Cómo trabajar la ansiedad por separación de los bebés con las cajas de permanencia Montessori

Las cajas de permanencia Montessori ayudan al bebé a superar la ansiedad por separación y a adquirir el sentido de permanencia

Hace poco hablamos en el blog del sentido de permanencia y cómo va evolucionando según la madurez de nuestros peques (si te lo perdiste puedes leerlo en este enlace). El sentido de permanencia es uno de los hitos más importantes, visibles y llamativos del fascinante desarrollo del bebé. Pues bien, hoy vamos a hablar de algo muy relacionado: la ansiedad por separación de los bebés y cómo trabajarla. Para esto os enseñaremos un material Montessori específico para ello.

El sentido de permanencia y la ansiedad por separación de los bebés

El sentido de permanencia permite que el bebé sea capaz de entender que los objetos sigan existiendo aunque deje de verlos. Por ejemplo: si son muy bebés y están jugando con una pelotita u otro objeto que rueda y se cuela debajo del sofá, el peque no irá a buscarlo, porque para él ha desaparecido por completo del mundo.

Pero al adquirir el sentido de permanencia (cuya ausencia está estrechamente relacionada con la ansiedad por separación de los bebés) evita que estalle en llanto. Esta capacidad se desarrolla por completo hacia el segundo año de vida.

 

 

En el otro artículo hablamos de la ansiedad por separación, que suele producirse en torno al año de edad (o algo antes). Más o menos cuando el bebé culmina el periodo de exterogestación (del que hablamos aquí, aquí y aquí) y empieza a darse cuenta de que es una personita independiente. Entonces llora desesperadamente como si se acabara el mundo cuando desaparecemos de su campo de visión.

Las cajas de permanencia Montessori

En la pedagogía Montessori siempre suele haber un material para trabajar cada concepto y cada conquista. La doctora María Montessori tenía una gran capacidad de observación y análisis, y los materiales que diseñó son verdaderas obras de ingenio adaptadas a cada etapa evolutiva del bebé. Ella fue capaz de concretizar cada aprendizaje “aislando la dificultad”, como solemos decir.

 

 

Y para el desarrollo de esta capacidad ideó un material precioso: las cajas de permanencia. Se trata de un material que encontramos en las aulas de Comunidad Infantil (en las que hay niños de 0 a 3 años).

Pertenece al área sensorial (una de las cinco áreas de aprendizaje), centrada en desarrollar y potenciar los sentidos del niño (que serán la base para adquirir sus futuros conocimientos). Y existen varios modelos de cajas de permanencia, aunque el propósito educativo de todas ellas es el mismo.

Caja de permanencia con bandeja

Es quizá la más sencilla de usar, podríamos presentarla incluso desde los seis meses, cuando el bebé aún no se mantiene sentado. En ella, el peque introduce la pelota por el orificio circular, esta desaparece y al momento aparece de nuevo por la bandeja (aquí puedes ver un ejemplo).

 

 

Cajas de permanencia con puerta

Las hay con diferentes formas geométricas: de cilindro grueso, cilindro delgado, rectángulo, cuadrado y triángulo. La puerta tiene un gran orificio para que el peque pueda introducir sus deditos para abrirla con facilidad.

 

 

Cajas de permanencia con cajón

En estas se añade la dificultad de aprender a abrir el cajón, ya que la forma geométrica queda completamente dentro y como el peque no la ve, tiene que empezar a desarrollar la capacidad de deducir que sigue estando dentro. Esta caja cuenta con orificio circular en el que se introduce una pelota, que es igual que la de bandeja pero con este nuevo reto.

 

 

caja-de-permanencia-de-madera-con-cajon---montessori

 

También hay una variedad con cajón largo, que es quizá algo más sencilla (ya que tiene un pequeño tope para que no se saque del todo). Además, es un cajón sin fondo, por lo que no hay posibilidad de que la pelota quede atascada dentro.

 

 

Existe otro modelo con cajón y hucha, en la que el peque tiene que introducir monedas de madera. En esta se trabaja mucho la pinza digital de los dedos índice y pulgar, así como la coordinación viso-motriz y el movimiento de giro de muñeca para encajarlas.

 

 

El peque se dará cuenta de que un objeto de forma grande y redondeada puede caber en un orificio rectangular y estrecho, ¡todo un descubrimiento!

Otros modelos

Las que hemos comentado anteriormente son las cajas de permanencia más clásicas y conocidas, son las que normalmente encontramos en las escuelas Montessori. Posteriormente se han creado otras variaciones de este material, aunque son quizá menos puristas con el método, como por ejemplo las que tienen cajones inclinables.

En este caso no cuentan con orificios superiores, y es el peque quien abre los cajones para esconder objetos y luego buscar.

 

 

También hay otras con tapas abatibles que pueden tener aperturas circulares para una pelota, estrechas para monedas o incluso varias formas geométricas.

 

 

Por último, encontramos también las bandejas de permanencia, con pelota o con disco, en las que se trabaja con un panel vertical que se puede retirar. La idea es descubrir que el objeto ha caído al otro lado, o incluso permite interactuar entre dos personas.

 

 

Y aquí te mostramos un ejemplo de una que hizo Sonia, una mamá de la Tribu CSC, ¡todo un logro!

 

caja-permanencia-montessori

 

¿Qué te parecen todos estos materiales Montessori? ¿Sabías que servían para trabajar la ansiedad por separación de los bebés? ¿Sabes que incluso podrías hacer una caja de permanencia de forma casera a partir de una caja de zapatos?

 

Aprende a hacer en casa algunos de los mejores materiales Montessori con el Seminario Online «Crea tus propios materiales Montessori»

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Desarrollo infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Desarrollo infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 18 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Cómo trabajar la ansiedad por separación de los bebés con las cajas de permanencia Montessori"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube