Bebés dormilones: cuándo preocuparse

El recién nacido pasa más horas dormido que despierto, pero a partir de cierta edad es normal preocuparse si el bebé duerme demasiado

Si el bebé duerme muy poco (o creemos que duerme muy poco), inmediatamente buscamos información y contamos nuestra desesperación a la primera persona de confianza que tengamos a mano. Pero si nos toca uno de esos bebés dormilones, también nos preocupamos ipso facto porque no consideramos «normal» que un recién nacido duerma tantas horas seguidas.

No tenemos término medio. Hay que reconocerlo. Parece que cualquier elemento que desde nuestro punto de vista no nos parezca «normal», es motivo inmediato de preocupación cuando somos padres.

Por lo general, nuestra visión del sueño infantil está distorsionada porque nuestra perspectiva es la del adulto y porque desconocemos muchos aspectos de él. Sin embargo, si un bebé duerme excesivamente sí es posible que haya algo detrás que deba preocuparnos e incluso sea necesario acudir a un profesional (aquí en La Tribu os podemos echar una mano en este sentido).

 

Averigua cómo es el sueño de los bebés niño/as pequeños, cómo tienen que dormir para que sea seguro y cuáles son los beneficios de compartir cama con los bebés con el Curso Online «Sueño Infantil»

 

¿Cuánto duerme un bebé?

La pregunta del millón. Lo cierto es que no hay evidencias claras de cuánto debe dormir un bebé. De hecho, hay estudios científicos que se contradicen. Por lo general, los recién nacidos duermen entre 16 y 20 horas diarias, repartidas entre la noche y el día. Habitualmente en intervalos de 30 o 45 minutos pero pueden dormir entre tres y cuatro horas. ¡A veces no se despiertan ni para comer! De ahí que sea muy importante darles el pecho a oferta.

¿Y cuándo duermen? Ojalá lo hicieran por la noche (como hace tiempo que no hacemos nosotros cuando tenemos un bebé en casa), pero no. Lamentablemente no es así. Cuando son tan pequeñitos no distinguen entre la noche y el día. De hecho, es posible que por la noche se despierten más veces.

 

 

Esto puede estar relacionado con su actividad durante el embarazo: por el día, dentro de mamá, suelen estar más tranquilos porque el movimiento del día a día es similar al acto de mecerlos. Por la noche, cuando la mujer está dormida o más relajada, ellos están más activos. En cualquier caso, dentro del útero pasan el 95% por tiempo durmiendo.

Hasta los tres meses no empiezan a instaurarse el ritmo circadiano (el que de adultos nos permite dormir de noche y estar despiertos por el día). Pero, insisto: «empieza». No soñemos con que a partir de entonces sabrá automáticamente cuándo dormir según nuestros deseos porque, amigas y amigos, eso no es así.

En los siguientes meses el número de horas de sueño irá descendiendo. Con 12 meses dormirán de 11 a 14 horas (día y noche) y con tres años, unas 13 horas.

Ha crecido pero le cuesta despertar, ¿es normal?

Dormir es muy importante para el ser humano, pero para un bebé lo es más todavía. Durante las primeras semanas y meses de vida el cerebro del bebé se desarrolla sobre todo durmiendo. Durante los tres primeros años el proceso de la sinapsis (el desarrollo de la conexión entre neuronas) es sorprendente y vertiginoso.

 

 

Sin embargo, a medida que crecen, no es tan normal que el bebé se pase todo la jornada dormido. Si es el caso, hay que analizar el contexto porque dormir mucho puede ser la consecuencia de varias situaciones:

  • Existen fases de crecimiento acelerado en las que los bebés duermen más. Durante el primer año, los niños y niñas triplican el peso de su nacimiento y crecen unos 25 centímetros (esto es lo habitual, pero cada peque es un mundo). Sin embargo, ese crecimiento no es uniforme y hay momentos en los que el crecimiento es más rápido (sobre todo al principio). El sueño es una señal de que esto está sucediendo.
  • Puede ser que esté enfermo y por eso duerme más. Cuando el niño tiene fiebre o malestar, necesita más descanso. Por lo general, no estará tan activo y sí más adormilado (por supuesto, si está excesivamente cansado, mejor consulta con el pediatra).
  • Si practicáis colecho, también es normal que los peques duerman más tiempo seguido y tengan un sueño más profundo, tranquilo y reparador, ya que se sienten seguros y protegidos.

 

 

  • Los dientes. La salida de los primeros dientes los suele volver más inquietos, y eso les puede llevar a que les cueste conciliar el sueño durante el día, de modo que por la noche duermen más.
  • Días ajetreados. Los adultos estamos acostumbrados a hacer mil cosas durante el día pero los bebés, no. Y hay que ser muy consciente de que sacarlos de su rutina de tranquilidad tiene consecuencias para ellos: recibir muchas visitas, sobreestimularles o mantenerlos mucho tiempo despiertos (incluso permitirles ver pantallas) puede provocar que duerman menos. Cuando reciben muchos estímulos durante el día, es lógico que por la noche tengan que recuperar todo el descanso perdido.

 

 

Hay, no obstante, otras razones que también pueden provocar que el menor duerman menos: la dermatitis atópica, por ejemplo, está relacionada con las alteraciones del sueño cuando pica mucho.

¿Qué debemos hacer con los bebés dormilones?

Si se han descartado causas importantes, es decir; si duerme porque es recién nacido, porque durante el día tiene muchos estímulos, porque está en una fase de crecimiento rápido o porque está resfriado y está más cansado de lo normal, etc. NO, no hay que despertarlo; a no ser que el pediatra te haya dicho lo contrario.

 

 

Si por el contrario, no se dan las circunstancias anteriores y si el bebé no se despierta nunca por sí mismo para comer sin ninguna razón aparente, no lo dudes y consulta con los profesionales sanitarios.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Desarrollo infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Desarrollo infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 18 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Bebés dormilones: cuándo preocuparse"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube