Tu hijo puede ser un fumador de tercera mano

Te explicamos qué es el humo de tercera mano y cómo sus sustancias nocivas afectan a la salud de tus hijos

El humo de tercera mano es la contaminación que queda en el ambiente una vez que el humo del tabaco se ha liberado. Se trata de gases y partículas del tabaco que impregnan paredes, muebles, tapizados, ropa de cama o juguetes. Estas sustancias químicas pueden volver al aire, transformarse en otras sustancias o acumularse. Los efectos del humo de tercera mano se están empezando a conocer.

El humo de tercera mano contamina el entorno

La exposición al humo de tercera mano es diferente al de segunda mano. La persona expuesta al humo del que fuma, el fumador pasivo, está inhalando el humo del tabaco durante un tiempo limitado.

Los niños expuestos a este humo de tercera mano están en contacto con los contaminantes durante mucho más tiempo a través de la piel, por la ropa de los padres, la ropa de la cama o la tapicería de los muebles o el coche. También los están ingiriendo, ya que se depositan en las manos o cualquier objeto que el niño se lleva a la boca.

 

 

Podemos medir el grado de exposición que sufre cada niño midiendo la cotinina (un derivado de la nicotina) en la orina. Los hijos de padres fumadores que viven en casas donde no se permite fumar tienen niveles de cotinina menores que los que viven donde se fuma dentro de casa.

Obviamente la mejor opción es no fumar, pero si no es posible, al menos se debería salir de casa para fumar.

Los efectos del humo de tercera mano

Los efectos perjudiciales del tabaco sobre la salud se conocen desde los años 30, y desde los 80 sabemos que estar expuestos al humo que exhala el fumador, el humo de segunda mano, también es perjudicial.

Pero los efectos del humo de tercera mano son más recientes. Se empiezan a describir alteraciones en animales como variaciones en la cicatrización de heridas, en el desarrollo del pulmón, se acumula grasa en el hígado al igual sucede en las personas que beben alcohol y en el control del azúcar de la sangre o la coagulación.

Las crías también ganan menos peso y pueden presentar alteraciones del comportamiento como hiperactividad. En ratones también se han observado alteraciones genéticas que suponen riesgo de cáncer.

Pero en humanos todavía se sabe poco de los efectos que produce, porque es muy difícil separar la exposición de tercera y segunda mano. Lo que sí está claro es que los niños están más expuestos que los adultos ya que gatean, lo tocan todo, se lo llevan a la boca, etc. Además su piel es más fina y vulnerable.

 

Descubre con el Seminario Online «Antropología de la Crianza» qué podemos mejorar en nuestro modelo de crianza occidental.

 

Si la niña está gateando o jugando en el suelo, el polvo contaminado que se levanta llega más fácilmente a sus pulmones. Esto, sumado a que respiran más rápido que un adulto, aumenta la exposición ya que también se produce por vía respiratoria. 

Y lo más importante: las sustancias del humo de tercera mano son tóxicos que están actuando en un organismo en desarrollo y cuyos mecanismos de desintoxicación naturales están aún inmaduros.

¿Qué podemos hacer para evitarlo?

Lo mejor sería dejar de fumar, obviamente. Pero dejar de fumar no es fácil, hace falta ayuda, buscar consejo profesional y mucha motivación, aunque ¿qué mejor motivación que cuidar de tu hijo? 

Si no puedes dejarlo, no fumes dentro de la vivienda o el coche, aunque los niños no estén presente. Tampoco permitas que nadie más fume.

 

 

Quizás hayas oído hablar de unos dispositivos generadores de ozono que prometen eliminar el olor a tabaco transformando los derivados de la nicotina en compuestos ozonizados. No son una buena solución.

Probablemente eliminen el olor, pero no se ha demostrado que anulen la toxicidad del tabaco. Incluso algunos de esos compuestos nuevos que se generan pueden desencadenar asma. 

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 100 Cursos y Seminarios, un Grupo de Apoyo, y la asistencia de 10 Profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

0 comentarios en "Tu hijo puede ser un fumador de tercera mano"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube