Estrías en el embarazo: ¿Pueden prevenirse y tratarse?

Las estrías son frecuentes en el embarazo y aunque no pueden predecirse, algunas mujeres son más propensas que otras

Artículo publicado el 27 Feb 2021 - Este artículo ha sido revisado y actualizado con fecha 4 octubre, 2023

Afectan solo a la estética de nuestra piel y no suponen ningún riesgo para la salud de la mamá ni del bebé, pero aún así es una de las preocupaciones más frecuentes de las embarazadas: ¿me saldrán estrías en el embarazo?

Es completamente normal tener ciertos miedos respecto a los cambios físicos durante el embarazo y el postparto. Por ello, es natural que muchas futuras mamás se pregunten si su piel seguirá siendo la misma. Las estrías son algo relativamente frecuente durante el embarazo y, aunque no se pueden predecir, se sabe que algunas mujeres son más propensas que otras a padecerlas (por ejemplo, si las sufriste en la adolescencia).

Tradicionalmente se ha pensado que las estrías eran compañeras de los cambios radicales y rápidos de peso, pero, según Sara Caamaño, matrona y enfermera miembro del equipo de especialistas de Criar con Sentido Común, los últimos estudios ponen de manifiesto que “lo que más influye en el desarrollo de estrías son las hormonas, la calidad de la piel y la edad”.

 

 

Curiosamente son más frecuentes en mujeres menores de 25 años y no están tan estrechamente relacionadas con la hidratación (en cuanto a lo que bebemos) o el aumento de peso (salvo que sea un aumento realmente significativo). De hecho, muchas estrías se forman en la adolescencia (por influjo hormonal) cuando la piel es “joven”, y aunque los cambios drásticos de peso podrían ser un estupendo caldo de cultivo para ellas, pesa más el factor genético.

Si quieres prevenirlas, controlar tu peso durante el embarazo o tratarlas; puedes consultar a nuestro equipo de especialistas de la Tribu CSC.

Qué son y por qué salen las estrías

Las estrías son marcas en la piel. Se manifiestan como líneas visibles, normalmente largas y finas. La mayoría de las veces aparecen en un color rojo o morado, y con el tiempo y dependiendo de cada tipo de piel, se van tornando rosáceas, blanquecinas o plateadas.

Su causa es la rotura de las fibras elásticas de la piel. Esto sucede cuando la piel se estira y las fibras con menos elasticidad se rompen. Por esto a veces aparecen cuando hay cambios drásticos de peso y su aparición es más común en el abdomen (sobre todo durante el embarazo, por razones obvias), pero también pueden aparecer en muslos, nalgas, caderas, pecho y brazos.

Algunos especialistas indican que la velocidad con la que se aumenta de peso y crece el útero durante el embarazo puede ser un factor de riesgo. Por eso (entre otros beneficios), se recomienda un aumento de peso controlado, para que no aparezcan. Sin embargo, hay estudios que se remontan a la década de los 70 en los que ya entonces se aseguraba que esta relación no es consistente, por lo que las estrías en el embarazo podrían tener su origen en los cambios hormonales (igual que en la adolescencia).

 

curso-embarazo
Conoce cómo se va desarrollando tu bebé y aprende a detectar los síntomas del embarazo y cómo combatirlos con hábitos saludables con el Curso Online “El embarazo trimestre a trimestre”

 

Pero, como hemos apuntado más arriba, en última instancia la aparición de estrías depende del tipo de piel de cada mujer y la herencia genética. Si salieron estrías durante el desarrollo en la adolescencia, o si en la familia se han dado casos de estrías en el embarazo, hay más probabilidades de que aparezcan (aunque algunos estudios muestran menor riesgo estadístico en quienes ya las sufrieron en la pubertad). No obstante, no te confíes si en tu primer embarazo no te salieron. Eso no evita que no hagan su aparición en los siguientes.

Las estrías en embarazadas: ¿cómo pueden evitarse?

La aparición de estrías en el embarazo es bastante frecuente. Suelen aparecer alrededor del sexto mes de gestación. Empiezan como estrías rojas y, de forma progresiva, se van aclarando después del parto. Su aparición depende de lo rápido que aumente el volumen del abdomen y del tipo de piel de cada mujer.

Por ser uno de los problemas estéticos que más preocupan a las mujeres gestantes, son muchas las que optan por cuidarse la piel aplicándose cremas, lociones o aceites durante toda la gestación. Pero, ¿son realmente eficaces?

La única sustancia que se ha comprobado efectiva para la prevención y reparación de las estrías recientes es la tretinoína, un retinoide que puede mejorar el aspecto de las estrías recientes ayudando a regenerar el colágeno, lo que permite que la estría se parezca más a la piel normal. Sin embargo, está terminantemente prohibida durante el embarazo, ya que tiene efectos teratogénicos, es decir, que puede provocar anomalías en el feto.

 

 

En una revisión publicada en la Biblioteca Cochrane (“Preparados tópicos para la prevención de las marcas de estiramiento en el embarazo”, Brennan et al. 2012), se incluían seis ensayos clínicos con una muestra de 800 mujeres que utilizaron distintos preparados tópicos disponibles en el mercado. En el texto se detalla que no se halló ninguna prueba de alta calidad para apoyar el uso de cualquiera de los preparados tópicos en la prevención de las estrías durante la gestación.

Otro estudio realizado con 100 mujeres en 2008 señala que, en comparación con el placebo, el tratamiento con una crema con extracto de centella asiática, alfa tocoferol e hidrolizados de colágeno y elastina se asoció a un menor número de mujeres que desarrollaron estrías, pero que no existen evidencias de que el uso general sea beneficioso.

Algunos especialistas recomiendan rosa mosqueta para prevenir la aparición de estrías ya que este aceite contiene altos niveles de ácidos grasos esenciales poliinsaturados (linoleico, oleico y linolénico) que proporcionan elasticidad, regeneran, nutren e hidratan la piel, estimulando el crecimiento celular.

 

 

“Aquí hay evidencia muy limitada de todo, la centella asiática parecía tener alguna posibilidad porque actúa a nivel de tejido conjuntivo profundo, pero en los últimos estudios tampoco se ha confirmado que prevenga al 100%. Sin embargo, algunos de estos compuestos sí han demostrado al menos reducir la gravedad de las estrías. Los que se ha demostrado que no hacen nada son el aceite de oliva y la manteca de cacao, ya que parecen reducir la gravedad pero no la incidencia, apunta Caamaño.

Por todo ello las cremas y resto de ungüentos tópicos suelen recomendarse también para prevenir o minimizar las cicatrices (si es que las estrías ya han hecho su aparición), y no para eliminarlas. Y es que, de nuevo, no existe evidencia científica. Al parecer, cuando de estrías se trata, es mejor prevenir que tratar.

Estrías en el embarazo: ¿pueden prevenirse?

Aunque es complicado predecir si nos saldrán estrías en el embarazo, existen ciertas recomendaciones que, aunque no son infalibles, pueden ayudar a prevenir la aparición de estrías durante la gestación:

1. Hidrata tu piel frecuentemente

Una piel en buen estado y elástica puede superar la aparición de estrías con mayor facilidad. Existen muchas cremas para hidratar la piel y no se ha demostrado que las específicas (antiestrías) sean más efectivas (y además son más caras).

Lo importante es que se sea constante en la aplicación de la crema (la crema hidratante normal no ha demostrado beneficios en cuanto a la prevención) en el abdomen y en las otras zonas “de riesgo”. Lo mejor es incorporar el masaje con crema a la rutina diaria (por ejemplo, después de la ducha, momento en el que se ha demostrado que es más efectiva la aplicación de cremas).

 

 

A la hora de elegir una crema o aceite hidratante, es mejor decantarse por los aceites vegetales como el aceite de rosa mosqueta o el aceite de flor de endrina. Los aceites vegetales son naturales y muy beneficiosos para mantener una piel bien hidratada. Por este motivo, son muy recomendables para evitar la aparición de estrías durante el embarazo. Es aconsejable aplicar el aceite en el área a tratar con un suave masaje de forma circular, con la piel limpia, y ser constante (por ejemplo, antes de acostarse y por las mañana).

2. Controla el aumento de peso en el embarazo

De forma general, para evitar las estrías se aconseja siempre que no haya un aumento rápido y excesivo de peso (lo que puede generar múltiples problemas de salud y no solo estéticos). Para evitarlo se recomienda una alimentación sana y practicar ejercicio habitualmente (apto para embarazadas, siempre que no exista contraindicación médica).

Sin embargo, la especialista Sara Caamaño apunta que, aunque llevar una dieta sana y equilibrada durante el embarazo es vital por cuestiones de salud general, el aumento de peso no es igual en todas la mujeres. “La mayoría de veces, el ritmo del aumento de peso es algo que las embarazadas no pueden prevenir, aunque sí el aumento excesivo. El ritmo es muy variable y lo que más importa en este caso, es el aumento de diámetro de la barriga que, por otra parte, tampoco está demostrado que sea la causa de las estrías“.

 

 

En cualquier caso, las dietas extremas con las que se baja de peso rápidamente no son buenas para la salud. Lo más recomendable es mantener un peso equilibrado y constante. En el caso de embarazadas, se recomienda que este incremento sea progresivo (aunque se dan casos de mujeres que se estrían en el momento del parto).

Para prevenir las estrías también es bueno evitar el sedentarismo. No conviene estar mucho tiempo en la misma postura, ya sea de pie o sentado. Además, la actividad física hace que la circulación sea mejor, la piel esté más nutrida y se favorece la producción de colágeno.

3. Cuidar la dieta

Durante el embarazo es difícil evitar la aparición de estrías debido a la expansión del abdomen y los cambios hormonales. Para ello, se recomienda reducir el consumo de dulces, ultraprocesados y comidas rápidas (que además pueden perjudicar el desarrollo del bebé).

 

Aprende a interpretar las etiquetas de los productos para distinguir si son saludables o no, y a descubrir las trampas que las marcas utilizan para inclinar nuestra compra hacia sus productos con el Seminario Online “Aprende a leer las etiquetas al hacer la compra”

 

Una dieta rica en vitaminas también ayuda a mantener la piel en buen estado, hidratada y elástica. Para optimizar el estado de su piel y su capacidad elástica, es conveniente que la mujer embarazada introduzca en el menú alimentos ricos en:

  • Vitamina A (leche, huevos, zanahorias, albaricoques, nísperos, espinacas, melón).
  • Vitamina E (aceites vegetales, cereales, verduras).
  • Vitamina C (cítricos, patatas, tomate, kiwi, naranjas, fresas, verduras de hoja verde como la lechuga o el pimiento).
  • Vitamina D (además de la producción natural por parte del cuerpo humano a través de la luz del sol, nuestro organismo puede obtener vitamina D de algunos tipos de alimentos que la contienen como el pescado, los huevos o las setas).
  • Magnesio (para la síntesis de colágeno).

 

 

Asimismo, es conveniente ingerir alimentos ricos en zinc (un mineral esencial que favorece el crecimiento de las células y la cicatrización de heridas). Alimentos como la carne de cordero, las ostras, el germen de trigo, el hígado de ternera, las semillas de calabaza o el chocolate negro contienen grandes cantidades de zinc.

Además de una dieta rica en vitaminas y minerales, una alimentación sana en el embarazo ha de incluir muchas frutas, verduras y agua. El agua es fundamental para la turgencia de la piel. Se recomienda que las personas adultas beban entre un litro y medio y dos litros de agua al día.

 

AlimentosEmbarazoVenta
Cuida de tu salud y la de tu bebé alimentándote correctamente durante el embarazo con el Seminario Online “Alimentación en el embarazo”

 

¿Hay tratamientos eficaces para eliminarlas?

A pesar de que las estrías mejoran con el tiempo, es un problema estético permanente ya que a día de hoy no existen tratamientos eficaces para su eliminación total. Para las estrías rojas se publicita el láser, los retinoides tópicos (totalmente contraindicados en el embarazo) y cosméticos con centella asiática, aceite de rosa de mosqueta o lactato amónico, así como el dexpantenol y el ácido hialurónico. Por otro lado, para las estrías blancas, algunos ungüentos con lactato amónico muestran una discreta mejoría por sus propiedades hidratantes.

 

 

Sin embargo, y aunque la mayoría de laboratorios de dermocosmética disponen de productos específicos en el mercado, ninguno de ellos obtiene resultados notorios ni está establecido como 100% efectivo. No hay ningún tratamiento que las elimine, las estrías no se curan; son cicatrices producidas por la rotura de fibras de elastina y las de colágeno, que son las que proporcionan estructura a la dermis.

Tampoco hay ningún estudio que apoye el uso de preparados tópicos específicos en la prevención de estrías en el embarazo. En cuanto a su prevención, nada garantiza que las estrías no hagan acto de presencia. No obstante, según los últimos estudios, la radiofrecuencia está dando buenos resultados en el tratamiento de las mismas una vez aparecidas, y además las estrías leves blancas se pueden tatuar también para unificar el tono.

 

 

No obstante, si te salen estrías durante el embarazo, existe un consuelo: las pequeñas cicatrices se hacen menos visibles con el paso del tiempo, adquiriendo tonos menos fuertes y más parecidos al resto de la piel. Además, recuerda que las estrías son solo un problema estético que no afecta a la salud de la futura madre ni a la del bebé.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Embarazo?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Embarazo y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. [email protected]. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Estrías en el embarazo: ¿Pueden prevenirse y tratarse?"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 semana de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube