Ocho beneficios del colecho que acompañarán a tu hijo toda su vida

Cada vez más médicos y especialistas recomiendan el colecho por los numerosos beneficios para los niños que lo acompañarán en su vida adulta

Artículo publicado el 24 de abril de 2021 - Este artículo ha sido revisado y actualizado con fecha 27 julio, 2021

El colecho sigue siendo una práctica que genera gran controversia. Con defensores y detractores, la realidad es que, según las estadísticas, la mitad de los padres duermen con sus hijos con frecuencia. Practicarlo de forma segura conlleva importantes beneficios para nuestros hijos no solo de forma inmediata, también para el futuro. Te contamos ocho beneficios del colecho en bebés que le acompañarán toda su vida

Los beneficios del colecho

Mientras que en países como Japón, Suecia o Noruega, cerca del 90% de las familias duerme con sus hijos, en otros países europeos como España la cosa cambia. Los seguimos sacando pronto de nuestra habitación pensando que así se harán más autónomos e independientes antes o porque pensamos que, de lo contrario, ya no querrán irse nunca.

 

 

Pero nada más lejos de la realidad. De hecho, en algunas ocasiones llega a ser una recomendación médica. Es el caso de la psiquiatra infantil, Ibone Olza, que llega a recetarlo a sus pacientes (y a sus padres) para mejorar la autoestima y la confianza de los más pequeños. Por eso, además, te contamos los beneficios psicológicos del colecho que les acompañarán para siempre

Todos duermen más y mejor

Un bebé que duerme con sus padres se siente seguro y en calma. Y es precisamente eso lo que nuestro bebé necesita, según la experta en sueño infantil y miembro del equipo de Criar con Sentido Común, Rafi López. Al llorar menos, dormirá mejor, con mayor sensación de bienestar e instaurará buenos hábitos de sueño, clave para el futuro.

 

Averigua cómo es el sueño de los bebés niño/as pequeños, cómo tienen que dormir para que sea seguro y cuáles son los beneficios de compartir cama con los bebés con el Curso Online «Sueño Infantil»

 

Además, se desvelará menos y, en caso de despertarse, volverá a coger el sueño más fácil y rápidamente. Y si el bebé duerme bien, los padres duermen bien, así que mejora el descanso de toda la familia. No solo eso, cuando el pequeño despierta, podemos atenderlo de forma inmediata, sin necesidad de levantarnos de la cama. 

Reduce el riesgo de Síndrome de Muerte Súbita del Lactante

Aunque en los países europeos se sigue relacionando el colecho con el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL), lo cierto es que los defensores de esta práctica insisten en la baja probabilidad de un accidente mortal por colechar con nuestros hijos (cuando se practica de forma segura). 

Además, aseguran que cuando se han producido accidentes han estado relacionados con otras causas como el tabaco, el alcohol, la presencia de almohadas o de juguetes. De hecho, las guías más recientes sobre el sueño infantil de la OMS y UNICEF advierten de que el colecho no es más peligroso que dormir en una cuna siempre que se sigan las recomendaciones básicas. 

 

 

Según los especialistas, a partir de los tres meses de edad, dormir con nuestros hijos reduce el riesgo de SMSL junto a la lactancia materna. Es, por tanto, uno de los principales beneficios del colecho. De hecho, la Asociación Española de Pediatría recomienda que el bebé duerma en la misma habitación de los padres al menos durante los seis primeros meses de vida. Un consejo que la Academia Americana de Pediatría alarga hasta el primer año. 

Ayuda a prolongar la lactancia materna por la noche

Si la mamá opta por la lactancia materna, el colecho la facilita en gran medida. Aunque no siempre van de la mano, es cierto que al estar cerca uno del otro, es más probable que el bebé pueda tomar el pecho cada vez que quiera.

 

 

Es cierto que los bebés que duermen junto a su madre se suelen despertar más veces para comer, pero lo hacen durante menos tiempo (además, la prolactina ayuda a que mamá y bebé tengan un sueño más profundo y reparador, aunque se despierten más veces durante la noche). 

Además, la lactancia nocturna tiene grandes beneficios para el bebé y la mamá y, al dormir juntos, también aumentan los niveles de prolactina de la madre, lo que favorece la producción de leche. Y aunque al principio habrá que ayudar al bebé para encontrar el pecho, poco a poco será él quien se acerque casi sin despertar a la madre. 

Ayuda a regular la temperatura y la respiración

La práctica del piel con piel nada más nacer ayuda al bebé a regular la temperatura sobre el pecho de su madre. Y ocurre exactamente lo mismo durante el colecho, cuando la temperatura de la mamá cambia para regular la de su hijo, produciéndose la sincronía termal. Así, si por ejemplo el pequeño está más frío de lo normal, la temperatura del pecho de la madre aumentará dos grados; y si está caliente, el pecho de la madre bajará uno. 

 

lactancia noche

 

Lo mismo ocurre con la respiración. Al escuchar la respiración de sus padres, el bebé regula la suya propia, favoreciendo así la relajación. Además, la sincronización entre ambos ayuda a disminuir y corregir los posibles episodios de apnea (un síntoma también relacionado con la SMSL). 

Pero los beneficios del colecho para la salud van más allá. Dormir juntos ayuda a estabilizar al ritmo cardíaco y a mejorar el sistema inmunitario del bebé

Potencia el vínculo con los padres

A veces resulta complicado estar junto a nuestro hijo tanto tiempo como quisiéramos y él necesita, por las responsabilidades del día a día. Por ello, entre los beneficios del colecho, destaca la oportunidad de pasar más tiempo junto a nuestro hijo y el fortalecimiento del vínculo con él. 

 

Crea un vínculo fuerte y sano con tu bebé que favorezca su desarrollo y vuestra unión con el Seminario Online «El desarrollo del vínculo afectivo»

 

Además, según algunos especialistas, practicar colecho durante un tiempo prolongado potencia la confianza entre padres e hijos y mejora la comunicación entre ellos. 

Favorece el desarrollo neuronal del bebé

Según el neonatólogo Nils Bergman, el desarrollo cerebral de los niños varía en función de dónde duerman. Así, explica que la separación de los hijos de sus padres puede «provocar daños en el cerebro por la separación nocturna». Esto puede acarrear problemas de comportamiento en la edad adulta si les genera miedo y estrés.  

Bergman recuerda la importancia de una buena calidad del sueño para el desarrollo cerebral y advierte de que la interrupción del ciclo del sueño cerebral es más habitual en bebés que duermen solos en su cuna que en los que lo hacen pegados a sus padres. 

 

 

El equipo de Bergman defiende que el colecho es muy beneficioso para el desarrollo cerebral infantil. Y lo es por dos motivos: reduce los niveles de cortisol (hormona del estrés y el miedo) y mejora el ciclo del sueño. De esta forma, el bebé alcanza un sueño más profundo y segrega la hormona del crecimiento infantil, facilitando la eliminación de toxinas a nivel cerebral. 

Mejor desarrollo psicológico y cognitivo

Además, el equipo de Bergman asegura que al desaparecer el cortisol, se reducen también los problemas de comportamiento infantil relacionados con los altos niveles de esta hormona.

Por otra parte, diferentes estudios han demostrado que la práctica del colecho refuerza aspectos psicológicos del niño como la autoestima, la confianza y el autocontrol. Los niños y niñas que duermen con sus padres tienen más seguridad en sí mismos, más tolerancia al estrés e incluso son más positivos y felices

 

 

Y no solo hay beneficios a nivel psicológico, también cognitivo. Por ejemplo, el rendimiento académico suele ser mejor entre los niños que duermen con sus padres. De hecho, un estudio del doctor James McKenna, catedrático de Antropología y director del Laboratorio del Comportamiento del Sueño Materno-Infantil de la Universidad de Notre Dame (Indiana), explica que los niños que colechan con sus padres presentaban una mayor autoestima y mejor bienestar físico y mental. A ello se suma un mejor autocontrol emocional y mayor independencia.

Adultos más sanos

Al colechar, estamos ayudando a que nuestros hijos se conviertan en el futuro en adultos sanos y equilibrados. Es al menos lo que afirman científicos del Centro para la Salud Mental Infantil de Londres, que llegaron a esta conclusión gracias al uso de resonancias magnéticas.

 

 

Con estas demostraron que en los niños que dormían solos se activaban las mismas áreas cerebrales propias del dolor físico, lo que les llevó a afirmar que «dormir separados de sus padres podría llegar a ser doloroso» para los pequeños. 

Las normas básicas para un colecho seguro

Aunque aún hay quien cree que el colecho es peligroso, lo cierto es que si se siguen una serie de normas básicas, es seguro practicarlo. Así que, además de saber cuáles son los beneficios del colecho, debemos conocer las siguientes normas para practicarlo: 

  • Si el bebé no es amamantado, es recomendable que duerma en su propia cuna de colecho los tres primeros meses. Este punto suele generar controversia y aunque nuestra experta en sueño infantil asegura que es mejor evitar el colecho en este caso, otros organismos no ven problema en colechar si se hace de forma segura con niños sanos nacidos a término y con buen peso. 
  • Superficie lisa y firme. El colchón debe ser firme y sin recovecos para que el bebé no quede atrapado. 
  • La temperatura de la habitación no debe ser muy alta. Y tampoco se debe abrigar en exceso a tu bebé. 
  • Sin almohadas, cojines o juguetes. La cama y la cuna deben estar totalmente despejadas para evitar el riesgo de asfixia. Las almohadas, además, no están recomendadas para niños pequeños.
  • No fumes. Ni tú, ni tu pareja ni nadie en la habitación en la que dormís con el bebé. Si la mamá es fumadora, se recomienda que el bebé duerma en una cuna de colecho.
  • No consumas alcohol, drogas o fármacos sedantes. Si consumes alguna sustancia que te haga perder el control de tus capacidades, no podrás dormir con tu hijo, al igual que no es recomendable que tengas a tu cargo a un menor en esas circunstancias.
  • Coleches o no, tu bebé debe dormir boca arriba ya que así se reduce de forma considerable el SMSL. Debes acostarlo así siempre, aunque cuando sea capaz de girar por sí solo, no será necesario que le des la vuelta una vez dormido. 
  • Sin hermanos ni mascotas durante el primer año. Durante los primeros 12 meses, el bebé debe dormir únicamente junto a sus padres. A partir de ese momento, pueden entrar los hermanos en la cama e incluso probablemente, duerman mejor. 

 

 

  • El colecho en prematuros o bebés de bajo peso no es seguro durante sus primeros meses de vida ya que puede que el recién nacido no responda al proceso de respiración durante el sueño al ser aún inmaduro. 
  • Si estás excesivamente cansado o tomas medicación que induce al sueño, como somníferos, evita dormir con tu bebé. Aunque lo normal es que permanezcas alerta, puede que ante un cansancio extremo te duermas profundamente. 
  • Si sufres obesidad, también es mejor que evites dormir con un bebé pequeño, pero puedes disfrutar de los beneficios del colecho junto a tu hijo más adelante.

¿Aún tienes dudas sobre el colecho con tus hijos? Puedes resolverlas si eres miembro de la Tribu CSC donde podrás consultar online con el equipo de expertos de Criar con Sentido Común, especializados en maternidad, salud infantil y crianza respetuosa. También encontrarás más de 120 Cursos online para formarte y tomar decisiones basadas en información actualizada. 

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Sueño infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Sueño infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

2 comentarios en "Ocho beneficios del colecho que acompañarán a tu hijo toda su vida"

  1. Hola,

    Me ha gustado mucho el post pero me pasa lo mismo que con la lactancia. Yo personalmente tuve muchos problema con mi niña tanto físicos por mi pecho con psicológicos por ese pecho y me costaba mucho darle el pecho, por ello decidí sacarme leche y darsela en bibe. Fue casi exclusiva hasya los 3 y mixta hasta los 6*donde ya se me fue al volver al trabajo. Además, mi bebé desde siempre ha dormido en su cuna pero es q ella ha tenido muy buen sueño y ahora la calmo en brazos pero luego se pone inquieta pues quiere su cunita… Mi bebé tiene ahora nueve meses y estoy pensando si llevarla a su cuarto o no. Y es que duerme toda la noche de un tirón.
    El problema de este post como el de las lactancia es que a mamás como yo que por lo que sea no han podido, les hace sentir muy mal, yo ahora pienso y mi bebé, tendrá problemas neuronales por no dormir conmigo y si la saco de la habitación mermará su seguridad? Con la lactancia me pasó lo mismo estuve mal pensando que mi bebé no tenía el lazo maternal conmigo porque no le di pecho.
    Sé de la importancia de la lactancia y del colecho pero se vende de tal forma que si no lo haces y eres una mala madre egoísta y más por no dormir con ellos. Yo lo he pasado bastante mal por eso y cuando leo que intento no leerlo, post así pienso y los q no lo hacemos? Nadie habla de nosotras,…

    Saludos y perdona los comentarios, es mi humilde opinión que necesitaba soltar.

    Gracias

  2. Hola Mónica, siento que al leer el artículo te hayas sentido mal. Nada más lejos de nuestra intención. No está escrito con la intención de hacer sentir mal a nadie.

    Son temas controvertidos, cuando no deberían serlo. Tanto la lactancia materna como el colecho cada vez tienen más evidencia sobre los beneficios que aportan. Eso no significa que quien por la circunstancia que sea no puede o no quiere, sea peor madre o padre.

    Hay evidencias que vivir en un entorno natural tiene más beneficios que vivir en una gran ciudad. Y yo he vivido hasta el.mes pasado en el centro de Madrid. ¿Soy peor madre por no haberme mudado antes?

    Si tu peque duerme de un tirón, ni me lo planteaba. El problema es cuando se critica a familias que colechan, o se les anima a que dejen llorar a sus hijos o hijas para que se acostumbren. Haya si hay un riesgo de que esos peques crezcan con una sensación de indefensión. Pero si tu bebé duerme, y cuando lo requiere respondes, enhorabuena. Eres la envidia de muchas madres, yo la primera.

    Yo tengo una hernia discal, que las malas posturas en la cama del colecho, hacían que me despertara molida. Al final el colecho no fue una opción. Pero si iba a consolar cuando nos reclamaban. Son cosas diferentes.

    Hay beneficios, si. Pero ser una madre o padre suficientemente buenos, va más allá del tipo de lactancia o la cama donde duermen.

    Lo que ocurre a veces es que la maternidad lleva asociadas muchas expectativas sobre lo que creemos que será, y la realidad luego se encarga de desmontar las. Y no siempre hacemos el duelo de esas expectativas tan bien como nos gustaría. Y las heridas que nos abre esa transición cuesta que se cierren.

    Disfruta de tu bebé tanto como puedas. Lo haces lo mejor que sabes. Un abrazo enorme.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 mes de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube