¿Cómo sé que tengo leche suficiente para mi bebé?

Todas las mujeres, como mamíferas que somos, tenemos leche suficiente para alimentar a nuestras crías

Hoy en día, a pesar de que la mayoría de las mujeres quiere dar el pecho a sus bebés, hay muchas inseguridades respecto a la lactancia materna: ¿Seré capaz de alimentar a mi bebé solamente con mi leche? ¿Se quedará con hambre? ¿Es normal que reclame tan a menudo? ¿Tendré leche materna suficiente?

La lactancia materna es un fenómeno biopsicosocial

Esto quiere decir, que tiene una parte biológica/instintiva y otra social/cultural. El bebé es el que se encarga de la parte instintiva. Él sabe qué es lo que debe hacer para poder alimentarse al pecho pero, a su vez, es un ser totalmente indefenso que depende totalmente de su cuidador principal: su madre.

Y es la madre la que en referencia a la lactancia materna está influida por el tema social y cultural. Aunque las mujeres tenemos instinto maternal, en nuestra época ese instinto está mitigado por la sociedad, donde continuamente nos dicen cómo tenemos que actuar, lo que tenemos que hacer para ser «mejores madres» y hasta hay manuales de todo tipo para criar a nuestros hijos.

 

maternidad

 

Pues con la lactancia materna pasa igual. Durante los años 70-80, las recomendaciones médicas para la lactancia materna (sin estar basadas en evidencia científica) hicieron que la lactancia materna exclusiva no fuera posible: lactancia cada 3 horas, 15 minutos por pecho, ausencia de tomas nocturnas, agua, manzanilla, alimentación complementaria a los 3 meses de vida…

Todo esto influyó en que muchísimas mujeres sacasen la conclusión errónea de que «no eran capaces» de amamantar a sus crías: no tenían leche suficiente o su leche no alimentaba, teniendo que recurrir a la leche de fórmula. 

 

 

Así que, aunque poco a poco van creciendo los índices de lactancia materna exclusiva y las recomendaciones de los sanitarios están cada vez más actualizadas (aunque no siempre), es cierto que las mujeres seguimos teniendo dudas y desconfianza en nuestra capacidad de amamantar: «Mi madre no pudo», «Le daré el pecho si puedo», «Le daré lactancia mixta por si acaso»

Las mamíferas y la glándula mamaria

Por eso, desde este post quiero aprovechar para contarte que, como cualquier otro mamífero, las mujeres tenemos un órgano específico para amamantar: la glándula mamaria. Que aunque en nuestra cultura tenga un objetivo sexual, en realidad su función es la de proporcionar alimento a las crías. Si nuestro corazón y nuestros pulmones funcionan, ¿por qué no va a funcionar la glándula mamaria?

 

 

Es verdad que hay algunos casos (pocos) en los que hay alguna patología que impide a la mama fabricar suficiente leche, pero son menos de un 5%.  Si no cumples ninguno de estos supuestos, confía en tu cuerpo y en tu capacidad para alimentar a tu bebé.

¿Cómo sé que mi bebé está tomando suficiente leche materna?

Precisamente hay que confiar, porque el «problema de dar el pecho» es que no podemos saber con certeza la cantidad de leche que está tomando el bebé.

Cuando damos leche de fórmula o leche materna extraída, sabemos exactamente la cantidad de leche que se le ofrece al bebé, y la cantidad que toma. Y eso, nos deja tranquilas.

 

 

Con el pecho no sabemos, por lo que tenemos que fijarnos en otros signos que nos ayuden a saber que la alimentación del bebé es adecuada. ¿Cómo sé que el bebé se está alimentando suficiente?

Micciones y deposiciones

El bebé hace pis abundante y de color claro. La deposiciones del bebé son frecuentes también, blandas o líquidas, de color amarillo y a veces con grumos blancos. Debemos saber que a partir del mes de vida, los bebés con lactancia materna exclusiva pueden pasar varios días, incluso alguna semana o más sin defecar.

Esto es porque la lactancia materna deja poco residuos y ellos empiezan a controlar el esfínter anal, por lo que no hacen caca a diario. Mientras cuando la haga sea blanda, no será estreñimiento.

Ganancia de peso

Lógicamente, este es el punto más importante. Un bebé que gana peso es indudable que se está alimentando bien. Eso sí, hay que conocer algunos aspectos: la ganancia de peso se va ralentizando con el tiempo. Las primeras semanas ponen más peso y progresivamente la ganancia de peso es menor.

 

 

De forma orientativa, el ritmo de ganancia de peso durante los primeros meses de vida es el siguiente:

  • De 0 a 6 semanas: 20 g/día
  • Menos de 4 meses: 100-200 g/semana
  • Entre los 4 y 6 meses: 80-150 g/semana
  • De 6 a 12 meses: 40-80 g/semana

Aunque debemos tener en cuenta que una medida de peso puntual no es significativa, sino que es más importante ver la evolución en el tiempo del peso, sobre todo en bebés mayores de un mes. 

Estado general del bebé

Un bebé que reclama alimento por sí mismo y que se calma al pecho, realizando de 10 a 30 succiones seguidas, unido a los puntos anteriores, también es significativo de que se está alimentando bien.

 

leche-materna-6

 

Demanda del bebé y duración de las tomas

En muchas ocasiones, relacionamos la demanda del bebé con que no está alimentándose bien. Ya sabemos que la lactancia materna es a demanda: cada vez que el bebé pida, el tiempo que quiera, y un pecho o los dos. Es el bebé el que decide.

El primer mes de lactancia (hasta la cuarentena aproximadamente), las tomas son más irregulares y caóticas. Es perfectamente normal que el bebé haga tomas largas y muy frecuentes. Pero conforme va creciendo, estas tomas se irán acortando.

Aún así, la lactancia es a demanda, porque el pecho no es solamente alimento, sino confort. Un bebé puede reclamar a menudo simplemente por estar con su madre, y eso no significa que pase hambre. El problema es que en nuestra cultura estamos acostumbradas a ver bebés alimentados con biberón que, por normal general, tienen un patrón de comportamiento diferente (la leche de fórmula es más saciante que la leche materna). 

Si la ganancia de peso es adecuada, intenta ignorar los comentarios desafortunados del entorno: «¿Otra vez le vas a dar?», «Eso es que tu leche no le llena», «Dale un biberón para que esté más tranquilo», etc. 

Sueño del bebé

El sueño del bebé va evolucionando con el tiempo, es madurativo. Los bebés recién nacidos suelen dormir la mayor parte del día, en siestas cortas de 2-3 horas. Es bastante raro que duerma «toda la noche del tirón», aunque si va bien de peso y la lactancia durante el día es frecuente, no habría problema.

 

 

En cualquier caso, el hecho de que no duerma muchas horas seguidas no es indicativo de problema de alimentación y probablemente no vaya a solucionarse dándole un biberón por la noche (lo cual sí que puede afectar en nuestra producción de leche).

Extracciones con sacaleches: ¿son realmente necesarias?

Más de una vez se les ha recomendado a las mujeres extraerse leche con sacaleches para «saber la cantidad de leche que tiene», y así confirmar su producción. Esta es una mala recomendación, por varios motivos. El principal es que el sacaleches es una máquina, y nunca será tan eficaz como el bebé. La cantidad de leche que consigamos extraer con sacaleches siempre será menor que la que saque el bebé.

 

Descubre cuáles son los problemas más habituales relacionados con la lactancia y cómo solventarlos con nuestro Seminario Online «Problemas de Lactancia»

 

Además, el sacaleches requiere práctica, un embudo adecuado, una marca de confianza para maximizar las extracciones. Es probable que te pongas el sacaleches y no saques más que unos pocos mililitros de leche. Esto no es significativo de nada. Así que por favor, no pierdas el tiempo en comprobar la cantidad de leche que tienes con el sacaleches. 

En definitiva: un bebé que gana peso de forma adecuada, que hace micciones y deposiciones, reclama alimento por sí mismo y se calma al pecho, está tomando suficiente alimento. ¡Confía en tu bebé y confía en tu cuerpo!

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 120 Cursos y Seminarios, un Grupo de Apoyo, y la asistencia de 17 Profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

0 comentarios en "¿Cómo sé que tengo leche suficiente para mi bebé?"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube