El sentido de permanencia y la ansiedad por separación en los bebés

Sin el sentido de permanencia, el bebé entra en pánico si te separas de él: cree que si no te siente ni te ve, dejas de existir

Cuando el bebé no nos ve ni nos siente, para ellos desaparecemos del mundo (literalmente). Por ello se echan a llorar en cuanto se sienten solos. ¡No es para menos! Los bebés humanos son absolutamente dependientes de sus progenitores y sin ellos, se sienten desvalidos y aterrados. Es lo que se conoce como ansiedad por separación.

Su desaparición es progresiva y está unida al desarrollo cognitivo y emocional de los bebés. También a la adquisición del sentido de permanencia (que no debemos confundir con el también importante sentido de pertenencia), el cual es uno de los hitos más importantes, visibles y llamativos del fascinante desarrollo del bebé.

“Si tu bebé no te ve, no te huele, no te oye y no te siente no sabe que existes”

Hace unos años Armando Bastida escribió un artículo con este título, en el que trataba de explicar cómo es posible que en algunas ocasiones, después de invertir un largo tiempo durmiendo a nuestros bebés en los brazos, en el momento en que los dejamos en su cunita y salimos de puntillas de la habitación… se despiertan llorando como si se acabara el mundo. ¿Te suena esta situación?

 

 

Es un momento de cansancio agotador en el que no entendemos qué pasa y nos sentimos sin fuerzas para empezar de nuevo… También puede pasar durante la noche, cuando parece que el bebé está “como un cesto” dormido a nuestro lado, y cuando le pasamos al moisés que está pegado a nuestra cama, vuelve a suceder lo mismo… ¿Cómo es posible, si estamos tan solo a unos centímetros?

Pues la razón es la misma: si ellos no nos ven, no sienten nuestra respiración o nuestro olor cerquita de su cuerpo… para ellos desaparecemos del mundo, literalmente, y se echan a llorar aterrados. ¡No es para menos! El sentido de permanencia es uno de los hitos más importantes, visibles y llamativos del fascinante desarrollo del bebé.

Permite que el bebé sea capaz de entender que los objetos sigan existiendo aunque no estén en su campo de visión y no los pueda ver, y tomar conciencia de ello no es fácil. De hecho, esta capacidad mental se va desarrollando de manera gradual, y adquiere su punto álgido hacia los en el segundo año de vida (entre los 18 y los 24 meses).

 

cesto de los tesoros

 

Piaget fue uno de los investigadores que más estudio sobre ello, llegando a la conclusión de que había que dividir la adquisición de esta capacidad en diferentes fases, las cuales es muy interesante conocer como padres para empatizar mucho más con las emociones de nuestros pequeños y no desesperarnos.

Desarrollo del sentido de la permanencia

Estas son las fases que intuyó Piaget:

  • Hasta los 6 meses: el bebé no ha desarrollado esta capacidad. Por ejemplo, si está jugando con un rodari u otro objeto pequeño que se escapa de su alcance y se cuela debajo del sofá, no irá a buscarlo. Simplemente para él el objeto habrá desaparecido por completo de su mundo.

 

 

  • Entre los 7 y los 8 meses: el peque será capaz de buscar el objeto si se encuentra parcialmente escondido.
  • A partir de los 8 meses: el niño buscará los objetos que desaparecen, pero que se encuentran en el sitio donde han aprendido a buscarlos. Es decir, en el lugar de siempre. Por ejemplo: si tiene delante un cesto de los tesoros, meterá la mano hacia abajo para encontrar lo que busca.
  • Entre los 12 y los 16 meses: el pequeño puede buscar un objeto que escodemos delante de él, pero si el objeto se oculta mientas el niño no lo está viendo, el pequeño no lo buscará porque aún no tiene la capacidad de representación a nivel interno.
  • A partir de los 16 meses: es cuando ya se empieza a consolidar esta habilidad y, por tanto, el niño reconoce la existencia del objeto aunque no esté presente o se le haya apartado de su vista. Por ejemplo: estando en el parque, puede acordarse de que se ha dejado su juguete preferido en la estantería de su habitación.

 

conflictos-con-ninos-1

 

Hoy en día hay más investigaciones que parecen concluir que el sentido del objeto permanente se desarrolla antes a través de las normas de la lógica. Así lo explica este vídeo, que es de lo más interesante.

La permanencia del objeto y la ansiedad de separación

Tal y como decíamos al principio del artículo, entender cómo funciona el cerebro de nuestros bebés en cuanto al desarrollo de esta habilidad, es clave para entender sus emociones y empatizar con ellos. Ya hemos hablado en otras ocasiones de la ansiedad o angustia por separación que sufren nuestros pequeños, no solo cuando duermen; sino también cuando les dejamos en la escuela infantil, y eso sí que nos parte el corazón…

Puede ser que si comienzan muy pequeños no se den mucha cuenta, y de pronto, cuando tienen alrededor de nueve meses, empiezan a llorar mucho, ¿cómo es posible? Pues como hemos explicado en otras ocasiones, una vez que completan el periodo de exterogestación (los famosos segundos nueve meses de los que hemos hablado aquí, aquí y aquí), se dan cuenta de que son personitas independientes (hasta ese momento la diada mamá-bebé es indivisible).

 

 

Por tanto, sufren cuando desaparecemos de su campo de visión y frases como “luego viene mamá” son muy difíciles de entender para ellos, que viven siempre el momento presente. Por esta razón, conocer qué es el sentido de permanencia y cómo se desarrolla es de lo más interesante.

Además, esta capacidad asienta las bases del pensamiento lógico. También gracias a ella, posteriormente se pueden inferir relaciones de mayor complejidad entre cosas y, por tanto, construir esquemas mentales que faciliten el aprendizaje. 

¿Cómo trabajar el sentido de permanencia y disminuir la ansiedad de separación?

Ya sabemos que la mejor forma de aprender de un niño es a través del juego. Por tanto, podemos tratar de proporcionar experiencias que faciliten al niño la adquisición de esta capacidad. Lo mejor es proponer actividades que faciliten la interacción entre adulto y bebé, porque además de resultarles muy divertido; a nosotros también nos harán “morir de amor” cuando vayamos descubriendo sus logros.

 

 

Aquí algunos ejemplos:

  • El clásico cucú-tras. Creo que todos lo recordamos con cariño y es muy bonito hacerlo con nuestros peques. Basta con tapar nuestro rostro con las manos y preguntar: “¿Dónde está mamá? ¡Aquí!» (En YouTube podemos encontrar muchas ideas buscando la expresión en inglés «peek a boo»).
  • Esconder un juguete delante de ellos. Eso sí, al principio no lo ocultaremos completamente para que puedan ir a buscarlo. ¡Y mucho mejor si es uno que les gusta y les llama la atención!
  • Jugar con pañuelos o muselinas. Son ideales para taparnos o tapar juguetes, ya que son muy ligeras y suaves.
  • Jugar al escondite. Especialmente cuando son un poquito más mayores y ya caminan. En esta actividad a mí me encanta cuando se escoden detrás de una cortina y se les ve perfectamente, ¡pero ellos se creen completamente escondidos cuando se tapan la cara con las manos y dejan de ver! ¿No es preciosa la inocencia?

 

Aprende a hacer en casa algunos materiales Montessori con el Seminario Online «Crea tus propios materiales Montessori»

 

Esperamos que todas estas ideas te ayuden a comprender el desarrollo de esta capacidad y, sobre todo, te sean útiles para tratar de disminuir la ansiedad por separación. En el próximo artículo te hablaremos de un precioso material que ofrece la pedagogía Montessori para trabajar también este concepto: las cajas de permanencia.

¿En qué fase se encuentra tu peque? ¡Te leemos en comentarios!

 

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 120 Cursos y Seminarios, un Grupo de Apoyo, y la asistencia de 17 Profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

0 comentarios en "El sentido de permanencia y la ansiedad por separación en los bebés"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube