Las mujeres tenemos tetas

El marketing y la escasa cultura de la lactancia a menudo hace que demos una connotación alejada de toda naturalidad a las tetas

Hace unas semanas, en época de cole, mi hijo me enseñaba orgulloso su examen de ciencias naturales, en que había sacado buena nota en una materia que le encanta. Versaba sobre los tipos de animales y sus características. Él me preguntó la razón por la que le habían tachado una respuesta: describiendo a los mamíferos había que ir completando los huecos, y una frase decía así: “son … vivíparosy sus crías se alimentan de … leche… que producen sus madres en sus … tetas…”, con la palabra “tetas” tachada.

Me encogí de hombros y le respondí lo que él ya sabía: que la respuesta era correcta, así que él mismo me dijo que lo preguntaría al profesor después de valorar que quizá el “error” estaba en que en el libro las denominaban mamas, y de hablar un rato de los sinónimos de dicha palabra, puesto que su hermano pequeño desconocía que a la “teta” se la puede llamar de más formas.

«Tetas» no es un término malsonante, sino coloquial

Efectivamente, en el libro aparece el termino mamas; pero además la respuesta a la pregunta del niño fue que «el término de tetas es malsonante». No voy a juzgar la valoración del maestro para evaluar los conocimientos de los alumnos en base a que sea literal el término usado o un sinónimo, pero sí me hace pensar en cómo ve la sociedad la lactancia y las tetas, o más bien como no las ve.

 

Las mujeres tenemos tetas

 

Las mujeres tenemos tetas (mamas, senos, pechos o glándulas mamarias) y su función es producir leche, como en el resto de mamíferas cuando tienen criaturas. ¿Cuándo ha entrado aquí la connotación malsonante o chistosa de esto? Cuando los adultos lo hacemos. De hecho, según la RAE:

“Teta: cada uno de los órganos glandulosos y salientes que los mamíferos tienen en número par y sirven en las hembras para la secreción de leche”.

Si acaso se le atribuye el adjetivo de coloquial, pero no malsonante. Supongo que mis hijos ven esta palabra como algo natural porque la han dicho cientos de veces para reclamarla cuando han tenido hambre, sed, mimos o necesidades varias, pero sobre todo porque en casa esa palabra, igual que otras relacionadas como los términos coloquiales o científicos que designan los genitales, las han escuchado con naturalidad y respeto.

Falta cultura de lactancia y sobra marketing

De vez en cuando recordamos entre risas cómo el pequeño descubrió que la leche de la botella de la nevera era de vaca, y dijo risueño: «Ah, así que las vacas dan leche ¡como mamá!». Hace gracia, y dice mucho, si lo comparamos con todas aquellas personas que habla de las mujeres al revés, como si de vacas lecheras se tratara: «Estaba todo el día con la teta fuera, como si fuera una vaca lechera».

 

Las mujeres tenemos tetas

 

La cultura de la lactancia está aún perdida porque, aunque está resurgiendo y las madres que lo deseen disponen cada vez de más apoyo para mantener la lactancia, aún quedan las generaciones que no han lactado y que no han visto dar de mamar y mucho menos a niños “mayores” (recordemos la recomendación de la Organización Mundial de la Salud sobre la lactancia materna, promoviendo dicha alimentación mínimo hasta los dos años y hasta que madre y/o niño/a quieran).

 

Descubre cuáles son los problemas relacionados con la lactancia más habituales y cómo solventarlos en el Seminario Online «Problemas de Lactancia»

 

Todo esto contribuye a que sigamos atribuyendo con mayor facilidad una connotación diferente al pecho, que además es promovida por un marketing emergente que nos inunda de imágenes con pechos sublimes y eróticos. Siendo conscientes de esto, quizá podemos darle la vuelta y procurar una mayor naturalidad en estos contextos.

Las mujeres tenemos tetas, y también las podemos usar para amamantar.

 

Vistas totales 181 , Vistas hoy 6 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Lactancia materna?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Lactancia materna y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 18 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Las mujeres tenemos tetas"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share via
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube