Cuándo hay que dar agua al bebé y cuánta cantidad

Hasta la introducción de los alimentos sólidos, el bebé obtiene todo el agua que necesita de la leche materna o de fórmula

Es una de las preguntas más frecuentes: ¿hay que dar agua al bebé? Si es así, ¿cuánta le doy? Nos entra la duda y nos visualizamos ya recorriendo los estantes del supermercado analizando cuál es la mejor agua mineral para que nuestro hijo no muera de sed…

Lo cierto es que sí, que los bebés necesitan agua (el 70% del cuerpo de un niño de entre 0 y 24 meses está formado precisamente de este líquido). De hecho necesitan más que los adultos, pero la naturaleza es muy sabia y no necesitan que nosotros se la demos de forma externa.

Viene de fábrica, en la leche de la madre: la cantidad justa y necesaria para los bebés de menos de 6 meses con lactancia materna. ¡Así que deja la visita al supermercado para otro día!

¿Y si el bebé toma biberón? Pues tampoco necesitan que se la demos porque la composición de este es agua y polvos.

De 0 a 6 meses: no hay que dar agua al bebé

La leche de la madre está preparada para que al bebé no le falte nada. Nuestras glándulas mamarias están hechas para ello. De hecho, la leche materna está compuesta por múltiples nutrientes pero principalmente por agua (es el 88% del total de su composición). Así que cada vez que toma el pecho, tu bebé está alimentándose y saciando su sed. ¡No hace falta dar más agua al bebé! Pero, ¿y en verano?

 

 

Pues en verano también. Quizás has notado que tu bebé demanda más pecho de lo habitual y que estas tomas son más cortas. No es algo fuera de lo normal. Todo lo contrario. Lo más probable es que tenga sed y con un buen chupetón de leche de mamá se acabe el problema. Los bebés tienen la capacidad de la autorregulación; de modo que si la toma es corta y más frecuente, seguramente necesitan agua. Si esta es más larga, entonces tienen hambre. Hay que confiar en ellos.

Como he dicho antes, los bebés que toman leche de fórmula tampoco necesitan agua extra (ni agua, ni infusiones ni ninguna bebida). Al igual que el pecho, el biberón se ha de tomar a demanda y, seguramente, en verano se multiplicarán las veces que quiera dar un traguito.

Y si se siguen las instrucciones de la leche de fórmula, no hay que preocuparse porque en la preparación se incluye (¡oh, sorpresa!), ¡agua! Los bebés pequeñitos necesitan alrededor de 700 ml de agua al día. Y eso lo consiguen tanto con el pecho como con el biberón.

«Un poco de agua no le hará daño»

¡Error! Evidentemente no es perjudicial para la bebé, y si alguien le diera un poco de agua no le va a pasar nada, pero dar agua de manera rutinaria a tu bebé con el objetivo de hidratarla podría tener ciertas consecuencias: llenarle el estómago de agua, no dejando espacio para los nutrientes. Estaríamos interfiriendo en su correcta nutrición.

 

 

Y es que es una cuestión física: los recién nacidos tienen el estómago muy pequeñito y se les llena rápidamente. Esa es la razón por la que pueden llegar a realizar hasta 12 tomas en 24 horas (¡o no soltarte el pecho en todo el día!).

Su estómago es pequeño, dirigiere muy rápido y si le llenamos la tripa de agua corremos el riesgo de que se sientan llenos de líquido pero se lleven horas sin ingerir los nutrientes necesarios para crecer, e incluso rechacen la toma porque están llenos de algo tan inocuo como el agua.

No hay que olvidar que los bebés necesitan todos esos nutrientes, además de agua, para su desarrollo. Solo en un año medirán un 50% más que al nacer y multiplicarán por tres su peso (esto es orientativo). Dar agua al bebé no le ayuda a ingerir las sustancias realmente necesarias para su desarrollo.

El agua y la alimentación complementaria

A partir de los seis meses de edad, se empiezan a ofrecer alimentos como complemento a la lactancia. Pero hasta el año la leche materna (o artificial) sigue siendo la fuente principal de alimentación de los bebés, y esta sigue aportando todo el agua que necesitan. Además, muchos de los alimentos que comenzamos a ofrecer están formados básicamente de agua (frutas y verduras), así que no suele ser necesario darles más agua extra.

 

 

Por eso, aunque les ofrezcamos agua, es poco probable que la quieran. Sobre todo si antes de ingerir cualquier alimento sólido han tomado el pecho, tal y como recomienda la Asociación Española de Pediatría en este periodo. En el caso de los bebés de más de seis meses que toman biberón, sí es posible que necesiten algo de agua cuando comienzan a comer alimentos sólidos.

Las tomas en estos bebés se pueden reducir, y es posible que solo tomen leche de fórmula dos o tres veces al día. La ingesta de verduras y frutas les aportará hidratación pero se les puede ofrecer agua a parte. Ellos decidirán si la quieren o no. Es mejor no forzarles.

¿Y cómo se la ofrezco? Lo ideal es en un vaso o en una tacita (sí, aunque solo tenga 6 meses, cualquier bebé es capaz de beber así). No se aconseja dar agua al bebé directamente de una botella, aunque sea pequeña, para evitar infecciones y diarreas. Lo ideal es transportarla en envases bien cerrados y fríos para evitar que se contamine. Si sobra agua del vasito, mejor tirarla y no ofrecérsela otra vez.

 

 

A partir de los 12 meses: ¿cuánta cantidad de agua le doy?

Lo fundamental es no obsesionarse y confiar en que nuestro peque nos hará saber si tiene sed. En mi caso, afortunadamente, amamanté hasta los dos años, así que además de los alimentos sólidos, a ninguna de mis hijas le ha faltado el chorro necesario de leche materna.

Si los bebés pequeñitos necesitan alrededor de un 10-15% de su peso en agua (que adquieren, insisto, de la leche materna), a partir del año la cantidad total de agua que necesita un niño está en torno a 1,3 litros de agua diario. Esa agua la reciben de la leche materna (para aquellos que sigan con el pecho a partir de los 12 meses), de los alimentos que ingieren y del agua que beben. Con unos 4 vasos de agua al día, sería suficiente.

 

No te pierdas el más completo curso sobre alimentación complementaria y Baby-led Weaning, para que tu peque empiece directamente con comida, de manera segura.

 

Pero, subrayo, esto es orientativo. Como comenté antes, los niños tienen capacidad para autorregularse y, sobre todo, tienen una señal básica (ellos y nosotros) para saber que necesitan agua: la sed. Así que, aunque no está mal que se la ofrezcamos, ellos mismos nos la pedirán cuando tengan sed.

Y si son pequeñitos y no saben aún decir «agua», solo hay que acercársela y si se la beben, es que la necesitan. Si vuelven la cara, está claro: la respuesta es no. La clave está en ofrecer sin obligar.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Alimentación infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Alimentación infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 18 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Cuándo hay que dar agua al bebé y cuánta cantidad"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube