Cómo es el sueño del lactante

El sueño infantil va cambiando constantemente a lo largo del primer año de vida y la lactancia materna es la gran aliada en esta evolución

El sueño infantil es muy distinto al de los adultos. Es un proceso evolutivo que va cambiando durante toda la vida. No duerme igual un niño que un adolescente o que un treintañero, ni una madre lactante duerme igual que otra que no amamanta. Y el sueño del lactante evoluciona constantemente, aunque a los padres nos parezca un camino difícil de recorrer. 

El sueño del lactante: ¿cuánto duerme un recién nacido?

Los recién nacidos no distinguen entre la noche y el día. Se han pasado nueve meses viviendo plácidamente en el útero de su madre, rodeados de líquido amniótico y con un patrón de sueño distinto al de su progenitora. Durante la gestación, pasan la mayor parte del tiempo dormidos, oscilando entre sueño tranquilo y sueño activo. Y comen constantemente gracias al cordón umbilical.

«Los bebés llegan al mundo con dos fases de sueño que se reflejan en las polisomnografías, en cambio los adultos tenemos cuatro», explica Rafi López, experta en sueño infantil del equipo de Criar Con Sentido Común. Y a eso se suma que su estómago es pequeñito y necesita alimentarse frecuentemente.

 

malestar lactancia

 

Lo habitual es que un recién nacido haga al menos entre 10 y 12 tomas al día. Por lo general, él mismo se despierta. Pero si no lo hace, es necesario intervenir para que se establezca bien la lactancia, para que el pecho sea estimulado pero sobre todo para que se alimente y no se deshidrate. Por eso, al principio la lactancia no es a demanda sino a oferta.

¿Cuánto debe dormir un recién nacido? Por lo general, pasa de media de 16 a 17 horas durmiendo, repartido en 8-10 horas por la noche y de tres a cinco siestas que suman entre siete y nueve horas. Estas cifras son orientativas, evidentemente. Hay bebés más dormilones que otros. ¡Cada peque es un mundo! El sueño del lactante en esta primera etapa es poco profundo. No duerme más de dos a cuatro horas seguidas.

En este post vamos a repasar cómo es el sueño en los lactantes, sus características y cómo se complementa con la lactancia materna para un desarrollo óptimo de los bebés. Es una información que podéis ampliar en nuestro Curso Online «Sueño Infantil», que es gratuito para todas las familias que forman parte de la Tribu CSC, las cuales además pueden consultar online a los expertos de Criar con Sentido Común.

 

Averigua cómo es el sueño de los bebés niño/as pequeños, cómo tienen que dormir para que sea seguro y cuáles son los beneficios de compartir cama con los bebés con el Curso Online «Sueño Infantil»

 

Sueño a demanda hasta los cuatro meses

Tras las primeras semanas, el organismo del bebé se va regulando y adaptando a los horarios que sus padres le van marcando. Poco a poco irá distinguiendo el día de la noche y, alrededor de los tres meses de vida, comienza a dormir más en horario nocturno. Sin embargo, es importante subrayar que hasta los cuatro meses el sueño del lactante debería ser a demanda (como el pecho). Dormir es vital para el momento de eclosión cerebral que está experimentando.

Tal y como remarca Rafi López:

«Los despertares del primer año, de los 0 a 8 meses aproximadamente, obedecen a esas cuestiones madurativas del sueño y a la programación instintiva del bebé, que lleva grabado a fuego asegurarse de que alguien le cuida, día y noche».

Eso significa que el bebé seguirá despertándose varias veces por la noche para lactar (ya sea del pecho de su madre o del biberón – que también es a demanda-). Es posible que tu peque te reclame cada dos horas, aunque sea de noche.

 

¿Cómo es el sueño en los lactantes?

 

No obstante, los beneficios de la lactancia le acompañarán toda su vida, así que merece la pena pasar esta etapa. Para mí la solución fue colechar con mis tres hijas. Eso nos permitió descansar a ellas y a mí. La lactancia nocturna tiene muchos beneficios, entre ellos favorece el sueño. La prolactina relaja a la madre, así que mientras amamanta descansa, y el L-triptófano que contiene la leche materna induce al peque a dormir. La succión del pecho, por otro lado, también le calmará y le ayudará a conciliar el sueño

En cualquier caso, el sueño del lactante sigue siendo muy ligero (en fase REM) porque, como explicaba nuestra experta, el cerebro del niño está en pleno desarrollo, priorizando el aprendizaje frente al descanso. Además, a esta edad se cansan poco físicamente. Así que, además de por tener hambre, hay otras razones por las que tu bebé se despierta por la noche: asegurarse de que te tiene cerca, por los cólicos del lactante (o falsos cólicos del lactante), para superar episodios de apnea (por supervivencia, vamos), para el cambio el pañal o por enfermedad.

El sueño del lactante de cuatro a ocho meses

El sueño del lactante cambia a partir del primer trimestre. Y en esto la leche materna también podría ayudar en la instauración del ritmo circadiano. Es en este momento, de hecho, cuando empieza a adquirirlo y su sueño empieza a parecerse al de los adultos. Sí es capaz ya de diferenciar la noche del día y puede empezar a dormir más horas por la noche (pero no tienen por qué ser seguidas).

No obstante, algunos peques se despiertan más frecuentemente precisamente porque, de algún modo, notan esos cambios de fases del sueño. «Los adultos también nos despertamos, pero nos dormimos solos. Los bebés y los niños, en cambio, necesitan comprobar que están a salvo y cuidados», subraya Rafi López.

 

¿Cómo es el sueño en los lactantes?

 

De tener dos fases pasan a tener cuatro (o cinco, según el autor). Es posible que se despierte cada hora. A este momento se le conoce como la crisis del sueño de los cuatro meses. Es normal porque la aparición de las fases es paulatina y el peque se tiene que ir adaptando.

Hasta los seis meses los bebés lactantes suelen dormir unas 16 horas al día, de las que entre 10 y 12 es por la noche. Por lo general, se despiertan entre una y varias veces en horario nocturno. Para alimentarse, porque les están saliendo los dientes, o por los hitos madurativos del bebé.

 

El sueño del lactante durante el día se va espaciando. Sobre los seis meses el sueño diurno será de tres a cuatro horas diurnas repartidas en dos siestas. No obstante, es un periodo que coincide con la introducción de la alimentación complementaria (aunque la leche materna o artificial siga siendo el principal alimento hasta el año). Eso, unido a la incorporación de la madre trabajadora a su puesto, puede influir en el sueño del bebé. Precisamente, la lactancia materna y el colecho pueden colaborar positivamente para pasar esta fase.

Entre los 8 y los 24 meses: La necesidad instintiva se vuelve psicológica

Como hemos visto, hasta los ocho meses el sueño del lactante va cambiando y evolucionando. A partir de los ocho meses, sin embargo, empieza el proceso de maduración del sueño. No es que deje de evolucionar, pero lo hace de otra forma.

«La necesidad instintiva se vuelve más psicológica y es cuando el bebé y el niño se despiertan y conscientemente comprueban que sus padres están cerca. O sea, se trata de un hito biológico (maduración fases del sueño), psicológico (reconocerse seguro y atendido) y social (presión social sobre lo que es normal, horarios, etc.)«, indica la experta en sueño infantil de CSC, Rafi López.

Hasta los dos años las horas de sueño total se irán reduciendo un poco. Necesitarán entre 12 y 14 horas, la mayor parte por la noche, con una sola siesta durante el día a partir del año. ¿Duermen a partir de entonces toda la noche? Difícilmente, porque seguirán necesitando a sus padres para volverse a dormir, al menos hasta que pasen unos años. Y eso ocurre independientemente de que se siga con lactancia materna o no.

 

¿Cómo es el sueño en los lactantes?

 

Yo les di el pecho a mis hijas hasta los dos años y se seguían despertando por la noche para hacer al menos una toma. No eran despertares frecuentes. Les daba el pecho para dormir y cuando se despertaban de madrugada volvían a tomar. Seguramente lo hacían para calmarse y volver a conciliar el sueño.

Y, además, la teta era el arma definitiva contra las pesadillas. Para las familias con bebés lactantes sé que es un periodo difícil y cansado pero muy necesario para el correcto desarrollo de vuestro peque. ¡Y no dura para siempre!, así que paciencia.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Recién nacido?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Recién nacido y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Cómo es el sueño del lactante"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube