Lactancia materna: la técnica de sándwich para que el bebé agarre bien el pecho

Te explicamos cómo practicar una de las mejores técnicas de lactancia para favorecer el agarre de tu bebé al pecho

El buen agarre al pecho es algo fundamental para que la lactancia materna vaya bien. Un mal agarre influye en muchísimas cosas, pudiendo ser determinante para que la lactancia materna acabe antes de lo deseado, provocando: grietas, dolor en el pecho, mastitis, bebé que no se sacia o que no coge peso suficiente… 

La importancia del agarre y la postura en la lactancia

La mejor forma de asegurarse un buen agarre es realizando un piel con piel continuado tras el nacimiento del bebé al menos durante dos horas, y dejar al bebé que se agarre por sí mismo realizando afianzamiento espontáneo.

 

 

Sin embargo, en muchas ocasiones esto no es posible: existe separación madre-bebé, el bebé no se agarra al pecho en esas horas o se realiza un agarre dirigido por el personal sanitario, lo cual puede influir en que posteriormente el agarre no sea correcto.

Una de las formas de corregir un mal agarre es realizando «la opción reset», que es como volver a empezar poniéndote piel con piel con el bebé y dejando que se agarre por sí mismo. Esta opción puede funcionar en las primeras 12 semanas de vida. Aún así, hay otras técnicas y posturas que se pueden llevar a cabo para favorecer un buen agarre.

La técnica de sándwich

La técnica consiste en hacer un símil del pecho (pezón y areola) con un sándwich de pan de molde (o hamburguesa). Para comernos el sándwich, normalmente lo que hacemos es aplastarlo a la vez que hiperextendemos el cuello, abrimos la boca y apoyamos la parte inferior del sándwich en nuestro labio inferior, introducimos el sándwich en la boca y la cerramos. Este movimiento lo realizamos de forma automática, sin pensar. Simplemente lo hacemos y resulta más fácil comer el sándwich. 

 

agarre-4

 

Con el pecho y la boca del bebé, haremos lo mismo. Aplastamos pezón y areola (de forma que así conseguimos introducir más cantidad dentro de la boca del bebé), esperamos que el bebé abra la boca, apoyamos la parte inferior de la areola en el labio del bebé y acercamos el bebé al pecho rápidamente.

Una vez que el bebé coge el pecho, es importante que no soltemos el pellizco que con el que lo tenemos cogido, hasta que el bebé realice varias succiones seguidas y pueda mantenerlo en su boca. Una vez que ya lleva unos minutos succionando, procedemos lentamente a ir soltando el pecho. 

 

agarre-3

 

Aspectos importantes a la hora de realizar esta técnica

La primera y fundamental: siempre aplastamos tanto sandwich como el pecho en la misma dirección en la que está la boca del bebé (en paralelo). Nunca podríamos comer un sandwich si lo aplastamos de forma perpendicular. Sería mucho más complicado que si no lo aplastáramos.

Pues con el pecho pasa exactamente igual. Veo a menudo que se indica hacer la técnica de sándwich aplastando el pecho en forma de C, pero esto depende de cómo esté el bebé colocado. Si el bebé está colocado en posición de cuna, que es la más habitual, aplastar el pecho en forma de C dificulta el agarre, por lo que habría que agarrarlo en forma de U.

¿Cuándo tomaremos el pecho en forma de C para favorecer la lactancia? Cuando la boca del bebé esté en esa posición, que sería en las posiciones de caballito o de rugby.

 

agarre-2

 

En la imagen de abajo, la línea roja representa la línea de la boca y la azul la compresión del pecho si la hacemos en forma de C en posición de cuna. Aquí se ve como esto no ayudaría al agarre, habría que aplastar el pecho en la misma dirección que la línea roja, es decir, en forma de U.

 

agarre-1

 

Otro aspecto importante para no dificultar la lactancia, es no introducir directamente el pezón en la boca del bebé, ya que de esa forma el pezón queda centrado en su boca y no se dirige al paladar, que es hacia donde debe ir. El pezón debe apuntar la nariz del bebé.

Por eso apoyamos la parte inferior de la areola en el labio inferior del bebé y es lo que debe entrar primero en su boca. De esta forma, el pezón se colocará automáticamente en la unión de paladar duro y blando, que es la zona de confort para que no se produzca dolor. 

Cuándo es útil la técnica del sándwich en la lactancia

Esta técnica puede ser muy útil en muchos casos, pero sobre todo:

  • Agarre doloroso (grietas, pezones irritados).
  • Bebé con frenillo lingual corto para hacer un agarre profundo.
  • Bebé que no agarra el pecho.
  • Eliminación de pezoneras (bebé que no coge el pecho sin ellas).

 

Aprende cómo es la postura adecuada para dar el pecho y facilitar un buen agarre en el Seminario Online «El agarre y la postura en la lactancia»

 

Es una técnica que recomiendo mucho en la consulta y suele funcionar muy bien en la lactancia, siempre que se practique de manera adecuada. ¿La has probado? ¡Te leo en los comentarios!

 


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 120 Cursos y Seminarios, un Grupo de Apoyo, y la asistencia de 15 Profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común

0 comentarios en "Lactancia materna: la técnica de sándwich para que el bebé agarre bien el pecho"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube