Colecho entre hermanos

Hasta los siete u ocho años los niños ni quieren dormir solos ni están realmente preparados para ello

En la actualidad el colecho entre hermano no está bien visto porque ha calado hondo la idea generalizada de que “cada niño necesita su espacio”, pero esto es en realidad una construcción del sistema de consumo.

Este nos convence de que si tenemos prosperidad económica, conseguiremos tener una casa más grande, con más habitaciones, ¡y cada hijo tendrá la inmensa suerte de tener un dormitorio para él solo! Sin embargo, si les preguntamos, resulta que ni quieren dormir solos, ni están preparados para ello. Prefieren, de lejos, el colecho entre hermanos.

De la misma forma que tampoco pueden ni quieren jugar solos, no están en condiciones de dormir sin compañía hasta que son lo suficientemente mayores. El miedo a la oscuridad y la ausencia de sus progenitores (que le otorgan protección, seguridad, cariño y cuidados), son causas habituales por las que un niño o niña no quiera dormir solo hasta los siete u ocho años de edad. Por esta misma razón, los niños y niñas pequeños que tienen hermanos-as mayores, siempre van a preferir dormir cerca de ellos.

 

 

Beneficios del colecho entre hermanos

Por más que pensemos que los niños y niñas de hoy en día tienen suerte de tener un dormitorio para ellos solos, resulta que prefieren dormir junto a sus hermanos o cerca de ellos (en realidad suelen preferir dormir con sus progenitores, pero si no se da el caso, prefieren acompañados que solos). Y ni siquiera importa mucho separarlos por sexos cuando son muy pequeños. Esa intimidad que nosotros tanto valoramos, ellos y ellas no la pedirán hasta la preadolescencia. De hecho, es poco frecuente que antes de los 12 años los niños y niñas necesiten y pidan estar solos, ya sea para dormir o para jugar.

 

 

Así que si se dispone de una casa grande, es mucho mejor que puedan contar con una habitación compartida para dormir y otra habitación compartida para jugar. Eso sí, si se trata de hermanos de diferentes edades, es recomendable que cada uno pueda tener un espacio reservado para sus propios juguetes o para realizar sus actividades favoritas (construir, pintar, leer, etc.).

Al margen de los beneficios del colecho, compartir habitación tiene grandes beneficios para niños y niñas:

  • Les da seguridad, lo que favorece su descanso. Los más peques se sienten más seguros cuando se van a dormir, ya que cuentan con la la compañía de sus hermanos. Como consecuencia, se favorece el descanso de los niños, ya que el sentirse acompañados disminuye sus miedos y favorece la relajación.
  • Es más divertido para los niños, porque además de compartir confidencias, pueden compartir juegos antes de dormir.

 

 

  • Se fortalece el vínculo entre ellos, y se crean recuerdos preciosos y muy divertidos que les acompañarán toda la vida.
  • Aprenden a convivir, respetar y compartir el espacio y las cosas que les rodean.
  • Se coordinan en hábitos y horarios, lo que es más ventajoso para sus progenitores.
  • Disminuyen los celos entre los hermanos y hermanas.

 

Aprender a preparar a tus hijos para la llegada del nuevo miembro de la familia y evitar los celos con el Seminario Online «La llegada del segundo hijo»

 

Pero por otro lado, también puede haber inconvenientes (dependiendo de la diferencia de edad entre hermanos y la personalidad de cada uno), como la alteración del sueño de uno de los hermanos cuando el otro no duerme bien, la pérdida de identidad si nunca cuenta con un espacio propio y la posible pérdida de intimidad en algunos momentos o situaciones.

Consideraciones a tener en cuenta

El colecho, ¿es para todas las familias?, ¿les va bien a todos los hermanos y hermanas? Pues no. Hay tantos casos particulares como familias. Que dos o más hermanos-as compartan de forma exitosa habitación y/o cama depende de varios factores. Algunos de ellos son:

  • La edad de los peques. No es lo mismo que dos bebés gemelos duerman solos, a tener un bebé recién nacido y otro más mayor. En estos casos puede resultar peligroso dejarles dormir juntos. De hecho, no se recomienda el colecho entre hermanos hasta el año de edad del menor de ellos, cuando el bebé ya es más autónomo y hay menos riesgos. También hay que tener en cuenta los casos en los que hay una gran diferencia de edad, porque dormir juntos implica que también compartirán habitación y el diseño de los cuartos de los mayores no siempre son seguros para los bebés (además, al mayor puede apetecerle tener su propio espacio, intimidad y que se respeten sus cosas). Sin embargo, y aunque nos parezca insólito, a veces es el hermano o la hermana mayor quien necesita y solicita más intensamente la presencia del menor.

 

Averigua cómo es el sueño de los bebés niño/as pequeños, cómo tienen que dormir para que sea seguro y cuáles son los beneficios de compartir cama con los bebés con el Curso Online «Sueño Infantil»

 

  • La manera de dormir de cada peque. Hay niños que ni se mueven durmiendo. Otros, en cambio, se recorren la cama entera durante la noche, se desarropan constantemente… ¡O no dejan de dar patadas!
  • El estado emocional de niños y niñas. Si es muy pequeño puede que todavía necesite estar cerca de algún adulto para dormir o quizás si mamá está embarazada siente que las cosas están cambiando y no quiere sentirse desplazado yendo a dormir a otro sitio.
  • La logística familiar. ¿Hay espacio en la habitación para dormir juntos? ¿Caben dos camas o una cama lo suficientemente grande para dos niños o niñas?

 

 

Cada familia encontrará su propia manera de hacer las cosas. Una opción muy habitual si se quiere compartir la cama con dos hermanos es que la madre/padre duerma entre ellos, actuando como barrera entre el hermano mayor y el bebé (y evitando así que el pequeño reciba algún golpe).

Otras familias, en cambio, ponen una cuna de colecho para el bebé y así duermen cerca de él, pero no comparten la misma cama en la que colechan con el hermano o la hermana mayor, para evitar riesgos. En otros casos, se opta por montar una cama familiar gigante con espacio para todos.

 

 

Todas las soluciones son válidas y no hay una mejor que otra, siempre que se decida en consenso familiar y vaya bien con vuestras circunstancias.

¿Y si son niño y niña?

No tiene mucho sentido separarlos por sexos hasta la preadolescencia. Esa intimidad la pedirán (y la necesitarán) a partir de los 12 años aproximadamente, pero es poco probable que la soliciten antes. Así, si la casa es grande o dispone de espacio de sobra, pueden contar con una habitación compartida para dormir y otra para jugar, donde cada niño-a pueda tener sus juguetes apartados o un espacio de intimidad reservado (como un tipi de tela, por ejemplo).

 

 

Como cada peque es un mundo, en la Tribu CSC podéis consultar online a nuestros especialistas en sueño infantil. No obstante, la opción más eficaz a la hora de evaluar los pros y los contras de que los-as hermanos-as de diferentes edades o sexos duerman juntos, es también la más sencilla: preguntarles a ellos y ellas.

¿Quieren dormir juntos? Estupendo. Ahorraremos un montón de espacio en casa y dormirán mejor por las noches porque estarán acompañados y se sentirán seguros y tranquilos.

Porque en realidad, de eso se trata el colecho; de que se introduzcan en el sueño sabiendo que están amparados por la presencia de otro… Así que la pregunta inevitable aquí es: ¿por qué a menudo nos parece tan absolutamente descabellado acceder a una demanda tan sumamente sencilla?

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Criar con respeto?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Criar con respeto y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Colecho entre hermanos"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    2º Congreso de Crianza Respetuosa - APÚNTATE GRATIS
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube