¿Por qué es importante la vitamina D en el embarazo?

La vitamina D es esencial para el ser humano. Te contamos dónde encontrarla y cómo beneficiarte de ella

La vitamina D está de moda. Esta es una frase típica cuando se empieza a hacer algo nuevo o diferente. Pero no, no se trata de una tendencia pasajera, hay cosas que se hacen porque se estudian y se valora que ese cambio es positivo para la salud (ojalá se hiciera más a menudo, por cierto).

¿Qué es la vitamina D y dónde se encuentra?

La vitamina D es una vitamina esencial para el ser humano. Hace tiempo que se sabe que es básica para mantener los huesos fuertes, y en las últimas décadas se relaciona con otros procesos como la correcta transmisión nerviosa, el buen funcionamiento de las células, los procesos inmunológicos e incluso con la diminución de algunos tipos de cáncer.

Es una vitamina liposoluble, por lo que se encuentra en alimentos que contienen grasa como pescados azules (salmón, caballa, atún…), quesos, lácteos enteros, hígado y la yema del huevo.

 

 

Una fuente importante de vitamina D se genera a través de la exposición al sol. Se sintetiza bajo nuestra piel por lo que los lugares poco soleados, cubrir el cuerpo mayoritariamente, las personas de piel oscura y el uso de protectores solares disminuyen este proceso.

Deficiencia en vitamina D

La deficiencia en vitamina D en la población general es más común de lo pensamos. De hecho, se calcula que en España el porcentaje varía entre un 30% en personas más jóvenes, hasta un 87% en gente que vive institucionalizada. Los factores de riesgo para esta deficiencia son:

  • Poca exposición solar
    • Zonas poco soleadas.
    • Llevar el cuerpo mayoritariamente cubierto con ropa.
    • Piel oscura.
    • Pasar mucho tiempo en lugares interiores.
    • El uso de protectores solares cuando nos exponemos al sol (por otro lado, son necesarios para la prevención del cáncer de piel).
  • Intolerancias alimentarias o enfermedades que puedan afectar a la absorción de nutrientes.
  • Dietas restrictivas.
  • Obesidad moderada-intensa.
  • Algunos medicamentos para enfermedades crónicas también pueden disminuir la vitamina D en sangre.

 

 

Aunque se ha planteado hacer valoración en sangre a aquellas mujeres que tengan factores de riesgo para tener baja la vitamina D, se ha concluido que es más útil la suplementación universal (valorando pros y contras de cada intervención).

Vitamina D y embarazo

La deficiencia de vitamina D durante la gestación se ha relacionado con desarrollar problemas como preeclampsia (hasta 5 veces más riesgo que sin déficit), diabetes gestacional o incluso parto prematuro.

De cara al bebé, se vincula a menor peso (por debajo de 2500 gr.) y mayor riesgo de crecimiento retardado intrauterino.

También se relaciona la suplementación de vitamina D con menor riesgo de hemorragia postparto.

Dado que el embarazo es un periodo sensible (aunque en principio las necesidades no están aumentadas) se plantea la prevención recomendando que la mujer gestante tome un suplemento de dicha vitamina de entre 400 y 600 unidades al día.

 

 

Este aporte debe darse a través de diversos preparados, generalmente en gotas, que contengan dichas cantidades. Actualmente los preparados multivitamínicos específicos para el embarazo contienen entre 200 y 400 unidades, depende de la marca, por lo que podrían ser insuficientes.

¿Es seguro tomarla?

Sí, se han planteado diversos niveles de seguridad y no se han visto efectos negativos en aportar suplementos de vitamina D, incluso en dosis muy superiores a los que se indican. Están descritos los efectos perjudiciales de un exceso, pero no se han dado en embarazadas suplementadas.  Si tenemos en cuenta esto, tiene aún más peso mantener la pauta de toma de vitamina D.

 

Descubre cuáles son los signos de fertilidad y qué días tienes más probabilidad de quedarte embarazada con nuestro Seminario Online «Buscando el embarazo»

 

En cuanto a si afecta o no a la fertilidad, esto no está tan claro. Hay menos estudios sobre este tema y los existentes son de poca calidad. Algunos parecen sugerir que la toma de antioxidantes y vitamina D mejora la posibilidad de embarazo, pero aún no hay nada contundente.

Los hábitos saludables

La base de nuestra salud está en nuestros hábitos: alimentación saludable, ejercicio físico, evitar tóxicos y procurar prácticas que mantengan a raya el estrés excesivo. Así que aunque nos apoyemos en suplementos cuando es preciso, es básico mantener costumbres saludables en nuestra vida cotidiana.

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 100 Cursos y Seminarios, un Grupo de Apoyo, y la asistencia de 11 Profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

0 comentarios en "¿Por qué es importante la vitamina D en el embarazo?"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube