• ACCEDER
  • No hay productos en el carrito.

¿Por qué leche materna? Los ‘beneficios’ de la leche humana

La leche materna no tiene ningún beneficio

Hoy en día todos somos conscientes de los ‘beneficios’ que la lactancia materna le aporta al bebé humano, motivo por el cual el 90% de las mujeres embarazadas desea alimentar a su bebé con su leche. Sin embargo, es cierto que ante cualquier dificultad (o incluso sin ella) se recurre a la leche de fórmula sin saber realmente las implicaciones que esta acción puede tener.

Cuando constantemente alabamos los beneficios de algo, damos por hecho que ese algo es mejor que otra cosa. Que está ‘por encima de…’. Y esa otra cosa, es lo normal.

Es como si la leche materna fueran unas ‘vitaminas’ que le puedes dar al bebé y que son mejores que una alimentación sin ella, pero que lo habitual, lo normal y lo lógico fuera prescindir de esas vitaminas. Algo así como si dichas vitaminas fueran solo una opción para aquellos que quisieran rizar el rizo.

Este enfoque no es adecuado. La leche materna no es lo mejor. La leche materna no tiene NINGÚN beneficio. La leche materna, la leche humana, es simplemente el alimento normal del recién nacido humano, y es la ‘ausencia de esta alimentación’, con otros derivados lácteos procesados lo que conlleva ciertos riesgos para su salud.

Estamos acostumbrados a banalizar el uso de la leche de fórmula: ‘Dale un biberón para que duerma mejor’, ‘Tu leche no alimenta, dale un biberón para que engorde más’, o ‘El bebé llora mucho, vamos a darle un biberón’. Porque no somos conscientes del riesgo de estas prácticas. Porque pensamos que la leche materna es mejor, pero la de fórmula lo normal. Y no es así, sino justo al contrario.

La leche materna es lo normal y la alimentación con fórmula conlleva riesgos

Sé que muchas veces al usar esta terminología hay mujeres que se sienten molestas o atacadas, porque por sus circunstancias optaron por la lactancia artificial. Mi intención no es en ningún momento juzgar a estas madres, para nada. La leche de fórmula ha salvado a muchos bebés. Bebés que no podían alimentarse de leche de su madre por un motivo u otro. Y por otro lado, también hay mujeres que libremente deciden alimentar a sus hijos con leche de fórmula, y es totalmente lícito. Yo no quiero hacer sentir culpable a nadie. Cada familia toma siempre la mejor decisión para ellos en cada momento.

Mi objetivo con este post en informar. Porque cuando alguien tiene información, entonces es cuando puede decidir de forma libre y consciente.

Porque, por desgracia, a lo largo de mi camino profesional me he encontrado madres que me dicen: ¿Y por qué nadie me dijo que esto podía pasarle si le daba leche de fórmula a mi hijo? Y no es justo. Como cuando a un bebé le dan un biberón de ‘ayuda’ en el hospital sin ver nada más: Sin valorar una toma del pecho, sin ver realmente qué está pasando, si el bebé succiona bien, si está cansado, si el agarre al pecho es bueno o no, y simplemente se limitan a callarlo con fórmula, están aumentando de forma considerable el riesgo de alergia a proteína de leche de vaca (entre otros riesgos) .

Porque una sola toma de leche de fórmula altera la microbiota intestinal del recién nacido (las bacterias comensales que tenemos en el intestino), y estas bacterias no se recuperan hasta una semana después. Todo esto influye aumentando el riesgo de infecciones de todo tipo. Una sola toma de leche de fórmula.

Porque hay muchos estudios que avalan esta información: La leche de fórmula aumenta el riesgo de infecciones: bronquiolitis, neumonía, otitis, gastroenteritis… Mayor riesgo de muerte súbita del lactante donde influye además la cantidad: a mayor exclusividad de leche de fórmula más riesgo. Mayor riesgo de asma, de alergias alimentarias, de dermatitis atópica. Mayor riesgo de obesidad, y de diabetes, en el futuro.

Incluso mayor riesgo de desarrollar linfoma o leucemia.

Y en el caso de los prematuros por ejemplo, aumenta considerablemente el riesgo de enterocolitis necrotizante, enfermedad que por desgracia puede llegar a ser mortal.

La importancia de los profesionales sanitarios

Por todo esto es clave que en las clases de preparación al parto se ‘deje de hablar de los beneficios’ de la leche materna, y se oriente a las madres a ‘solucionar’ o ‘adelantarse’ a las dificultades de lactancia que puedan surgir.

Porque los profesionales sanitarios que atienden madres y bebés deberían ser conscientes también de esto y deberían estar formados y tener recursos para ayudar a las mujeres con problemas de lactancia, en lugar de decirles durante todo el embarazo que deben amamantar y luego, en caso de problemas, optar por el biberón como primer y único recurso.

Porque las tasas de lactancia en nuestro país son bajas. Y no porque las mujeres no quieran amamantar. Lo son porque no hay recursos, no hay formación adecuada en el personal sanitario y ante las dificultades no hay ninguna ayuda (o hay muy poca, o son soluciones erróneas).

Porque a veces, sin haber ningún problema de lactancia, por comentarios del entorno y presión de los familiares se trunca una lactancia que iba bien.

Porque un profesional sanitario no puede decir: “Dale un biberón, si se crían igual…”. Porque los estudios están ahí, y los riesgos de la leche de fórmula no solo afectan a corto plazo, sino también en el futuro. Que ojo, los riesgos son eso: riesgos. Y obviamente no implican que un niño alimentado con fórmula vaya a estar menos sano que otro que no, pero sí tiene más posibilidades.

Que hay veces que la fórmula es la única opción, o que no se puede o no se quiere alimentar con leche materna. Pues estupendo: para eso está y por eso es la mejor opción (de hecho es la única) a la ausencia de leche materna. Pero lo que no es justo es que las mujeres que sí quieren alimentar con su leche y sí pueden hacerlo, no reciban esta información, sino justo la contraria: dale un biberón, que no pasa nada.

Así que tengamos un poquito más de conciencia sobre lo que implica la ausencia de alimentación con leche materna. Que llamemos a las cosas por su nombre y a partir de ahí, decidamos con toda la información en nuestra mano. Que los profesionales demos por fin un paso adelante y no solo demos la recomendación de amamantar, sino también soluciones para todas aquellas mujeres que, queriendo dar el pecho, acaban por dejarlo por no recibir la ayuda adecuada. Y que el resto de la sociedad cuide y proteja a las mujeres y sus bebés de las opiniones y críticas ajenas, porque más que consejos no pedidos, lo que necesitan es apoyo.

Apoyo y conocer posibles problemas y soluciones

En el Seminario Online “Claves para iniciar la lactancia con éxito” tenéis la mejor información relacionada con la lactancia materna, pues tiene el objetivo de que aquellas mujeres que queráis amamantar a sus bebés tengáis los mejores consejos, sepáis qué recomendaciones pueden ir bien y qué recomendaciones pueden ser contraproducentes, y tener claro qué significa el término “a demanda” del que tanto se habla hoy en día.

Podéis verlo con una inversión de solo 9,95 euros y  recordad que si sois miembros de la comunidad “Criar con Sentido Común” lo podréis ver sin coste añadido.

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


¡ESTA NAVIDAD REGALA SENTIDO COMÚN! Tarjeta Regalo Tribu CSC + Libro dedicado a mano por Armando Bastida + Bolsa


Más Información

1 comentarios en "¿Por qué leche materna? Los 'beneficios' de la leche humana"

  1. Nosotros llevamos 13 meses de lactancia, pero si no me hubiera informado ni ido a un grupo de lactancia, habría acabado a los 3-4 meses por culpa de la enfermera de pediatria. En la revisión de los 3 meses, en pleno verano, me dijo que espaciara las tomas y que ya le podía dar agua. Y sin que yo le preguntara nada. Imaginad si hubiera hecho caso: lógicamente habria perdido peso, me habrían dicho que mi leche no es suficiente y le habrían enchufado biberón. Aún hoy doy gracias de haber cambiado de enfermera y de no haberle hecho caso. Una pena que exista personal sanitario que estan dia a día con madres y esten tan poco actualizados.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.