Baby Led Weaning (BLW): 10 alimentos fresquitos para que tu bebé disfrute en verano

Alimentos sanos, nutritivos y frescos para hidratar a tu bebé y practicar BLW en verano

El verano es una época ideal para disfrutar de la comida y de cómo tu bebé la descubre y se lo pasa en grande con ella. De hecho, es un gran aliado en la introducción de la alimentación complementaria a partir de los 6 meses. Es cierto que con el calor muchos niños pueden perder apetito, pero existe una gama de alimentos fresquitos que podemos ofrecer a nuestros pequeños en casa, en la piscina o en la playa y que son acordes para practicar el método BLW en verano (o Baby Led Weaning).

Se trata de alimentos nutritivos y frescos (ideales por tanto para favorecer su hidratación). ¡Y encima tenemos la ventaja de que al llevar poca ropa, lo de ensuciarse no será un gran problema! Muchas de las opciones que proponemos en este post se pueden transportar fácilmente en un tupper o neverita pequeña. Os proponemos también opciones para ofrecérselos de forma adecuada.

1. Sandía y melón, una pareja ideal

La pareja ideal del verano. En mi casa no faltan, y muchas mañanas mis hijas desayunan estas frutas en trocitos. Son dos alimentos con un nivel elevado de agua (alrededor del 90% de su composición) y, por tanto, ideales para favorecer la hidratación.

 

alimentacion-infantil-4

 

Además contienen muchas vitaminas y son poco calóricas, aunque sí tienen un alto poder saciante. El melón, además, es rico en potasio, así que es fantástico para reponer fuerzas puesto que este mineral está relacionado con el funcionamiento de músculos y nervios. La sandía por su parte contiene magnesio, hierro y zinc. El sabor de ambos es dulce, pero sus azúcares son naturales y saludables.

Para los pequeños que se están iniciando en BLW se los podemos ofrecer en bastones. Prueba a dejarles la piel (bien lavada) para facilitar el agarre. Otra opción puede ser en rodajas o triángulos, así podrán coger la fruta con las dos manos. Ojo con las pepitas. Hay que quitárselas.

2. Otras frutas de temporada

Aunque la sandía y el melón son sinónimo de verano, existen otras frutas de temporada que también se les puede ofrecer a los bebés. La fruta en general es indispensable para la salud y previene enfermedades y problemas como la obesidad (que también se combate con BLW). Como hemos visto son fuente de vitaminas, minerales y su contenido en agua es muy alto.

 

 

Hace algunos años, cuando comencé la alimentación complementaria con mi hija mayor (ahora tiene 7 años), algunas frutas, como el kiwi, se introducían más tarde por el tema de las alergias. Hoy en día la Asociación Española de Pediatría recomienda la introducción de cualquier tipo de variedad desde los seis meses porque hay estudios que sugieren que ayuda a prevenirlas.

Así que podemos ofrecerles frutas como la nectarina, el albaricoque, el melocotón o el pérsimo (siempre que estén maduros), cortadas por la mitad y sin hueso. Disfrutarán muchísimo chupando la pulpa. A los bebés pequeñitos es mejor retirarles la piel si no son capaces de morderla.

3. El pepino: un gran aliado para practicar BLW en verano

Otro alimento ideal para mantener una buena hidratación y que ahora podemos encontrar en el mercado a buen precio, es el pepino. El 96% de su contenido es agua y aporta muchas vitaminas A, E, C y varias del grupo B. También tiene minerales como el fósforo, el potasio o el calcio. Es un aperitivo fácil de preparar y se lo podemos ofrecer a nuestro pequeño crudo en tiras o en bastones; solo o aderezado con unas gotitas de limón; o acompañados, por ejemplo, de hummus.

 

 

4. Hummus

En árabe hummus significa «garbanzo». Efectivamente esta legumbre es su ingrediente principal, y este grupo de alimentos es una fantástica forma de consumir proteínas vegetales e hidratos (principal fuente de energía). El hummus es un puré de garbanzos cocidos que lleva aceite de oliva, ajo, jugo de limón, sésamo y comino.

El más conocido es el de garbanzo, aunque se puede hacer también con otras legumbres como las lentejas. Se lo podemos ofrecer a nuestro bebé acompañado de bastones de pepino o de verduras como el calabacín o la zanahoria (aunque en estos dos casos, cocinados para evitar atragantamientos).

5. Los tomates, perfectos para el método BLW en verano

Aunque los tomates se pueden encontrar todo el año, lo cierto es que en verano tiene un sabor más apetitoso. Su color rojo es muy llamativo, pero además es jugoso y también contiene mucha agua, además de vitaminas A, C, E y B3, entre otras.

También es fuente de minerales. Al igual que el pepino, es una producto muy fácil de preparar. Se pueden ofrecer cortados en trocitos, a la mitad o en gajos. Habrá que ir probando en distintos tamaños. Si se lo vas a ofrecer fuera de casa, lo ideal es llevarlo en una neverita o cerca de algo frío, para evitar que se estropee.

 

First Solid Food For Young Kid. Fresh Organic Carrot For Vegetable Lunch. Baby Weaning. Mom And Litt

 

6. Gazpacho o salmorejo

Otra forma estupenda de que prueben el tomate es haciendo gazpacho o salmorejo. Además, incluimos otros ingredientes también saludables como el pimiento, el pepino, el aceite de oliva y el pan (aunque yo lo suelo hacer sin pan). Ofrecer el alimento líquido puede parecer contrario a la filosofía de BLW, ¡pero lo cierto es que es el bebé el que tiene las riendas de su alimentación y se lo lleva a la boca!

Así que podemos ofrecerle el gazpacho en un vaso para que beba y lo saboree. A partir de los 9 o 10 meses ya es capaz de coger por sí solo un vaso con asas. Otra opción es que lo pruebe con palitos de alguna verdura o, en el caso del samorejo, untado en una tostada.

7. Aguacate

Se trata de un alimento rico en fibra, manganeso y potasio, así como en ácidos grasos. Su contenido calórico es alto precisamente por eso, pero aporta vitaminas A, B, D y E. Y es pobre en azúcar, pero está cargado de proteínas.

 

 

Todos estos ingredientes lo hacen muy apto para la alimentación, sobre todo la de los niños. Se consume principalmente como fruta fresca, en ensalada, cremas… aunque también se puede untar en tostadas. Con el tomate hace buena pareja. Lo ideal es ofrecerlo en gajos (con o sin piel). También machacado. Es cierto que la pulpa se vuelve negra rápidamente, así que lo mejor es cortarla justo antes de consumirla. Con unas gotas de limón puedes atrasar su oxidación.

8. La pasta, una gran amiga del BLW en verano

La pasta puede ser otra gran aliada del verano porque está buena fría y caliente. Es una de las comidas más socorridas pero además también es sabrosa y aporta una serie de hidratos muy importantes para el organismo. También es fuente de vitaminas E y B y ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre.

Hay que ofrecérsela a los bebés preferiblemente integral. Para los más pequeños, que comienzan BLW, se recomienda en forma de espiral, cuanto más grande mejor. También es factible tipo pajaritas o macarrones rallados porque les será más fácil agarrar el alimento. Los primeros días se pueden ofrecer dos o tres (más que suficiente para que los prueben). Luego se la podemos preparar en ensalada, con verduras o aliñada con aceite de oliva.

 

 

9. Verdura cocinada de distinta forma

Las verduras son alimentos saludables y están llenos de vitaminas. Además, su contenido calórico es muy bajo (igual que la fruta), de modo que son ideales para los niños. Y no solo porque evitan la obesidad, sino también porque previenen enfermedades como la diabetes, el colesterol o los trastornos digestivos.

Son además ricos en fibra y eso viene muy bien contra el estreñimiento. Las verduras «de verano» son el calabacín, la calabaza, el pepino, el pimiento rojo, el rábano, la remolacha, el tomate o la zanahoria (que cocinada es ligeramente dulce), entre otras. ¡Y no son aburridas! La forma de presentarlas en el plato puede seducir al bebé, que además se sentirá atraído por sus colores.

 

 

Con BLW las verduras se recomiendan cocinadas al vapor o ligeramente cocidas, asadas o fritas. En éste último caso, solo muy de vez en cuando y en aceite de oliva. También rebozadas en tempura. Se pueden ofrecer en trozos grandes, en tiras o en bastones del tamaño del dedo índice.

10. Helados caseros

¿Por qué no? Los bebés pueden comerlos siempre que lo hagamos de forma casera, con ingredientes naturales y sin añadir azúcar. Podemos fabricarlos, por ejemplo, con fruta congelada y triturada. Un plátano puede darle la consistencia necesaria para que queden cremosos.

 

Averigua por qué es bueno dejarles comer solos y aprende pautas para practicar BLW de forma segura con el Seminario Online «Alimentación complementaria»

 

Hay familias que incluso hacen los helados con leche materna. Existen utensilios y moldes para poder hacerlos, y en internet hay muchas recetas fáciles y acordes al método de alimentación autoguiada por el bebé, ¡que son perfectas para practicar BLW en verano!

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Alimentación infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Alimentación infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 18 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Baby Led Weaning (BLW): 10 alimentos fresquitos para que tu bebé disfrute en verano"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube