• ACCEDER
  • No hay productos en el carrito.

Cuando es verano y de repente aumenta la demanda de teta

Cuando hace calor y aumenta la demanda de leche materna

Vamos a ponernos en situación. Digamos que tu lactancia está más que establecida. Que tienes un bebé o peque que toma el pecho a demanda, aunque más o menos sabes en qué momentos suele pedirlo (más o menos).

Pero de repente, empieza a pedir más a menudo. Tomas más frecuentes. Varios días seguidos. Tú ya estás informada de las  ‘temidas’ crisis de lactancia, así que te preguntas si se podrá deber a eso, pero el tiempo de tu hijo/a no «coincide» cronológicamente con ninguna de ellas. 

También sabes que, cuando hay cambios importantes en su vida, puede aumentar la demanda, diurna y nocturna. Porque necesitan tener esa seguridad y calma que le aporta el pecho. Sin embargo, tampoco es el caso. ¿Qué puede ser entonces?

 

 

En esta época del año, es normal que muchas madres me hagan esta consulta: «¿Qué puede estar pasando? Tengo a mi bebé en modo lapa, no me deja ni a sol ni a sombra». También lo es que no se percaten del motivo real de este aumento de demanda: el calor. 

Sí, así es. Durante el verano, con el aumento de temperaturas, es muy frecuente que nuestros hijos e hijas tengan más sed, por lo que por norma general aumenta su demanda de pecho. Ten en cuenta que el 88% de la leche materna es agua, por lo que la reclaman para calmar su sed.

Por ello, suelen hacer tomas cortas pero frecuentes. Ya sabes que si el bebé está con lactancia materna exclusiva no es necesario darle agua, con la leche es suficiente: le calma la sed y además le proporciona nutrientes. 

 

 

Si tu hijo/a ya ha comenzado la alimentación complementaria, debes saber que con el verano y el calor, disminuye la apetencia. Así que no te extrañe si además de aumentar la demanda del pecho toma menos de otros alimentos. ¡Tranquila, es normal!

Le pasa a mucha gente que, con calor, tiene menos ganas de comer. Intenta no agobiarte con esa situación y ofrécele alimentos saludables. No importa la cantidad, sino la calidad de lo que comen.

Por otro lado, durante el verano, ocurre otro hecho que hace que aumente la demanda de pecho. ¡Y es que las tetas están más visibles y accesibles que durante el invierno!

Esto puede parecer una tontería, pero el hecho de ver el pecho frecuentemente hace que a nuestro hijo/a le entren más ganas de tomar. 

 

 

Imagina que hay algo que te encanta comer, y están cada dos por tres enseñándotelo. Quizás puedas resistirte las primeras cinco veces, pero a la sexta ya es imposible. ¡Lo quieres! ¡Y tiene que ser ya! Pues eso es lo que les pasa a nuestras hijas: escotes, bikinis, bañador… y ya no te digo si haces topless. ¡Le estás poniendo el caramelo en la boca, y quitándoselo después!

Esta estrategia es, de hecho, la que se suele recomendar cuando hay una huelga de lactancia. Es decir, momentos en los que el bebé no quiere pecho de forma temporal, para que vuelva a tomar teta. Ofrecer o mostrar, sin forzar

Por este mismo motivo, si estás pensando en destetar a tu hijo/a, el verano es una época difícil. Porque ven el pecho continuamente y se acuerdan, y porque con el calor tienen más sed. Es importante que lo tengas en cuenta. Si puedes planificarlo, mejor en otro momento. 

 

En el Seminario Online «Pautas para acompañar durante el destete» veremos cuáles son las pautas para llevar a cabo un destete lo más respetuoso posible.

 

Otro aspecto que puede afectar al aumento de demanda en verano es el cambio de rutina. En vacaciones nos vamos a un sitio diferente al habitual, con horarios diferentes, gente diferente… todo ello, aunque parezca algo insignificante, puede hacer que nuestro bebé se sienta inseguro y reclame más el pecho. Ya sabes que el pecho no es solamente alimento, sino mucho más. 

Por todos estos motivos: calor, sed, pocas ganas de comer, pecho visible y/o cambio de rutinas, es normal que tu hijo esté más pegado a ti y haya aumentado el número de tomas de teta.

Mucha paciencia, que poco a poco todo volverá a la normalidad. Y aunque saberlo no es solución, en la mayoría de los casos comprender las necesidades de nuestros hijos/as ayuda a sobrellevar esa alta demanda mejor. 

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 80 cursos y seminarios, un grupo de apoyo, y la asistencia de 10 profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

0 comentarios en "Cuando es verano y de repente aumenta la demanda de teta"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube