Retrasar la introducción de los alimentos incrementa el riesgo de padecer alergias

Te explicamos por qué es mejor introducir cuanto antes en la dieta de tu bebé los alimentos potencialmente susceptibles de provocar reacciones alérgicas

Primero la yema de medio huevo, luego entera, luego la clara, ¿o era al revés? Desde hace tiempo, cuando nuestro bebé cumple los 6 meses y acudimos a la revisión en el centro de salud, se nos asesora sobre la introducción de los alimentos.

Es habitual recibir una hoja (o varias que se van dando en diferentes edades), con los alimentos que deberíamos introducir en cada momento desde ese día hasta que nuestro/a bebé cumple un año o incluso más.

Hasta hace unos años, los alimentos se establecían por meses, de manera que al principio podían darse muy pocos, y a medida que el bebé se hacía mayor, se iban añadiendo nuevos ingredientes. El motivo por el cual esta introducción se hacía de esta manera era porque se pensaba que los alimentos que se consideran más alergénicos, se debían introducir lo más tarde posible para, así, prevenir alergias.

 

Descubre cómo detectar y actuar ante una alergia alimentaria con el Seminario Online «Cómo detectar una alergia alimentaria».

Estábamos equivocados: los alérgenos comunes cuanto antes, mejor

La evidencia científica actual nos dice que retrasar la introducción de los alimentos potencialmente alérgicos no reduce la frecuencia de alergia, sino que incluso podría incrementar el riesgo de alergia y de atopía.

Los estudios más actuales sugieren también que la tolerancia a la comida debería estar mediada por una exposición temprana que ayude al sistema inmunitario de los peques a regular las proteínas que podrían actuar como posibles alérgenos.

Por ello,  las entidades de referencia como la AAP, la EAACI, la ESPGHAN, y  la EFSA reconocen que NO hay evidencias que justifiquen posponer la introducción de los alimentos reconocidos como alérgenos comunes con el objetivo de prevenir alergias.

 

 

Ahora sabemos que determinados alimentos como el huevo y el cacahuete deben ser introducidos lo antes posible, ya que se ha comprobado que introducir estos alimentos en los primeros meses de alimentación complementaria podría prevenir la aparición de alergia a los mismos.

Entonces, ¿qué orden sigo para introducir los alimentos a mi bebé?

Pues el que mejor consideres o el que mejor te venga (aunque el huevo y el cacahuete sería conveniente ofrecérselos cuanto antes, mejor; por lo que he comentado anteriormente). El resto, pues según nos vaya viniendo bien, tal y como os contamos en el curso «Alimentación complementaria y BLW» y en el Seminario Online «Alimentación complementaria con purés y triturados«, aunque es importante tener en cuenta un par cuestiones:

  1. Cuando introduzcamos un alimento nuevo debemos ofrecérselo en el almuerzo y no en la cena, porque si el niño tuviera una reacción a dicho alimento, podríamos estar dormidos y no darnos cuenta.
  2. Esperar al menos un par de días o tres antes de volver a introducir otro alimento con potencial alergénico. Con respecto a esto no hay un consenso claro sobre cuánto tiempo esperar, hay quien recomienda esperar de tres a cinco días mientras el peque va probando el nuevo alimento, hay quien dice que con uno es suficiente, así que quedarse con un punto intermedio tiene lógica. Por ejemplo, esperar dos o tres días para estar seguros de que el alimento introducido no produce ningún tipo de reacción, o esperar más días si hay historial de alergias en la familia para aquellos alimentos que producen más alergias.

La utilidad de hacer esto así es poder identificar el alimento causante de una reacción alérgica en caso de que algún alimento nuevo la cause. Este es el único motivo.

¿Entonces espero siempre 2 ó 3 días con los alimentos nuevos?

No tendría mucha lógica esperar cada vez que introducimos un alimento que normalmente no provoca alergias, ya que tardaríamos muchísimo tiempo en tener una alimentación variada y en poder realizar recetas apetecibles con varios ingredientes.

 

la introducción de los alimentos

 

Sin embargo, sí sería conveniente, como digo, esperar esos 2-3 días con aquellos alimentos potencialmente alergénicos. Algunos de los alimentos que más alergia suelen provocar son: huevo, leche de vaca, pescado, marisco, frutos secos, el sésamo, la soja, las legumbres, el trigo, el apio-nabo, la mostaza y el tomate. Con respecto a las frutas: melocotón (piel), kiwi, papaya, melón, aguacate, plátano, fresas y frambuesas.

Entonces, ¿comienzo por el alimento que yo prefiera?

Uno de los objetivos de comenzar con la alimentación complementaria es aportar a la alimentación del bebé nutrientes que comienza a necesitar en cantidades que la leche materna por sí sola no puede aportar.

Los bebés nacen con unas reservas de hierro que a partir de los 6 meses podrían comenzar a escasear. Por eso, tiene lógica comenzar a introducir cuanto antes alimentos ricos en hierro para suplir cuanto antes estas carencias.

Si nos basamos en esto, no es descabellado pensar en introducir cuanto antes el pollo, la carne, el pescado y las legumbres (alimentos ricos en hierro), combinados siempre con verduras para favorecer la absorción del mismo.

 

Enseña a tus hijos a disfrutar de las verduras desde que son bebés o reeducarles si ya son algo más mayorcitos con el Seminario Online «Cómo hacer que les gusten las verduras».

 

Así que si te han dado una de esas hojas fotocopia de fotocopia que aún entregan en muchos sitios, con un listado de alimentos por meses, olvídala y comienza a introducir los alimentos según los que suelas preparar en casa, teniendo en cuenta que cuanto antes introduzcas aquellos alimentos ricos en hierro, mejor que mejor.

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 80 cursos y seminarios, un grupo de apoyo, y la asistencia de 10 profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

0 comentarios en "Retrasar la introducción de los alimentos incrementa el riesgo de padecer alergias"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube