Mi bebé ha empezado la alimentación complementaria y está estreñido, ¿cómo lo soluciono?

El cambio en la alimentación puede provocar un cambio en la flora intestinal que puede favorecer el estreñimiento

Artículo publicado el 8 Abr 2021 - Este artículo ha sido revisado y actualizado con fecha 23 abril, 2021

A veces, algunos bebés que hacían caca con facilidad mientras tomaban solo leche, se estriñen al comenzar con la alimentación complementaria. ¿A qué se debe y cómo resolverlo?

Esto es algo relativamente frecuente y llama la atención a muchas familias que se plantean si su bebé, que antes tomaba solo leche (un alimento que dicen que tomado en exceso estriñe), y manchaba el pañal con regularidad; ¿cómo es posible que al empezar a darle fruta y verdura (alimentos ricos en fibra, que dicen que regula el tránsito intestinal) se estriña? ¡Pues sí, es posible!

Qué es el estreñimiento

Lo primero que hay que aclarar es qué es estreñimiento y qué no lo es. Estreñido está quien hace caca dura con dolor o no puede hacer caca con asiduidad. No es estreñido el bebé que no hace todos los días. Puede pasar días o incluso semanas sin hacer, pero si cuando la hace es blanda y sin dolor, no hay ningún problema. En otras palabras: el bebé puede hacer caca todos los días y estar estreñido, si cuando la hace es dura y le duele.

 

 

El estreñimiento cuando empezamos con la alimentación complementaria

Cuando iniciamos la alimentación complementaria, a los seis meses de vida del bebé, es normal que el sistema digestivo del peque responda con una ralentización y endurecimiento de las heces. Pero ¿por qué se endurecen las heces? Se debe a que al introducir la alimentación complementaria se producen varios cambios en el bebé:

  • Reduce la proporción de agua. Antes tomaba solo leche, y tanto materna como de fórmula, se trata de un alimento cuya composición es en su mayoría agua. ¡Hacer cacas con alto contenido en agua era fácil para el bebé!
  • Empieza a tomar alimentos astringentes. Algunos alimentos liberan mucha cantidad de azúcares fáciles de absorber (como el plátano maduro, la manzana calentada o la zanahoria, el arroz y la patata cocidas). Absorben el azúcar acompañado de agua y eso hace que lo que queda tenga mayor densidad. Esto no quiere decir que no tengamos que seguir ofreciéndole al bebé estos alimentos, ¡su estómago se tiene que acostumbrar a digerirlos!
  • Hay cambio en la flora intestinal producido por el cambio de alimentación, lo que puede favorecer el estreñimiento. Hay gérmenes que nos ayudan a digerir los alimentos, y otros que dificultan la digestión y generan mucho gas que dificultan el movimiento del intestino. Su sistema digestivo necesita tiempo para adaptarse a los alimentos diferentes a la leche.

Por todo esto, es normal que el bebé se estriña en este momento, justo al inicio de la alimentación complementaria. Y si las deposiciones son demasiado duras, el bebé no las puede expulsar con facilidad y sufre… ¡Y es que no está acostumbrado a tener que hacer tanta fuerza!

 

Aprende las bases de una sana alimentación complementaria para tu bebé y cómo iniciar el método Baby-led Weaning de forma segura a partir de los seis meses con el Curso Online «Alimentación complementaria y Baby-led Weaning»

 

Soluciones si tu hijo se estriñe al introducir la alimentación complementaria

Podemos ayudar al intestino del bebé a regularse, no forzándole nunca a comer más de lo que necesita (los bebés son perfectamente capaces de autorregularse y además, hasta los 12 meses de vida, la leche materna o de fórmula sigue siendo su alimento principal) y controlando su dieta, tanto en tipos de alimentos como en cantidades. Algunas recomendaciones en este sentido con:

Aumentar la cantidad de líquido que toma

Esto se puede hacer de varias formas:

  • La alimentación complementaria, como su propio nombre indica, complementa a la lactancia. Por tanto, no debemos forzar al niño a comer más cantidad de la que él o ella misma desee. Tampoco limitar su acceso a la lactancia para lograr que así pase más hambre y «coma» más (con la teta o el biberón ya está comiendo). De esta forma mantendremos una proporción de líquido más adecuada. El bebé nos pedirá más leche y rechazará la comida cuando su cuerpo interprete que necesita más agua
  • Ofrecer frutas y verduras en cada comida, ya que estos alimentos son muy ricos en agua y además favorecen la deposición.
  • Ofrecer agua. Cuando el bebé comienza la alimentación con sólidos o triturados, es normal también comenzar a ofrecerle agua (en este post puedes ver cuánta cantidad de agua necesita un bebé).

 

lactancia y lenguaje

 

Sin embargo, en los bebés de menos de un año, es mejor ofrecer lactancia que agua. La leche materna o de fórmula llevan agua y nutrientes. En el caso de la leche humana, esta incluye proteínas, grasas, hidratos de carbono, vitaminas y minerales en su justa proporción, la necesaria para cada etapa de crecimiento y desarrollo del bebé. Además, contiene hormonas y enzimas. Aún así, está constituida por agua en su práctica totalidad, lo que ayuda a mantener un equilibrio electrolítico en nuestro bebé. ¡Todo lo cual es mucho más que un simple vaso de agua!

Aumentar la cantidad de fibra en la alimentación complementaria

Una vez que se introduce la alimentación complementaria podemos ofrecer frecuentemente alimentos que favorecen el tránsito intestinal porque son muy ricos en fibra, como legumbres (lentejas, garbanzos, alubias), cereales integrales (pan integral, pasta integral, avena… aunque evitaremos ofrecerle al inicio el arroz integral, por su contenido en arsénico); verduras (alcachofas, apio, judías verdes, puerro, calabacín, calabaza, tomate…) y frutas frescas (enteras o trituradas, pero no en zumo). 

En cuanto a estas últimas, podemos introducir una dieta variada en la alimentación de nuestro bebé y prevenir el estreñimiento, procurando moderar el consumo de las frutas que más estriñen (manzana, plátano maduro), y dándole más de aquellas que aligeran la tripa (naranja, mandarina, ciruela, kiwi…).

 

 

Cuando el bebé toma leche de fórmula, se puede cambiar el tipo de esta. En este caso, el pediatra puede aconsejarnos alguna que sea especial para evitar el estreñimiento. También hay que asegurarse de que estamos preparando bien el biberón, es decir, en su proporción correcta de agua y polvo.

Moviendo más al bebé estreñido

Si el bebé se mueve poco, también se mueve poco su intestino. En cambio, si se mueve más y se mantiene más tiempo incorporado (no tumbado) se favorece el movimiento del intestino. También podemos optar por los masajes de barriga, resultan de gran ayuda si el peque se estriñe.

 

Descubre los beneficios del masaje infantil tanto para el bebé como para ti, de la mano de la Fisioterapeuta Marta Saeta, en el Seminario Online «Masaje infantil»

 

¿Cuándo es necesaria la ayuda de un pediatra?

El pediatra puede ayudar a nuestro bebé estreñido. Según la pediatra y miembro del equipo de expertos de Criar con Sentido Común, Gloria Colli «los probióticos no han demostrado que sean útiles para el estreñimiento en niños. Aunque tradicionalmente se recomienden, no está demostrado que funcionen». En los casos en los que lo anterior no funciona, el bebé estreñido puede necesitar transitoriamente la ayuda de un laxante.

En estos casos siempre tiene que prescribirlo un pediatra, que decidirá cuál es el mejor para su edad y cómo usarlo adecuadamente. Si necesitáis orientación experta sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud, alimentación y crianza de vuestro bebé, nuestros expertos en salud infantil Armando Bastida, Gloria Colli, Carlos González… pueden atenderos online en la Tribu CSC.

 

 

Lo que NO debes hacer con un bebé estreñido

Aunque hay muchos «remedios caseros» que tradicionalmente se han usado para aliviar el estreñimiento infantil, no todos los métodos son igual de fiables y conviene que nos dejemos asesorar por los especialistas. Y es que hay remedios «de toda la vida» que es mejor descartar. No conviene que hagamos al bebé lavativas caseras, ni que le demos zumos o infusiones

También es desaconsejable introducir un termómetro o un bastoncillo con aceite en el culito del bebé. Son remedios contraproducentes con los que además podemos hacerle daño, causarle trauma asociado al acto de hacer caca o provocar que solo haga deposiciones con estímulos externos.

En las ocasiones en las que el estreñimiento es duradero y no parece funcionar nada, es posible que sean necesarios medicamentos, pero estos solo han de administrarse por prescripción médica.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Alimentación infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Alimentación infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

2 comentarios en "Mi bebé ha empezado la alimentación complementaria y está estreñido, ¿cómo lo soluciono?"

  1. Mi bb tiene 7 meses inicie a los 6 meses con AC al principio no lo acepto hasta casi los 7, pensé que toda la preocupación había terminado, pero empezó otro problema el estreñimiento ufff peor dura sin hacer popo 3 o 4 días le tuve que poner supositorio en 2 ocasiones cada 3er día, pero no puedo estar usando eso, se que no es recomendable, estoy desesperada qué puedo hacer, tengo otro hijo y le ah dado juguetes sucios será una infección, voy a llorar

  2. Hola Leticia, siento tu malestar y ganas de llorar. Un abrazo. Efectivamente en el inicio de la AC el estreñimiento puede aparecer el estreñimiento. Mucha paciencia, el seguir ofreciendo su leche materna o de fórmula que es la base de hidratación y alimentación hasta los 12 meses. Y ofrecer legumbres, verduras, frutas, frutos secos triturados, aceite de oliva virgen extra AOVE, tiras de aguacate, pescados azules (por la grasa), cereales integrales excepto el arroz…… y el ofrecer los alimentos sólidos ayuda también a mejorar y prevenir el estreñimiento. Ofrecer agua, y si quiere tomará. Los supositorios le ayudan ablandando las heces del final, si está molesto y los necesita no pasaría nada. Sobre si hay una infección no puedo ayudarte, cautela que los peques jijiji quieren todo lo de los hermanos mayores. un abrazo Rebeca Pastor Nutricionista-CSC

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 mes de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube