Por qué no hace falta tener un banco de leche materna en casa

El banco de leche materna es el recurso habitual de las madres trabajadoras. Sin embargo, no siempre es necesario y nunca es imprescindible

Una de las preocupaciones más habituales de las madres cuando están amamantando a sus hijos es la incorporación al trabajo fuera de casa. Les surgen dudas de si realmente es posible continuar con la lactancia materna y compaginarla con el trabajo: «¿podré conseguir hacer un banco de leche materna?, ¿conseguiré leche suficiente?, ¿el bebé se tomará la leche que le deje?, ¿dejará la lactancia materna?».

De todos estos temas hablamos largo y tendido en el Seminario Online «Lactancia y vuelta al trabajo» en la Tribu CSC, pero hoy en especial os quiero hablar del banco de leche materna, porque es el tema estrella por el que más me preguntan las madres, y me gustaría aprovechar para llamar a la calma y a la tranquilidad: no siempre es necesario tener un banco de leche en casa.

Oro líquido… desaprovechado

En mi día a día en la consulta, me encuentro madres que han ido preparando el banco de leche materna desde que el bebé tenía pocas semanas de vida,  por lo que cuando llega el momento de la incorporación tienen congelados litros y litros de leche materna. 

 

Por qué no hace falta hacer un banco de leche materna en casa

 

Al final, lo que suele ocurrir es que hay un excedente importante de leche, porque además, le añadimos la leche extraída durante la jornada laboral. Entonces las madres me escriben preguntándome qué pueden hacer con tanta leche que tienen guardada, porque el bebé no se toma toda la que le ofrecen.

Eso es una pena, porque esa leche congelada excedente no se puede donar a un banco de leche (debe estar congelada en los 15 días previos a la extracción). Por supuesto, antes de desecharla hay otras opciones: elaboración de comidas, postres e incluso jabón casero, pero lo ideal es no llegar a esta situación en la que sobra tanta leche, porque la leche materna es oro líquido, y seguro que hemos invertido mucho esfuerzo y cariño en extraerla. 

El banco de leche materna es un «por si acaso»

Un error muy frecuente es pensar que con el banco de leche materna el bebé se alimentará durante todos los días que estemos fuera de casa, por lo que debemos tener congelada muchísima cantidad. Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que mientras estés en el trabajo será necesario que te extraigas leche para evitar obstrucciones o mastitis (al menos las primeras semanas tras la incorporación, mientras se va regulando el pecho a la demanda).

 

 

Por eso, el banco de leche solamente lo necesitaremos el primer día de ausencia de casa, ya que los siguientes días le podemos dar al bebé la leche que nos hemos extraído en el trabajo en el día anterior. Eso es lo más cómodo y lo más práctico.

Además, en el trabajo (tras varias horas sin dar el pecho), lo tendrás cargado; por lo que conseguirás más cantidad de leche de lo que normalmente habrás extraído en días previos (con un bebé pegado al pecho continuamente). Esa cantidad suele ser suficiente para que se la tome el bebé al día siguiente.

¿Y si se agota la leche almacenada?

¿Y si el banco de leche materna no es suficiente? ¿Y si resulta que el bebé se toma todo lo que me extraigo en el trabajo y quiere más? Pues para eso está el banco de leche materna, es la reserva de la que tiraremos por si nos hace falta. Si con eso no fuera suficiente, y vemos que el banco se va agotando, podemos volver a hacer un nuevo banco de leche los días que no estemos trabajando. 

 

 

Sin embargo, esto no suele ser necesario ya que a partir de los seis meses de vida el bebé comienza con la alimentación complementaria, podemos aprovechar y darle comida en nuestra ausencia, pudiendo prescindir de la leche, que ya tomará en su formato original (teta) cuando mamá esté en casa.

De esta manera, no tendremos esa presión por conseguir leche para el día siguiente y si queremos (es lo más cómodo, pero ya va en la libre elección personal de cada una), podemos dejar progresivamente de extraer leche en el trabajo.

En resumen…

El banco de leche materna debe ser una pequeña reserva de leche, no la leche total con la que alimentarán al bebé cuando mamá esté fuera de casa. Con 500ml es más que suficiente. Si extraes 50 ml al día (esa cantidad está muy bien), en 10 días ya tendrás 500ml, por lo que con si empiezas el banco 10-15 antes de la incorporación laboral, tienes tiempo de sobra.

 

 

En el trabajo hay que extraerse leche para evitar obstrucciones o mastitis. Esa leche la guardamos en la nevera y se la darán al bebé en nuestra ausencia al día siguiente.

A partir de los seis meses de vida, podemos sustituir la leche en nuestra ausencia por comida e ir eliminando progresivamente las extracciones en el lugar de trabajo. El bebé tomará la leche que necesite cuando mamá esté con él, asegurando unas 4-5 tomas de pecho en 24 horas. 

 

Descubre todas las claves para poder seguir amamantando con éxito a tu bebé tras la vuelta al trabajo con el Seminario Online «Lactancia y vuelta al trabajo»

 

Si cuando te incorporas al trabajo por primera vez el bebé tiene más de seis meses, puedes prescindir totalmente del banco de leche. Directamente introduce la alimentación complementaria en ausencia de mamá y da prioridad al pecho cuando mamá vuelva.  

¿Y tú, has hecho banco de leche materna? ¿Cómo te fue la incorporación al trabajo fuera de casa? ¡Cuéntanos en comentarios!

 

Vistas totales 1,056 , Vistas hoy 26 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Lactancia materna?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Lactancia materna y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 18 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

6 comentarios en "Por qué no hace falta tener un banco de leche materna en casa"

  1. Pues no estoy de acuerdo con este planteamiento. Tenía el congelador lleno de leche debidamente etiquetada y almacenada. No se ha desperdiciado absolutamente nada. En el trabajo sólo podía sacarme la leche una vez, a la hora de comer y eso servía para la el día siguiente pero además mi hija consumía otra bolsa o dos más porque en este país dejamos a los peques en casa con 4 meses. También por trabajo he tenido que viajar y dormir fuera de casa: la comida del bebe todo del banco y mi leche extraída y tirada al no poder almacenarla. El banco de leche nos ha supuesto no pasar a la lactancia mixta y seguir todo el tiempo hasta el día de hoy que tiene 2 años con lactancia materna exclusiva.

  2. Mi bebé tendrá 8 meses cuando yo me incorpore a principios del mes que viene, me estoy haciendo con un gran banco de leche porque en mi caso, el primer fin de semana trabajo 13 h el sábado y 12 h el domingo, más 6 h o así diarias que se va alternando, había pensado en comenzar con la lactancia mixta, si veo que se me agota para otros fines de semana que tenga ese turno o días festivos, pero me gustaría saber qué me recomienda o cómo podría hacerlo si no. Mucha gracias!

  3. Hola! tengo mi bebe de 5 meses, empieza el periodo de adaptación en la escuelita mientras que yo termino los días de permiso de lactancia antes de volver al trabajo. En los primeros días tuve mucha preocupación por el banco de leche, y resulta que no es necesario. Con dos extracciones al día, mi bebe tiene su leche para el próximo día. Ademas no le gusta nada la leche que ha sido congelada. Eso si cuando vuelve a casa solo quiere teta y teta. Gracias por el post

  4. No hace falta hacer un mega banco pero si es indispensable tener unas 40 a 60 onz. No todos los bebés son iguales y no todos los trabajos son igual de relajados. Tambien influye el cuidador de ese menor. Es importante que se oriente toda la familia sobre manejo de leche extraida. Cómo dice el escrito es oro líquido y cada gota cuenta.
    Se de algunas mujeres que faltaban a su trabajo por q no tenían leche para sus bebés al día siguiente. Se que lloraban por q confiaron en tener un pequeño banco, utilizar la leche recién extraida y complementar con comida sólida y no les fue como pensaban. Así que por favor hagan un buen banco, oriente a su cuidador y traten de llevar el proceso lo más relajadamente posible. Al extraer en el área laboral desconectese de su realidad y concentrensen en su bebé, no miren lo que se está extrayendo mejor mire fotos, vídeos y huela alguna pieza de ropa de si bebé. Confíe en el proceso y de necesitarlo busque apoyo.

  5. Totalmente de acuerdo. Ojalá hubiese leído esto antes. Yo estaba muy agobiada porque en todos lados leía lo de hacer el banco de leche y, al final, allí está todo almacenado y veremos si lo utilizamos porque, como dice el artículo, el papá le da lo que me quito el día anterior.

  6. Buenas tardes.
    mi bebé toma pecho en un margen de 2h 3h.
    Ya mismo me incorporo al trabajo, haré media jornada, estoy empezando a introducirle el biberón con mi leche y me e encontrado que a la hora de extraerme leche no me sale apenas con el sacaleches, utilizo uno electrico. Que puedo hacer?

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube