de Pediatría, a ello se suman otros riesgos como el hecho de que durante la noche hay mayor riesgo de ser víctima de diferentes tipos de acoso online, como ciberbullyng (acoso), grooming (contacto con adultos con fines sexuales) y sexting (intercambio de fotos de contenido erótico).

¿Cómo evitar el vamping?

¿Podemos evitar el vamping hoy en día? La realidad es que los dispositivos electrónicos como los móviles o las tablets forman parte de nuestro día a día, pero es importante y necesario establecer ciertos límites para hacer un uso responsable de las nuevas tecnologías y que no conlleven un problema. Si es tu caso, es importante pedir ayuda. En la Tribu CSC cuentas con un equipo de profesionales que pueden ayudarte, entre los que se encuentran la psicóloga especialista en sueño infantil, Rafi López.

 

PantallasVenta
Te enseñamos cuándo y cómo introducir las pantallas a los peques para que no caigan en un mal uso o abuso, cuáles son sus beneficios y perjuicios, y cómo abordar una adicción con el Seminario Online “Uso responsable de las pantallas”

 

La Fundación Americana del Sueño recomienda seguir una serie de consejos para tratar de evitar el vamping tecnológico en nuestra casa y que el sueño de nuestros niños y adolescentes se vea afectado:

  • Limita el uso del teléfono móvil de los niños y negocia los momentos y los espacios en los que no se puede usar. Por ejemplo, se puede limitar su uso en las reuniones familiares y las comidas, así como en la habitación.
  • Evita que se acuesten con el smartphone o la tablet al lado. Pueden volver a encenderlo en cuanto salgas de la habitación, así que lo mejor es que lo dejen en otro espacio.
  • Da ejemplo. Nuestros hijos, sobre todo cuando son pequeños, tienden a imitar todo lo que hacemos. Por ello, marca tus propios límites como evitar coger el teléfono móvil cuando estás con ellos y, sobre todo, en las horas previas a ir a dormir.

A ellos, se pueden añadir otras ideas como, por ejemplo, sustituir el móvil antes de ir a dormir por leer un libro. Y si aún así, nada funciona y afecta a la vida diaria, es importante pedir ayuda profesional.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Psicología Infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Psicología Infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Qué es "vamping" y cómo afecta a los adolescentes"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 mes de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube