¿Por qué mi bebé llora dormido?

El hambre, el cansancio, estar enfermos o las parasomnias son algunas de las razones por las que un bebé llora dormido

Seguro que os ha ocurrido. Vuestro bebé duerme plácidamente y, de pronto, empieza a removerse nervioso y se pone a sollozar o a llorar. ¡Pero no está despierto! Sigue dormido. Y os preocupáis, y os ponéis incómodas, lo observáis tratando de descifrar qué le pasa. Lo cierto es que no es algo inusual: los bebés lloran dormidos. Y hay distintas razones para ello; razones que están bien conocer para saber cómo actuar en cada momento

El sueño infantil (y, en general, el del ser humano) es vital. No solo porque nos ayuda a recuperarnos del cansancio y tiene consecuencias positivas para la salud; sino porque además, nos ayuda a gestionar nuestras emociones, a aprender y a consolidar lo que aprendemos y a mejorar nuestra memoria.

Pero llorar también lo es. Al principio es la forma que tienen los bebés de comunicarse, de indicar que le pasa algo. Y, por eso, siempre hay que prestar atención al llanto de un bebé. Sea de día o de noche.

Los bebés lloran dormidos porque nos necesitan cerca

El vínculo afectivo entre el bebé y su madre es importantísimo. Durante los primeros meses los bebés no son conscientes de su existencia propia. Sienten que sus madres (o su figura principal de apego) y ellos son lo mismo; que son una unidad. Eso provoca que la necesiten siempre cerca. Podemos practicar colecho o no, pero lo recomendable es que al principio el bebé esté en la misma habitación (lo que facilita, entre otras cosas, la lactancia materna o artificial).

 

 

Nuestra especialista en sueño infantil, Rafaela López, autora del libro Dormir sin Llorar y codirectora y docente de la formación en sueño infantil para profesionales que se imparte desde el Centro de Estudios del Sueño Infantil, asegura que «los bebés y los niños necesitan sentirse seguros y cerca de sus padres para dormir tranquilos». La especialista hace hincapié en que «las exigencias sociales y los mitos nos hacen forzar un comportamiento antinatural antes de tiempo. La realidad es que se puede lograr un equilibrio sin llantos, sin que nadie sufra».

A esa necesidad de tenernos cerca, se le une que durante el primer año el sueño del bebé va a ir desarrollándose y evolucionando. Al principio su sueño no es como el de los adultos, sino que el porcentaje de sueño ligero (REM) es mayor que el profundo (sueño no REM).

Es una cuestión innata, de supervivencia. De modo, que al tener un sueño más ligero es más probable que se remuevan o incluso lloren si no nos sienten a su lado. En este sentido, acunarlos, hablarles o acariciarles puede ser una forma fácil de darles tranquilidad y decirles «estoy aquí». 

 

 

¿Por qué mi bebé llora mientras duerme? Por las mismas razones que se despierta

Es lógico. Aunque pueda desesperarnos en muchas ocasiones, los despertares nocturnos son muy habituales y frecuentes en los bebés y los niños pequeños (afortunadamente van desapareciendo a medida que crecen). Es decir, además de por la necesidad de tenernos cerca, pueden llorar porque tienen hambre, porque están cansados y no logran dormirse bien, porque tiene el pañal sucio o alguna molestia, etc.

«Suelen llorar por las mismas razones que se despiertan, aunque igual tienen tanto sueño que no se despiertan del todo… Simplemente se quejan, sollozan, pero no llegan a despertarse hasta que finalmente lo hacen. Es decir, por sentirse solos y buscar a su cuidador/a», explica Armando Bastida, CEO de Criar Con Sentido Común, enfermero de pediatría y experto en sueño infantil.

 

Averigua cómo es el sueño de los bebés niño/as pequeños, cómo tienen que dormir para que sea seguro y cuáles son los beneficios de compartir cama con los bebés con el Curso Online «Sueño Infantil»

 

En estos casos, el calmarlos está en nuestra mano. En cuanto los atendamos, los alimentemos o los limpiemos, volverán a dormir tranquilamente. Tener una actitud responsiva con nuestro bebé hará que se sienta acompañado y que sus necesidades estén cubiertas. Dormirá tranquilamente, y nosotras también.

Los bebés lloran dormidos por cansancio, enfermedad o ansiedad

Cuando un bebé está excesivamente cansado le cuesta conciliar el sueño pero también descansar y que este sueño sea tranquilo. Eso puede implicar que llore o proteste sin llegar a despertarse. Los bebés también lloran dormidos si se sienten molestos, si tienen gases, fiebre o les duele algo. Primero llorarán, se removerán y, si va a más o no encuentran alivio o alguien que los calmen, terminarán despertándose.

«Como los bebés tienen mayor porcentaje de sueño ligero durante la noche, cualquier sensación extraña, es más fácil que la manifiesten», indica Bastida, quien señala otras patologías que pueden hacer que llore: la disquecia del lactante (cuando quieren hacer caca pero por inmadurez no son aún capaces de hacerla con facilidad, especialmente en los primeros meses); reflujo o alergia.

 

 

También pueden llorar dormidos por ansiedad. «Si por el día ha tenido un exceso de estímulos, brazos de personas que no reconocen como seguras… por la noche lloran más», según el CEO de Criar Con Sentido Común. «De hecho, los cólicos del lactante están muy relacionado con eso: demasiados de estímulos y falta de brazos (seguros)». Hay que recordar, además, que sobre los nueve meses, aparece la ansiedad por separación, que también puede ser una razón para que los bebés lloren dormidos.

Los sueños y parasomnias

Que los bebés lloren dormidos no les ocurre solo a ellos. También a los niños más grandecitos e incluso a los adultos. Alguna noche me he despertado sobresaltada de un mal sueño con lágrimas en los ojos. Los bebés también sueñan, aunque la ciencia todavía no sabe muy bien con qué: al no tener desarrollado aún el lenguaje y la imaginación, sus sueños son diferentes a los nuestros. No obstante, tiene lógica que lloren dormidos porque están soñando o reviviendo algún momento del día.

De hecho, tal y como explica Armando Bastida, «en la fase superficial (sueño REM) están procesando las experiencias, consolidando los aprendizajes. Por eso hay bebés que por la noche se ponen como a gatear cuando empiezan a gatear». De modo, que si están «procesando las experiencias vividas», como indica Rafi López, otra de las expertas en sueño infantil de CSC, es posible que revivan algún momento incómodo que los hagan llorar dormidos.

 

 

Y al igual que pueden tener sueños plácidos, también pueden tener pesadillas, que son una de las parasomnias más comunes (junto a otras como el sonambulismo). Estas suelen ocurrir al final de la noche y los más probable es que el bebé o el peque se despierte. No ocurre lo mismo en los terrores nocturnos. Estos se producen en la fase de sueño profundo (no REM). Lo más habitual es que griten y lloren. En estos casos nunca hay que despertarlos (además, si lo intentamos comprobaremos que es muy difícil).

Al igual que en las pesadillas hay que atenderlos y tranquilizarlos, en el caso de los terrores nocturnos lo único que podemos hacer es permanecer a su lado con calma y evitar que se hagan daño o se caigan (en el caso de que estén en una cama). Afortunadamente, esta última parasomnia es poco frecuente.

Si tenéis dudas sobre este tema o sobre cualquier otro, nuestros profesionales pueden ayudaros a despejarlas atendiendo vuestras consultas online si formáis parte de la Tribu CSC.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "¿Por qué mi bebé llora dormido?"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube