• ACCEDER
  • No hay productos en el carrito.

Estoy embarazada, ¿me puede dar el sol en la tripa?

El sol no es tan peligroso en el embarazo, pero no es inocuo

Llega el veranito y con él los típicos ratos al sol. Es frecuente escuchar la pregunta ¿puede darme el sol en la tripa? O es posible que ya sabiendo que no hay ningún problema por ello, estés tranquilamente con tu pancita al aire en playa o en piscina, y alguien te sugiera que eso no es bueno para tu bebé.

Los rayos solares no atraviesan la piel

Parece algo obvio, pero aún de vez en cuando me llegan preguntas de este tipo precisamente porque alguien les ha dicho que sí o ha leído algo que así lo afirma.

Es imposible que los rayos solares puedan llegar al interior del útero y dañar al pequeño que está creciendo; para ello tendrían que tener la capacidad de atravesar la piel, la grasa subcutánea, el músculo, el útero, las membranas y el líquido amniótico… vaya, que ni que  fueran rayos láser de última generación.

 

 

Principios básicos

Primero hay que procurar evitar la exposición en las horas del día cuando el sol es más intenso (de 12 a 16, aproximadamente); tampoco es muy recomendable ponerse “vuelta y vuelta” durante mucho tiempo, es preferible ratos a la sombra alternados con paseos o baños acompañados de una buena gorra y agua fresca.

Protección solar adecuada

Este punto es básico, lo hemos comentado en CSC en otras ocasiones, es importantísimo proteger la piel del sol correctamente. Durante el embarazo se debe usar crema con factor de protección solar elevado (FPS 50) y aplicarlo regularmente y cada vez que te bañes.

 

 

Según las últimas investigaciones se recomienda usar cremas que contengan filtros físicos o minerales exclusivamente; aunque se habla de que los que contienen partículas nano podrían absorberse por la piel y ser perjudiciales. Los estudios que hay hasta la fecha confirman lo contrario: la protección solar es segura y eficaz

Aunque hay filtros químicos que se consideran seguros puede resultar complicado encontrar una crema que contenga solo esos ingredientes, así que parece más sencillo evitar los que contienen filtros químicos, puesto que se ha visto que gran parte de ellos se absorben en cantidades apreciables.

¿Cuánto hay de peligroso en los filtros solares químicos?

Los estudios revelan que se absorben por la piel y podrían tener efectos como disruptores endocrinos, esto quiere decir que tienen la capacidad de  alterar la producción normal de hormonas; aún hay que investigar más sobre el tema puesto que no se han observado alteraciones realmente significativas en los niveles hormonales de las personas estudiadas ni se han encontrado restos de estas sustancias en las placentas analizadas.

 

Conoce con detalle tu ciclo y averigua en qué momento es más probable conseguir gestación con nuestro Seminario Online «Buscando el embarazo»

 

Dada la cantidad de producto que se utiliza, que hay que extenderlo por todo el cuerpo y en vista de que hay que repetir la aplicación varias veces y en sucesivos días, parece más prudente evitarlos y usar cremas con ingredientes que han demostrado ser inocuos.

Cuidado con las manchas

Un aspecto a tener en cuenta durante la gestación es que, por efecto de los estrógenos, aparecen con gran facilidad manchas en la piel que se intensifican notablemente con la exposición al sol, sobre todo en la cara.

Las zonas más típicas son en la frente y entre los labios y la nariz (conocida como cloasma). Lo malo es que tienden a permanecer tras dar a luz, así que lo mejor es la prevención: evitar el sol directo, crema con FSP 50 de uso diario y gorro.

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 80 cursos y seminarios, un grupo de apoyo, y la asistencia de 10 profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

0 comentarios en "Estoy embarazada, ¿me puede dar el sol en la tripa?"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube