Hola Papá, te necesito

Dentro de vosotros hay felicidad, miedo e inseguridad. Y os merecéis que os arropemos. Que también vosotros disfrutéis de vuestros ratos de soledad con vuestros bebés

Hola papá. ¿Cómo estás? ¿Qué tal te encuentras? Tienes cara de cansado. ¿Has visto esa cosa tan bonita? Es tuya. Con sus bracitos, sus ojitos…. todo tuyo. Lo has hecho tú junto a esa mujer tan maravillosa y valiente que está ahí en la cama. Aún estáis en el hospital, eso da seguridad; si no sabes hacer algo, ya están las enfermeras para ayudaros. Ssssh no hagas ruido, déjala que duerma un poquito. Pero acércate a tu bebé y míralo.

Hola Papá…

Sé cómo te sientes. No porque lo haya vivido en persona, no. Sino porque lo vi día tras día. Desde la cama del hospital. Desde la habitación de mi hija. O desde mi soledad. Pero, ¿sabes qué? En su momento no lo entendí. Lo interpreté mal. Y me equivoqué.

Sé que tienes miedo. Mil mariposas vuelan en tu tripa y hasta te paralizan a veces. Te hacen flotar, pero a ratos tienen tanta fuerza que te duele el estómago. Es una sensación desagradable, ¿verdad? Se llama inseguridad. Miedo. Tienes ganas de salir corriendo… Quiero contarte que es normal. Y además, que abrazando esa sensación, puedes aprender muchas cosas.

 

 

Tanto tiempo esforzándote en ser aparentemente un tío duro. Fuerte. Eso que te han dicho que es ser fuerte. Pero ser frío no es ser fuerte. Y ahora, que lo tienes que ser de verdad, acojona…

¡Mira! ¡Se está moviendo! Cógelo antes de que llore y así le dejas dormir un poco más a tu chica. Tranquilo, no se va a acostumbrar. ¿Oyes esa vocecita interior? Es tu sentido común. Todavía se oye bajito, como tímida. Pero si la escuchas, coge confianza y te dirá lo que tienes que hacer en cada momento.

Mañana iréis a casa y ESE es el momento. Cuando llegas a tu normalidad, que nunca más lo será. Estáis solos frente a una realidad falseada con expectativas y opiniones. Te daré el secreto de la eterna felicidad: no le hagas caso a nadie.

 

Padres hippies

 

Cuando te digan lo que tienes que hacer, o incluso cuando no te lo digan. Cuando ni te miren al entrar en casa a conocer a tu bebé. Cuando quieran quitarte al bebé de tus brazos porque “lo saben hacer mejor que tu”. ¡Cuidado con esto! Que te lo crees.

Te diré, como madre, que no hay nadie como mamá para ese bebé tan chiquitito. Has flipado con ella, ¿verdad? Sí. Ni te imaginabas de lo que era capaz. Y espera, que aún no lo has visto todo. Eso solo ha sido el principio.

Pero tú… ¡Ay! Cuando te digan que ahora no tienes mucho que hacer, que es ella la que lo tiene que hacer todo… No hagas caso. Porque tú sí que tienes cosas que hacer. Y diría que es lo más importante… ¡Menuda responsabilidad! Te toca cuidar el nido. Te toca rodearles con tus brazos y proporcionarles lo que necesiten. Alimento, comodidad… y relevo.

 

Descubre cuál es la herencia con la que llegamos a la paternidad y cómo podemos ser padres más conscientes y comprometidos en el Seminario Online «El papel del padre en la crianza»

 

Tienes un pecho que sabe cobijar a tu bebé cuando haga falta y a tu pareja cuando necesite sostén. Tienes dos brazos, para cocinar, limpiar y empujar un carrito. Tienes dos ojos, para no perder detalle de lo que sin duda será una de las experiencias más brutales de toda tu vida.

Unas piernas que van a caminar durante horas y a pegar saltitos para calibrar el altímetro que va incorporado en tu bebé (están muy bien hechos y saben cuándo te sientas y cuándo te pones de pie… no podrás engañarle). Un cerebro que cambiará cuanto más rato estés con tu bebé. Aprenderá a conectarse con él. Aprenderá a entender lo que dice. Y te dará unos chutes de oxitocina que sabrás lo que es bueno…

 

 

Sé que tendrás ganas de huir. De gritarle al mundo que necesitas mantener tu rutina de antes de nacer tu bebé. Te da miedo que tu vida vaya a cambiarPero sabes que si la tuya no cambia, la de tu pareja cambiará al 100%. Lo sabes, pero el miedo, el agobio… A veces no te deja verlo.

Es que llora mucho, ¿verdad? Esta noche ha sido movidita. Toca turnaros, para mantener un equilibrio entre los dos. Y para mantenerlo, tienes que saber, que sin ti no hay equilibrio. Que si te vas, falta algo.

 

Descubre los sentimientos, pensamientos y vivencias que suceden cuando somos padres, en el Seminario Online «Lo que los hombres sentimos al ser padres»

 

No, no me refiero a irte a tomar el aire y volver. Eso lo necesitas. Me refiero a irte emocionalmente. A evadirte de la situación, del presente. Es que, en esta sociedad, aún hoy, los hombres sufrís que os coloquen un rol que ya no os pertenece. Y créeme, que eso que sientes en el fondo de tu corazón, eso que el cuerpo te pide hacer, puedes hacerlo.

Puedes tener tus propios trucos para dormir a tu bebé. También dominarás el noble arte de hacerle reír a carcajadas hasta que le dé hipo. Puedes ponerle el pañal del revés y equivocarte. ¡Claro que puedes! Puedes despistarte un momento y que tu peque haga un bonito collage con caca en la pared del salón. ¡Puedes! Porque eso también nos pasa a nosotras.

 

 

¿A quién crees que se le cayó la peque del sofá por primera vez? A mí. Yo le he dado más coscorrones contra la puerta del coche. Yo he errado y he aprendido más. Pero solo porque yo he estado más. Y eso, a veces, toca por trabajo, por ejemplo. Pero, ¿sabes qué te digo?

Que ojalá hubiera sabido en aquel momento que dentro de vosotros, hay felicidad, miedo, agobio e inseguridad a partes iguales. Y que merecéis que os arropemos. Que disfrutéis de vuestros ratos de soledad con vuestros bebés. ¡Que os equivoquéis! Que os abracemos cuando lo necesitéis…

 

 

Pide ese abrazo que tanto necesitas. Expresa tu miedo. Haz tribu. Disfruta a manos llenas. Vuelve a ser niño. Ponte tu capa de superhéroe y no cierres los ojos. Porque si parpadeas, te lo pierdes.

Papá, eres necesario. Te lo prometo.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Sentimientos?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Sentimientos y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Hola Papá, te necesito"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube