La aventura de llegar a casa con un bebé prematuro

Cuidados especiales que precisa un bebé prematuro para desarrollarse de forma óptima una vez que llega a casa

Un 7% de los bebés que nacen en España son prematuros, es decir: han nacido antes de la semana 37 de gestación. Cuando estás embarazada no quieres pensar que esto va a suceder, pero es recomendable conocer los problemas a los que se enfrentan los progenitores de un bebé prematuro para saber cómo hacer frente a este momento, tanto física como anímicamente.

Cuando nada es como te imaginabas…

Nos imaginamos el nacimiento de nuestro hijo como ese encuentro tan esperado con nuestro bebé, cogerlo en los brazos y que no se vuelva a separar de nosotros durante un largo tiempo… Pero a veces las circunstancias no nos lo permiten, y ese deseado momento se reduce a unos escasos segundos donde no podemos contener las lágrimas, y en el que otras manos se van a encargar de ese ser que hemos llevado en nuestro interior.

 

La aventura de llegar a casa con un bebé prematuro

 

En lugar de nuestro idealizado momento tenemos un cristal, un escaso contacto a través de unas aperturas en la pantalla (que os separa) donde meter las manitas persiguiendo darle tu calor y que sienta que estás ahí, esperando el momento en el que te lo puedas poner al pecho y contando los minutos para la próxima visita. Estos días son indescriptivamente duros, pero aun así debemos utilizarlos para ir preparándonos para cuando por fin nos digan que podemos irnos a casa con nuestro bebé.

El bebé tendrá que permanecer en el hospital

El hecho de que nuestro hijo nazca antes de tiempo implica que permanecerá ingresado, como mínimo, hasta que esté bien de salud y pese entre 1.800 y 2.000 gramos (dependiendo también de las necesidades que haya presentado el pequeño paciente).

 

 

Además de atender al indicador del peso, antes de recibir el alta hospitalaria deberá cumplir unos requisitos que garanticen que tiene buena salud. Entre estos:

  • Mantener la temperatura corporal estable estando en la cuna (temperatura axilar 36,5-37,4ºC)
  • Ganar peso de forma regular.
  • Tomar la alimentación (preferiblemente pecho o, en su defecto, con biberón) por succión, sin necesidad de sonda. 
  • Tener una respiración regular (aunque pueda necesitar un monitor de control respiratorio).
  • No necesitar oxígeno (aunque, en algunos casos, puede irse a casa con él).

 

Bebé Prematuro

 

Consecuencia del tiempo en el hospital

El tiempo que el bebé prematuro permanece hospitalizado cuenta con los cuidados del personal sanitario, que hace que la mayoría de los padres de prematuros desarrollen una gran dependencia de dicho personal, y de los controles médicos que han garantizado el estado de salud de sus hijos.

Esta situación provoca inseguridades en una gran mayoría de familias, que se plantean si podrán cuidar ellos solos a su bebé. Por ello, cuando llega el esperado momento de recibir el alta, muchos (sobre todo los padres primerizos) sienten estrés, miedo o inseguridad ante el cuidado de su hijo.

 

 

No es la única consecuencia del ingreso. Los padres de bebés prematuros pueden enfrentarse a sentimientos negativos como miedo, culpabilidad, frustración, tristeza y depresión.

Si a todo esto sumamos el cansancio, las pocas horas de sueño y la incertidumbre, la unión de pareja puede sufrir graves consecuencias. Por ello aconsejamos el apoyo de la familia (si es que esta es, realmente, de ayuda), de la Tribu o de especialistas para mejor afrontar la situación que estamos atravesando.

Prepararse para el alta del bebé prematuro

Como ya hemos indicado, es muy importante que los padres tomen el periodo en el hospital como una etapa para prepararse. Es más, no es solo un tiempo para que el niño se desarrolle; sino también un periodo para que sus padres se formen en el cuidado del pequeño.

 

 

El personal sanitario durante esos días les proporcionará herramientas y, sobre todo, seguridad para el momento en que llegue la ansiada alta médica. Antes de irse a casa es aconsejable que los padres dediquen un tiempo a:

  • Conocer la historia médica de su hijo.
  • Comprobar qué cubre su seguro médico.
  • Elegir un pediatra y ver cuáles son las visitas que deben fijar.
  • Aprender a realizar la reanimación cardiopulmonar (RCP).
  • Asistir a alguna sesión informativa sobre el alta hospitalaria para aclarar dudas (si su centro la ofrece).
  • Instalar una silla de seguridad a contramarcha en el vehículo (existen sillas especializadas para bebés prematuros que permiten que el recién nacido viaje con el cuerpo estirado para que respire con facilidad).

 

Este bebé tiene la cabeza un poco ladeada, pero si os fijáis no tiene la cabeza sobre el tórax

 

Los preparativos para la llegada a casa de un bebé prematuro son los mismos que para un bebé a término, y algunos más. Además de las tareas normales, hay que añadir otras como aprender a tomar la temperatura correctamente y saber qué vacunas se le han administrado o qué pruebas que se le han realizado durante la hospitalización.

Preparativos para la llegada a casa de un bebé prematuro

Es importante conocer las enfermedades que suponen un riesgo para el recién nacido (las infecciones respiratorias virales, por ejemplo), así como aprender a prevenirlas con el lavado de manos y evitando el contacto con personas acatarradas. Asimismo, debemos saber qué medicamentos toma el bebé y cómo dárselos (dosis, horarios, etc.) y saber manejar los cuidados especiales que necesite el bebé, como el oxígeno suplementario o el soporte nutricional.

 

La aventura de llegar a casa con un bebé prematuro

 

No debemos olvidarnos de preguntar qué controles médicos y tratamientos futuros necesitará el pequeño, y planificar la visita con el Pediatra de Atención Primaria. También conviene informarse sobre la posibilidad de contactar con el Servicio de Neonatología para preguntar acerca del cuidado del niño, si fuera preciso.

Junto a estos requisitos médicos, también puede ayudar a los padres conocer los apoyos sociales disponibles en la comunidad y el servicio de Atención Temprana de la zona, en caso de estar indicado. Además, si el bebé ha nacido muy prematuro, debe formar parte de un programa de seguimiento estandarizado durante un tiempo.

Porteo y piel con piel

Una manera de beneficiar a tu bebé con resultados científicamente comprobados, es que realices el piel con piel todo el tiempo que puedas. Eres su hogar, territorio conocido. En tu pecho, se siente seguro. Tu latido del corazón, tu olor (los bebés tienen el olfato infinitamente más desarrollado que el de los adultos) y el calor que le proporcionas, es lo que hará que sus constantes vitales estén estables, que su organismo se centre en terminar de desarrollarse, en crecer, en vivir.

 

porteo-7

 

Continúa proporcionándole lo que ya conoce, aunque sea al otro lado de la piel. Tendrá su alimento cerca, porque, aunque sea de biberón, al tenerlo cerquita enseguida identificarás las señales para que puedas aproximarte lo más posible al momento de la demanda. Para ayudarte en todo esto, existen opciones de porteo como por ejemplo los fulares tejidos (intenta evitar los muy elásticos) y las camisetas de porteo específicas para prematuridad.

La llegada del bebé prematuro a casa

Una vez en casa, los padres tendrán que tener en cuenta que los niños nacidos antes de tiempo necesitan aún maduración y crecimiento. Por ello tienen que estar preparados por si el bebé aún está débil, no muestre signos de que tiene hambre, tarde en hacer las tomas o le cueste conseguir el agarre. Si el niño duerme durante casi todo el día, lo mejor es consultar cuanto antes con el pediatra.

 

 

Poco a poco, nuestro bebé irá evolucionando e irá comunicando con mayor claridad sus necesidades. Es fundamental tener paciencia y facilitar al bebé la adaptación en casa. El contacto con el bebé, y la interacción con él (cogerle en brazos, acariciarle, hablarle suavemente, besarle o cantarle) es fundamental para su desarrollo. 

Durante el sueño del bebé se aconseja que, como medida para evitar la muerte súbita, el bebé duerma boca arriba (sobre su espalda) y con la cabecita ligeramente ladeada, no arroparlo excesivamente y no dejar objetos en su cuna.

Cuidados del bebé prematuro

Estos consejos facilitarán el cuidado del recién nacido prematuro en casa:

  • La alimentación con leche materna es lo más recomendable. Si no se pudiera, también existen leches artificiales adaptadas a prematuros. Consulta con el pediatra la más indicada para tu bebé.
  • Pon en práctica el contacto piel a piel. El contacto físico con sus padres es fundamental para los recién nacidos. Les ayuda a regular su temperatura corporal y su respiración. También les proporciona tranquilidad, seguridad y confianza.
  • Controlar el reflujo gastro-esofágico que suelen tener los bebés prematuros (y que desaparecerá, aunque inicialmente provoque regurgitación de la comida durante la digestión) ayudándole a expulsar los gases y vigilando que no coja demasiado aire en las tomas.
  • Vigilar que el peque mantiene una temperatura corporal adecuada, de alrededor de 36 grados. Es aconsejable evitar los cambios bruscos de temperatura.
  • Baños cortos y espaciados en el tiempo, a temperatura adecuada. No tienen que ser diarios, ni siempre con jabón.

 

El baño del recién nacido: ni diario, ni de más de 10 minutos

 

  • Paseos al aire libre desde el primer día (evitando el sol directo), porque el sol es fuente de energía y vitaminas. Siempre hay que evitar ir a lugares con aglomeraciones de gente para prevenir contagio de infecciones, así como las horas de más calor o salir con lluvia o viento frío.
  • Transporte seguro para vehículos. Con la silla adecuada y a contramarcha.
  • El seguimiento médico es importante para comprobar que todo va bien. Se encargarán el pediatra y la enfermera que correspondan a la familia.
  • Los niños prematuros deben recibir las vacunas habituales del calendario general.

 

 

  • Para evitar la transmisión de infecciones al bebé, se recomiendan medidas como el uso de mascarillas y el lavado frecuente de manos, así como evitar cercanía con personas enfermas. En el caso de los hermanos del recién nacido, conviene que no duerman en la misma habitación. Además, extremar las medidas de higiene, antes de coger al bebé.
  • Es recomendable dosificar las visitas, sobre todo al principio; para asegurarnos el descanso del bebé y la mamá, así como que el pequeño no vaya de mano en mano.
  • Estimulación neurosensorial. Es bueno que el recién nacido reciba estímulos para facilitar su neurodesarrollo. Por eso, es fundamental el contacto del niño con los padres, que le hablen suavemente, lo cojan en brazos y jueguen con él.

 

 

En cuanto a su estimulación, en algunas CCAA (como Andalucía) existe un proceso asistencial integrado de seguimiento de recién nacidos de riesgo (dentro del que entrarían los bebés prematuros). Dadas sus características y todo lo vivido, se considera esencial hacer un seguimiento de desarrollo para ir corroborando que todo va como debe, y anticiparnos a las dificultades que puedan surgir, que suelen ser en etapa escolar en su mayoría.

La unión de los padres con el bebé

El lazo que se crea entre los padres y su hijo en el hospital es muy distinto cuando un bebé nace antes de tiempo, por eso hasta que no llegan a su casa no se establece el verdadero vínculo. Aunque el bebé tenga varios meses de vida, no será hasta entonces cuando sus padres empiecen a descubrir cómo es su hijo, su forma de comportarse y sus reacciones.

Muchas madres aseguran que cuando salieron del hospital estaban tan pendientes de cuidar al bebé (el termómetro, las medicinas, el peso, etc.) que no disfrutaban de él. Se sentían más su enfermera que su madre, y les costaba mostrarle su afecto, incluso decirle su nombre, como si el miedo a que ocurriera algo (o llegase a perderlo) le impidiera encariñarse con él.

Sin embargo, también es frecuente que los cuidados de las madres de bebés prematuros lleguen a la sobreprotección del bebé. El haberlo pasado mal crea este exceso de celo ante el bebé que en muchas ocasiones hace acudir a un centro médico por casi cualquier cosa (os recomendamos leer este post sobre cuándo acudir a urgencias con un bebé menor de tres meses).

 

Aprende a detectar cuándo una enfermedad empieza a ser grave, qué síntomas sirven de alerta en un bebé y cómo actuar cuando tu peque está enfermo/a con nuestro Seminario Online «¿Cuándo ir a urgencias?»

 

Antes estas dos circunstancias no podemos olvidar que la muestra de afecto, la vinculación positiva, es necesaria para que el bebé se desarrolle correctamente. El cariño y la afectividad que le demuestren sus progenitores son imprescindibles para el bebé se sienta seguro y crezca adecuadamente.

Asimismo, es fundamental que a medida que el bebé vaya creciendo sea tratado con normalidad, como cualquier niño de su edad. Que un niño sea prematuro no quiere decir que sea un niño enfermo, por lo que sus padres deben controlarse para dejarle evolucionar, cuidarse por sí mismo, jugar, aprender… Evitando transmitir esos pequeños temores que nos queden por las experiencias vividas.

No olvide que si los médicos le dan el alta, es porque tanto el bebé como sus padres están preparados. No obstante, si te sientes agobiada, deprimida, insegura o incapaz; busca apoyo profesional. ¡No te pierdas algo único como es disfrutar de tu bebé!

 

Autores/as

¿Te interesa todo lo relacionado con Bebé recién nacido?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Bebé recién nacido y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "La aventura de llegar a casa con un bebé prematuro"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube