El bebé obeso, ¿hay que ponerlo a dieta?

Tanto la teta como el biberón se dan a demanda y no conviene restringir las tomas

Artículo publicado el 7 de junio de 2019 - Este artículo ha sido revisado y actualizado con fecha 8 julio, 2021

El tema del peso del bebé trae de cabeza a muchas familias. A veces porque el bebé no engorda lo que debería, pero también cuando lo hace por encima de lo normal. ¿Hay que poner a dieta al bebé obeso?

El otro día vi en consulta a un bebé de dos meses que pesaba 7,700 kg y estaba siendo alimentado con lactancia materna exclusiva. Sus padres me preguntaron si tenían que limitarle de alguna forma las tomas o hacer que comiera menos cantidad, porque estaba «muy grande».

En otras ocasiones, alguna que otra madre me ha comentado que, en casos similares, el pediatra había puesto a «dieta» al bebé de pocos meses de edad, porque estaba poniendo «demasiado» peso, aconsejándole dar el pecho cada 3 horas con un descanso nocturno de 6. Y si pedía entre tomas, darle agua o manzanilla.

 

 

¿Realmente esto tiene sentido? ¿Sirve para algo poner a dieta al bebé obeso? ¿Es necesario?

La realidad es que a un bebé que crece por encima de la media no hay que ponerlo a dieta, aunque me gustaría puntualizar algunas diferencias respecto a los bebés alimentados con lactancia materna y con leche de fórmula.

Bebé alimentado al pecho

La lactancia materna es a demanda. Y lactancia a demanda significa cada vez que el bebé pide, el tiempo que pida y la cantidad que pida (un pecho o los dos). La leche materna es un alimento vivo y cambiante. Tiene más de 200 componentes y varía (según el momento de la toma, según la hora del día, según la edad del bebé…). Es decir, se va adaptando en cada situación según las necesidades del bebé.

 

Descubre cómo lograr que la lactancia sea un proceso exitoso desde el principio con el Seminario Online «Claves para iniciar la lactancia con éxito»

 

Hay bebés que con la lactancia materna a demanda ganan más peso que la media, e incluso están por encima de la tabla de percentiles. Esto suele ocurrir sobre todo durante los tres primeros meses y no supone ningún problema. Si está tomando el alimento que necesita y este está adaptado a sus necesidades, no hay ningún inconveniente si coge más peso del habitual.

Normalmente, el peso de los bebés se va regulando con el tiempo. A a partir de los tres meses, la ganancia de peso fisiológicamente es menor y se va compensando, siendo muy habitual que en torno a los dos años se tenga un peso similar a la media. En este sentido, cobra especial valor la alimentación complementaria, siendo fundamental que esté basada en alimentos saludables, evitando calorías vacías y alimentos superfluos.

 

 

Entonces, ¿hay que hacer algo con un bebé que, alimentado con lactancia materna exclusiva, coge mucho peso? No, nada. Continuar con la lactancia a demanda.

Bebé alimentado con biberón

En este caso, hay que tener en cuenta algunos aspectos. Por un lado, la leche de fórmula contiene más cantidad de proteínas y grasas que la leche materna, por lo que a priori es un alimento que va a hacer que el bebé gane más peso.

Aun así, con la alimentación con leche artificial, la lactancia sigue siendo a demanda. Es decir, la cantidad y las veces que el bebé necesite y demande.

 

Aprende cuál es el mejor método para preparar los biberones, cuáles utilizar, cuándo cambiarlos y cómo darlos para alimentar de forma sana a tu bebé con leche de fórmula en el Seminario Online «Cómo alimentar al bebé con biberón»

 

Nos olvidamos por supuesto de las tres horas entre toma y toma, y nos olvidamos de las cantidades pautadas por los fabricantes de leche de fórmula (que normalmente van en alza, lógicamente: para que se acabe antes la lata y tengamos que volver a comprar más).

Sin embargo, aunque sea a demanda, debemos tener en cuenta el método de administración de la leche de fórmula, por un motivo importante: que el bebé sea capaz de controlar su hambre y, sobre todo, su saciedad. A modo de resumen: el bebé debe poder controlar el flujo de leche (que debe ser lento) y ser capaz de notar saciedad por sí mismo. Para eso, lo ideal es dar el biberón realizando el Método Kassing, que consiste en que el bebé esté incorporado, el biberón horizontal y hacer pausas periódicas cada 20 ó 30 succiones.

De esta manera, si después de una de estas pausas el bebé no tiene interés en seguir comiendo, no se le insiste. Por otro lado, si continúa buscando alimento, se le vuelve a dar. De esta forma estamos disminuyendo los riesgos de sobrealimentar al bebé.

 

 

Entonces, ¿hay que restringir las tomas a un bebé alimentado con fórmula y con un peso mayor del habitual? La respuesta es no.

Lo que hay que hacer es asegurar que su alimentación está basada en su necesidad real. Que el flujo del biberón no es ràpido (no se acaba el biberón en 5 minutos), que no se le fuerza a ‘acabarse’ el biberón, y no se le espacian las tomas (cuanto más espaciadas, normalmente más cantidad se le ofrece).

Si se cumplen esos requisitos, no hay que hacer nada. Simplemente, asegurarse de que cuando empiece la alimentación complementaria lo haga con alimentos saludables, igual que en el caso de la leche materna.

 

Aprende las bases de una sana alimentación complementaria para tu bebé y cómo iniciar el método Baby-led Weaning de forma segura a partir de los seis meses con el Curso Online «Alimentación complementaria y Baby-led Weaning»

 

Así que, por norma general, vamos a olvidarnos de poner a dieta a los bebés, y mucho menos a los que están con lactancia exclusiva, que necesitan la leche para crecer y desarrollarse, y limitarle su ingesta no le favorece en absoluto. Y por supuesto, no hay que engañar al bebé con agua ni otros líquidos.

Y para terminar, os dejo con está preciosa bebé que en el momento de la foto tenía ocho meses, pesaba 14 kilogramos y estaba alimentada con lactancia materna exclusiva.

 

 

Nació con 3800g de peso, y a los 2 meses de vida ya pesaba 9kg. Actualmente tiene 7 años y pesa 26kg, un peso normal para su edad.

Si necesitáis información o asesoramiento en vuestra lactancia, precisáis ayuda para solventar problemas de lactancia, o queréis consultar cualquier aspecto relacionado con la salud y la crianza de vuestro bebé, os esperamos en la Tribu CSC para atender vuestras consultas.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Lactancia materna?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Lactancia materna y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "El bebé obeso, ¿hay que ponerlo a dieta?"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Oferta Black Friday
    40% de Descuento
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube