La leche materna podría ayudar al bebé a distinguir el día de la noche

La composición de la leche materna a lo largo de la jornada podría ayudar a programar el ritmo circadiano

Una de las propiedades más asombrosas de la leche materna es que se va adaptando a las necesidades de cada bebé y de cada momento. Tener esto en cuenta podría ser muy útil también para colaborar a que el organismo del bebé aprenda a distinguir el día de la noche, regulando así el ritmo circadiano.

No es igual la composición del calostro de una madre que acaba de dar a luz a un bebé a las 40 semanas de gestación, que de forma más prematura. La leche materna también va cambiando su composición a lo largo del día, ¡e incluso en una misma toma! Es el único alimento «inteligente» y personalizado. Veamos ahora cómo ayuda al bebé a distinguir y regular el ritmo circadiano.

Qué es el ritmo circadiano

Los animales, las plantas e incluso los organismos unicelulares varían su actividad con un ritmo determinado, que responde al movimiento de rotación de la Tierra. Tenemos como un reloj interno que nos permite realizar las actividades diarias, siguiendo un ritmo más o menos igual cada día, y medir el tiempo sin necesidad de controlar la hora en un reloj.

 

 

Los principales receptores que regulan estos ritmos se encuentran en el cerebro, concretamente en el hipotálamo. Y, principalmente, ayudan a que distingamos el día de la noche, y así el cuerpo responda con sincronía a las necesidades de vigilia y sueño

Son procesos naturales sobre los que influye principalmente la luz y la oscuridad; que tienen un componente genético y hormonal, y pueden afectar otros factores como la edad, los fármacos, la actividad, la alimentación, alteraciones neurológicas y oftalmológicas…

Además el ritmo circadiano (o los ritmos circadianos) puede influir en otras funciones importantes del cuerpo (además del sueño y el descanso): la liberación de hormonas, la temperatura corporal y los hábitos de alimentación y digestión.

 

dormir-solo_

 

El ritmo circadiano en bebés 

Según nos explica en el episodio 9 del podcast de Criar con Sentido Común la experta en sueño infantil y miembro del equipo de expertos de Criar con Sentido Común, Rafaela López, el sueño del bebé se sustenta en cuatro pilares, sobre los que podemos influir en mayor o menor medida.

Por un lado depende de la biología: el cerebro se va desarrollando y madurando poco a poco adquiriendo las diferentes fases del sueño; también está la parte psicológica: el bebé es un ser muy vulnerable, que se siente muy inseguro sobre todo a la hora de dormir; y además, por supuesto, influye una gran parte social: cada familia lleva sus rutinas en medio de una sociedad que no está sensibilizada con el ritmo de los más pequeños.

 

 

Por último, uno de estos cuatro pilares, sería la ecología: la relación del organismo con la naturaleza. Las estaciones del año, la luz solar e incluso el lugar del mundo en el que nos encontremos, va a influir en el ritmo circadiano. Por eso nos trae de cabeza, a niños y adultos, cada vez que se cambian los relojes al horario de verano y al horario de invierno.

El bebé dentro de la barriga no tiene ninguno de estos estímulos necesarios para que sepan dormir «cuando les toca» nada más nacer. Por eso los primeros meses (o el primer año a veces), pueden ser muy caóticos. Poco a poco deben ir adaptándose, regulando su organismo con los diferentes pilares que hemos mencionado, entre los que se encuentra el distinguir el día de la noche y así adquirir su propio ritmo circadiano.

 

Averigua cómo es el sueño de los bebés niño/as pequeños, cómo tienen que dormir para que sea seguro y cuáles son los beneficios de compartir cama con los bebés en el Seminario Online «Sueño infantil»

 

Las fluctuaciones en el ritmo interno, junto a otros factores como la necesidad de alimentación a demanda independientemente de si es de día o de noche, llevan a los bebés a tener horarios muy diferentes a los de los adultos, ¡o directamente a no tener horarios! Y cada bebé se comporta de una forma diferente, por eso algunos llegan a dormir más horas durante la noche desde el principio, otros prefieren hacerlo durante el día, otros no llegan a dormir más de una hora seguida, y a veces, cuando parecía que se había estabilizado el sueño tienen regresiones, etc.

Conseguir que el bebé distinga el día de la noche

Una vez que queda esto claro, llega la pregunta: ¿y cómo conseguir que el bebé diferencie el día de la noche, es decir, regule su ritmo circadiano? Pues la primera parte de la respuesta es tiempo, tiempo y paciencia. Como hemos visto, la maduración es muy importante en esto. Y después podríamos ir añadiendo ciertos recursos para favorecer esta regulación, pero siempre sin prisas

 

 

Algunos de los trucos para para que el bebé diferencie entre el día de la noche serían:

  • Establecer rutinas.
  • Favorecer sus momentos de siesta. Si no sabes cuáles son, puedes guiarte por las ventanas de sueño de forma orientativa, pero cada bebé tiene sus necesidades. 
  • Favorecer el apego seguro para ir acompañando la maduración psicológica en la confianza.
  • Adaptar lo mejor posible nuestro ritmo social a las necesidades del bebé.
  • Adaptar la luz de casa (bajando las persianas, fomentando los colores anaranjados para simular la puesta de sol cuando llega la hora de dormir por la noche…).
  • Y, por último, la lactancia materna (también la lactancia nocturna).

 

 

Sí, aunque parezca que los niños que toman teta duermen peor, esto no es así; ya que la leche materna favorece el sueño

La leche materna regula el ritmo circadiano del bebé

La leche humana, además de inmunoglobulinas y nutrientes, contiene hormonas. Entre ellas encontramos el cortisol y la melatonina. Ambas hormonas están de forma natural en el cuerpo humano y varían según unos condicionantes. El cortisol se segrega fundamentalmente por las mañanas, y como respuesta al estrés, ayudando al cuerpo a mantenerse en alerta. Además, es importante para el metabolismo de los alimentos y la función inmunológica.

 

Beneficios de la lactancia nocturna

 

La melatonina afecta directamente al sueño, regulando el reloj interno. Su liberación está también relacionada con la hora del día: aumenta cuando está oscuro y disminuye con la claridad. El cuerpo generalmente produce la melatonina suficiente para sus necesidades, pero hasta los cuatro o cinco meses de edad no hay un ritmo adecuado en la liberación de esta hormona, por lo que llevará un tiempo regular el ritmo circadiano.

 

 

Diferentes estudios de la leche materna encontraron la presencia de estas hormonas, en mayor o menor medida según la hora del día. Por las mañanas los niveles de cortisol son tres veces mayor que por la noche; y por el contrario apenas se encuentra melatonina en la leche diurna, aumentando a lo largo de la tarde hasta alcanzar su pico máximo a medianoche.

Y aunque todavía faltan investigaciones que aclaren cómo afecta esto directamente a los bebés que toman esta leche, todo parece indicar que estas crono señales de la leche materna ayuden a moldear el ritmo circadiano del bebé. Y recuerda que si tienes alguna duda sobre lactancia materna o sueño infantil, tienes en la Tribu CSC varios expertos y seminarios online con los que resolver tus preguntas. 

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Lactancia materna?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Lactancia materna y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "La leche materna podría ayudar al bebé a distinguir el día de la noche"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube