Madre primeriza y lactancia: qué debes saber y cómo prepararte para dar el pecho

Prepararse para la lactancia es tan importante como hacerlo para el parto. La información veraz es vital para una lactancia con éxito

Estás embarazada. Es tu primer bebé, y te surgen muchísimas dudas sobre su crianza futura. Sin embargo, la mayoría de las veces, tus pensamientos giran en torno a un acontecimiento importante: el parto. Durante los 9 meses de embarazo estamos centradas y enfocadas en el parto. Todo va orientado a este momento, y todo el mundo te cuenta un sinfín de historias (en muchos casos, historias nada agradables que hacen que aumente tu estrés e inseguridad en relación al mismo). Por supuesto, hay que informarse sobre el parto, sin embargo, debes tener en cuenta que hay otras cosas importantes que muchas veces pasan desapercibidas ya que tu atención está muy enfocada en él. Una de ellas es la lactancia materna. Hoy vamos a hablar, precisamente, del binomio madre primeriza y lactancia.

Madre primeriza y lactancia: ¿hay que prepararse para la lactancia?

La respuesta es sí y no. No hay que preparar el cuerpo físicamente para la lactancia. No hay que estimular los pezones ni «sacarlos» (incluso aunque estos sean invertidos o planos). No hay que echarse ningún tipo de loción ni crema, ya que nada de esto hará que puedas prevenir las grietas, sino un buen agarre y postura del bebé al pecho.

Sí hay que prepararse mentalmente. Es decir, leer libros de lactancia, asistir a charlas, apuntarse a cursos y, fundamental, acudir a grupos de apoyo a la lactancia durante el embarazo. ¿Por qué? Los motivos son varios, pero el principal es que nuestra sociedad ha perdido la cultura de lactancia natural. Con el boom de la leche de fórmula en los años 70, se han ido perdiendo conocimientos y prácticas respecto a la lactancia, y todo esto interfiere de forma negativa en el éxito de la misma.

 

Las mujeres tenemos tetas

 

En nuestra sociedad, la mayoría de los niños y niñas crecen sin ver a los bebés siendo amamantados, sin conocer cuál es el comportamiento normal del bebé humano, y con el referente del biberón y la fórmula como normal. Simplemente, la forma de coger al bebé para darle el biberón o darle el pecho, varía totalmente de una a otra, y en muchos casos las mujeres tienen el referente de la postura del biberón e intentan dar el pecho de esta manera, lo que puede conllevar problemas de grietas, mastitis, baja ganancia de peso del bebé, etc. 

Por otro lado, esta falta de «cultura de teta», hace que el entorno cuestione nuestras decisiones y nuestra forma de criar al bebé. La lactancia a demanda es algo que nuestras madres tenían prohibido, ya que podía «hacerle daño al bebé, pues este debe descansar su estómago».

Debían darle cada 3 horas, 15 minutos por pecho, y no hacer tomas nocturnas. Algunos bebés podían «ir tirando» con estas pautas, pero la mayoría no se quedaban tranquilos ni mucho menos saciados. Ante esta situación, lo lógico era pensar que no tenían leche suficiente, momento en el que empezaban con la leche de fórmula y confirmaban sus sospechas. 

 

 

Por si todo esto no fuera poco, le sumamos a esta ecuación que la mayoría de los sanitarios de nuestro país no están formados en lactancia materna. Esto las mujeres no tenemos por qué saberlo, y esperamos que ante un problema de lactancia, nuestro pediatra de referencia, matrona o ginecóloga o ginecólogo nos pueda ayudar. Asimismo, también pensamos que tras el parto, y durante los días de hospital, nos pueden orientar y apoyar para dar el pecho.  

Afortunadamente, cada vez hay más profesionales (sobre todo matronas y enfermeras o enfermeras) que se forman en lactancia materna y están disponibles en los servicios de salud. Sin embargo, que uno de estos profesionales te atienda durante el postparto sigue siendo algo que queda totalmente en manos del azar o la suerte. 

 

 

Así que este es el panorama: las mujeres crecemos sin saber cómo funciona la lactancia. Nuestro entorno, tampoco, y además nos suelen dar malos consejos y recomendaciones. Y, lo que es peor: los sanitarios en muchas ocasiones no son una fuente fiable de información (en cuanto a lactancia se refiere).

Sin embargo, no es todo tan horrible, ¡tranquila¡ Sigue habiendo mujeres que dan el pecho, y las tasas de lactancia en nuestro país están aumentando. Pero debemos ser conscientes de estas limitaciones para poder ponerles remedio. 

Estoy embarazada y quiero dar el pecho, ¿qué tengo que saber?

No tienes que saberlo absolutamente todo sobre lactancia, ni tienes que hacer un máster. Lo más importante es saber dónde buscar la información y a quién acudir en caso de problemas. Aquí te voy a contar lo básico:

  • Es fundamental el agarre precoz y en la primera hora de vida. El piel con piel y la no separación. Todo eso puede influir en para que el agarre sea correcto.
  • El calostro es suficiente para alimentar a tu bebé los primeros días de vida. No hay que darle ningún suplemento de fórmula «mientras te sube la leche». ¡Confía!
  • La lactancia debe ser a demanda. Cada vez que el bebé pida, el tiempo que el bebé quiera, y un pecho o los dos, según el bebé decida. A excepción de los primeros días tras el nacimiento, y hasta que el bebé recupere el peso perdido, que debemos asegurar una lactancia frecuente, por lo que le daremos a oferta sin que pasen más de 3 horas de una toma a otra.

 

 

  • No olvides las crisis de lactancia. Son periodos normales y no significa que no tengas leche. ¡Sigue con la lactancia a demanda!
  • La postura es fundamental. Ante cualquier problema de lactancia, consulta en un grupo de apoyo a la lactancia o a una asesora/consultora de lactancia. Sobre todo en caso de dolor (recuerda: la lactancia no debe doler), mastitis, problema de ganancia de peso del bebé, etc.
  • No existe la leche de mala calidad. Si tu bebé no gana peso, es por otros motivos. Hay que buscar cuál es la causa.
  • Los bebés necesitan contacto. Es totalmente normal que al soltarlo en la cuna o en el carro se despierte, llore y vuelva a reclamar brazos o pecho. No significa que tenga hambre o que tu leche no le sacie.

 

Descubre cómo lograr que la lactancia sea un proceso exitoso con el Seminario Online «Claves para iniciar la lactancia con éxito»

 

Si quieres dar el pecho, no lo dejes en manos del azar: lee libros. Pongo aquí los de algunos de los profesionales de la Tribu CSC: Tu lactancia de principio a fin, de Gloria Colli; Un regalo para toda la vida, de Carlos González y Lactancia materna. Casos reales de superación, de una servidora. Asiste también a cursos o seminarios de lactancia, acude a grupos de apoyo a la lactancia de tu localidad e infórmate sobre dónde acudir en caso de problema o dificultad.

 

Vistas totales 131 , Vistas hoy 1 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Lactancia materna?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Lactancia materna y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 18 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Madre primeriza y lactancia: qué debes saber y cómo prepararte para dar el pecho"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube