La «magia» de la leche materna: el único alimento «inteligente» y personalizado

La leche materna es capaz de variar su composición adaptándose al lactante en cada momento

No solo es el alimento más completo, sino también el más «inteligente». La leche materna es el único alimento capaz de cambiar durante una misma toma para adaptarse a las necesidades nutricionales del bebé. De esta forma, le ofrece el único alimento realmente personalizado que existe en todo el mundo.

La leche materna, un alimento «mágico» lleno de beneficios

La leche materna es el alimento ideal para los bebés. La OMS y otras sociedades científicas recomiendan que los lactantes tomen solo leche materna hasta los seis meses de vida y que se mantenga posteriormente la lactancia materna, junto a otros alimentos, hasta los dos años y tanto tiempo como la mamá y el bebé lo deseen a partir de entonces.

 

 

Y es que los múltiples beneficios de la lactancia materna han sido bien estudiados:

Asimismo, dar el pecho también tiene múltiples ventajas para las mamás: las madres que amamantan tienen menos riesgo de sufrir una hemorragia postparto, cáncer de ovario o diabetes.

 

 

En cuanto a su composición, la leche materna aporta todos los nutrientes que necesita el bebé para crecer los primeros meses (¡y años!) de vida. Pero además tiene una característica casi mágica que la hace única: es capaz de variar su composición adaptándose al lactante en cada momento. Y es que esta cambia a lo largo de la lactancia, durante el día e incluso durante la toma.

¿De qué se compone la leche materna?

La leche materna se compone principalmente de agua (en torno al 88%), lo cual es de vital importancia para prevenir la deshidratación del bebé. Otro 7% son hidratos de carbono (el mayoritario es la lactosa) y tiene un 3-4% de grasa (este es el componente que más varía su composición).

Tan solo un 0,9-1% son proteínas (algunas con un papel fundamental, como la lactoferrina, que ayuda a la absorción del hierro y evita que las bacterias lo usen, o las inmunoglobulinas, que protegen al bebé frente a determinadas infecciones).

 

leche-materna-2

 

Además de todo lo anterior, la leche materna contiene todas las vitaminas y minerales que precisa el bebé para un crecimiento y desarrollo saludables. Como tiene poco hierro, su absorción es mucho mejor que la de la leche de fórmula o de vaca.

Así varía la leche materna a lo largo de la toma: un «menú de tres platos» que cubre todas las necesidades nutricionales de nuestro bebé

A lo largo de la toma, la leche materna va variando su composición para adaptarse a la perfección a las necesidades del bebé lactante. El pecho nunca se vacía por completo, aunque este no está preparado para almacenar; sino para producir, por lo que la mayor parte de la leche se produce durante las tomas.

 

Aprende cómo es la postura adecuada para dar el pecho y facilitar un buen agarre en el Seminario Online «El agarre y la postura en la lactancia»

 

Al principio de cada toma, la leche materna es rica en agua y más dulce (contiene más hidratos de carbono), mientras que la parte final es rica en grasa (y por tanto, más calórica y más saciante). En realidad, se pueden distinguir tres “leches diferentes” en una misma toma:

  • La primera parte de la toma: es la que el lactante obtiene con menos esfuerzo. El agua es el principal componente. Esta cubre las necesidades de hidratación del lactante. Esta porción también es rica en hidratos de carbono (en torno a un 7%), la mayoría en forma de lactosa. Tiene también factor bífidus (necesario para el crecimiento de la flora bífida) y factores de protección (como inmunoglobulinas y lactoferrina), algunas hormonas (que ayudan a la la maduración intestinal, entre otras cosas), componentes antiinflamatorios y factores de crecimiento.
  • En la segunda parte de la toma: el bebé continúa succionando, pero de forma más lenta y profunda. Al mismo tiempo, la leche materna va cambiando su composición progresivamente. Este «segundo plato» del menú de nuestro bebé, tiene una función fundamentalmente nutritiva y es vital para el crecimiento del bebé. Es rica en calcio y fósforo y contiene muchas proteínas (sobre todo las llamadas caseínas).
  • La parte final: constituye la fase lipídica. Es rica en grasas, aporta gran cantidad de calorías y resulta muy saciante. Es la parte más densa y, por tanto, los bebés requieren más esfuerzo para obtenerla (por eso algunos protestan un poco, tiran del pezón o realizan más descansos). La grasa de la leche materna es de fácil digestión y rápida absorción.

 

leche-materna-1

 

En esta última porción de la toma, leche materna es rica en colesterol (y parece que esta exposición temprana al mismo ayuda a su correcto metabolismo en la etapa adulta). También contiene abundantes ácidos grasos insaturados (fundamentales para el desarrollo del sistema nervioso y de la retina) y agentes de defensa frente a las bacterias.

¿Cómo cambia la leche materna a lo largo de la lactancia?

La leche materna también va variando su composición a lo largo de todo el periodo de lactancia, para adaptarse a las diferentes necesidades nutricionales que tiene el bebé en las diversas fases de su desarrollo y crecimiento. Incluso, por increíble que parezca, la leche materna de las madres de bebés prematuros es diferente de las que tienen bebés a término. En estos casos contiene más proteínas, más grasa y más calorías, así como más lactoferrina y más inmunoglobulina A. En cambio, tiene menos lactosa. ¡Y todo ello es justo lo que necesitan estos pequeños!

 

 

Los primeros días tras el parto secretamos calostro. Se dice de él que es la primera vacuna, porque aporta cantidades muy altas de inmunoglobulinas, lactoferrina y oligosacáridos además de células defensivas. Esta primera leche es de color amarillo (por eso también recibe el nombre de «oro líquido»), tiene muchas proteínas y menos cantidad de grasa que la leche madura. También se digiere mucho más fácilmente.

Posteriormente tenemos una leche de transición. Esta aumenta su contenido en lactosa y grasas, por lo que aporta más calorías. Finalmente (en torno a las dos semanas postparto) segregamos la leche materna madura.

 

 

Cuando la lactancia se extiende más allá del año de vida (lactancia prolongada de larga duración), aumenta su contenido en grasa y calorías (al contrario de lo que se suele pensar: que está «aguada» y otras tonterías similares). No hay ninguna duda al respecto: la lactancia materna por encima del año sigue siendo igualmente beneficiosa para los niños.

¿Y durante el día, cómo cambia la leche materna?

La leche materna también varía su composición a lo largo del día. Durante la noche, aumenta su contenido en sustancias que ayudan a conciliar el sueño y favorecen la regulación del ritmo circadiano (día/noche) del bebé (como el triptófano y la melatonina).

Además, durante la noche se libera más prolactina (la hormona encargada de la lactancia por excelencia). Las tomas nocturnas aseguran así una correcta y continúa producción de leche materna. Además, la prolactina también ayuda a la madre a dormirse antes.

 

Beneficios de la lactancia nocturna

 

Como consecuencia de todo lo anterior, entre los beneficios de la lactancia materna nocturna está el de ayudar a tener un descanso mejor y más profundo, tanto al bebé como a la mamá. Como conclusión obvia de todo lo anterior, las tomas nocturnas son importantísimas para el establecimiento de la lactancia materna, así como para el bienestar de la mamá y su bebé. Y ante cualquier duda, temor, preocupación o inseguridad al respecto que podamos tener, siempre podemos consultar a una especialista en lactancia materna y buscar el apoyo de la Tribu o de un grupo de apoyo a la lactancia.

 

Autor/a

Revisado por:




Más Información sobre el Descuento del Black Friday aquí

¿Te interesa todo lo relacionado con Lactancia materna?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Lactancia materna y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 18 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

4 comentarios en "La "magia" de la leche materna: el único alimento "inteligente" y personalizado"

  1. Que maravilla. Mi hijo va a cumplir 8 años en diciembre y aún sigue mamando. Gracias por este gran artículo.

  2. Gracias,gracias,gracias es lo más bello que le puede pasar a una mamá dar la teta y a su bebe poder tomarla, una de las cosas más lindas del MILAGRO DE LA VIDA ,

  3. Hace poco les escuche que cuando la mamá regresa al trabajo, puede darle al bebé leche hasta que regrese y no se le va a ir o disminuir la producción de leche, es correcto.. me toca regresar a trabajar y quiero seguir dándole de mi leche como le hago para no perderla

  4. yo llevo 2 años y 6 meses amamantando a mi pequeño y estamos felices

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube