Por qué conviene que los bebés dejen los purés antes del año

La Asociación Española de Pediatría y la OMS recomiendan la introducción de los alimentos sólidos antes de los 12 meses

Aunque cada vez más pediatras recomiendan alimentar a nuestro bebé con trozos (BLW), es cierto que la alimentación regulada por el bebé sigue generando cierto respeto en algunos padres, que prefieren los purés y triturados. Sin embargo, es importante que prueben los alimentos sólidos y dejen los purés definitivamente antes del año

¿Cuándo dar alimentos sólidos al bebés?

La leche, ya sea materna o de fórmula, es la base de su alimentación durante el primer año de vida. Hasta los seis meses lo es de forma exclusiva y, a partir de entonces, llega la alimentación complementaria. En este momento, la leche sigue siendo la base principal, a la vez que se empieza la introducción de nuevos alimentos.

Aunque muchos padres optan aún por alimentar a sus pequeños con purés y triturados, cada vez más pediatras recomiendan hacerlo con alimentos sólidos o a trozos. Es lo que se conoce como Baby Led Weaning (BLW) o alimentación regulada por el bebé. 

 

Aprende las bases de una sana alimentación complementaria para tu bebé y cómo iniciar el método Baby-led Weaning de forma segura a partir de los seis meses con el Curso Online «Alimentación complementaria y Baby-led Weaning»

 

Uno de los mayores miedos al empezar con el BLW es el riesgo de atragantamiento. Sin embargo, los niños tienen herramientas suficientes para gestionarlo y no es más que una parte de su proceso de aprendizaje. Así, el niño moverá el alimento en la boca para molerlo con la lengua y las encías e intentará tragarlo.

En caso de que no pueda, se producirá un reflejo de náusea que provoca que el alimento vuelva hacia delante. En cualquier caso, es recomendable hacer un curso de primeros auxilios de atragantamiento por si el pequeño no puede resolverlo solo y tenemos que actuar.  

Para evitar esa tesitura, muchos padres siguen optando por los purés y triturados, a pesar de las ventajas que ofrece el BLW. En este caso, puede que incluso se planteen empezar con ellos y dejar los sólidos para unos meses más tarde. Sin embargo, la Dietista-Nutricionista y miembro del equipo de Criar con Sentido Común, Rebeca Pastor, sostiene que es importante ofrecer los alimentos sólidos antes de los nueve meses y no dejarlo para más adelante. 

 

 

Podemos pensar que es buena idea ofrecer los sólidos cuando la alimentación con purés ya está bien instaurada, pero es un error. Según Pastor, hasta los nueve meses los niños tienen capacidad para gestionar bien los sólidos. Sin embargo, si los hemos alimentado siempre con triturados, acaban perdiendo ese reflejo natural, por lo que el riesgo de atragantamientos puede aumentar entonces

¿Cuándo dejan de comer puré?

Entre los seis y los nueve meses, el bebé acepta nuevos sabores y texturas de los alimentos. Y es justo ahí, en el inicio de la alimentación complementaria, cuando debemos ofrecer todo tipo de alimentos, a excepción de las verduras de hoja verde (espinacas, acelgas y borraja) y los pescados de grandes dimensiones como el atún rojo por su alto contenido en mercurio. 

 

Los primeros pescados: cuáles son mejores y cómo dárselos

 

Lo mismo ocurre con las texturas. Si hemos optado por los purés, lo ideal es introducir los semisólidos antes de los 10 meses de vida. De hecho, la Asociación Española de Pediatría recomienda hacerlo entre los ocho y los nueve meses. Según explica en su informe con recomendaciones sobre alimentación complementaria, «se han descrito problemas de alimentación a largo plazo y un consumo escaso de frutas y verduras en niños en los que se introdujeron tardíamente las texturas grumosas (más tarde de los 9 meses)»

Por su parte, la OMS adelanta la introducción de los alimentos sólidos al periodo comprendido entre los seis y los nueve meses. Y no son los únicos. Hay numerosos estudios que corroboran los beneficios de introducir los alimentos sólidos antes del primer año de vida.

Así, un estudio publicado en 2009 en la revista Maternal and Child Nutrition demostró que los niños que no habían consumido alimentos sólidos hasta los nueve meses, comían menos cantidad en general, así como menos frutas y verduras a los siete años. Además, seleccionaban los alimentos y comían porciones pequeñas. 

 

Ayuda a tus peques a crear hábitos saludables en la mesa desde la infancia con el Seminario Online «Cómo hacer que les gusten las verduras»

 

A una conclusión parecida llega el estudio realizado en 2001 por K. Northstone, quien demostró que introducir alimentos con textura grumosa después de los 10 meses provocaba más problemas de alimentación a los 15 años que en los niños a los que se les había introducido antes. Así, comían con menor frecuencia los mismos alimentos que consumía el resto de la familia y eran mucho más selectivos a la hora de elegir los alimentos. 

¿Qué ocurre a partir del año? Según explica la AEP, los niños pueden consumir los mismos alimentos que el resto de la familia. Hay excepciones, como los pescados con alto contenido en mercurio cuya introducción se retrasa hasta los 10 años. También están prohibidos los frutos secos enteros por el riesgo de atragantamiento. 

¿Cómo hacer la transición de papilla a sólido?

La transición de triturados a sólidos dependerá siempre de cada bebé. Hay algunos a los que les resulta especialmente sencillo y están deseando probar los alimentos sólidos y otros a los que les cuesta más trabajo el cambio. En este último caso, puedes optar por una transición progresiva, ofreciendo los alimentos cada vez más grumosos hasta llegar a los sólidos siguiendo unas recomendaciones sencillas: 

  • Deja una textura cada vez más grumosa en los purés (pero no les ofrezcas «tropezones» en los triturados, ya que al estar «camuflados» y no estar acostumbrados a ellos podrían atragantarse con mayor facilidad que ofreciéndoles directamente trozos grandes con textura adecuada, que ven lo que son desde el principio). Puedes añadir a los triturados alimentos como fideos cocidos, cuscús o una patata chafada con un tenedor.
  • Incluye en su dieta alimentos blandos y fáciles de gestionar como arroz, fideos o trozos de fruta hervida o asada (cuidado con darles trozos de manzana cruda, es la primera causa de atragantamiento infantil en España). 
  • Aplasta la comida con un tenedor en lugar de pasarla con la batidora. 
  • Ofrece alimentos semisólidos.
  • Presenta alimentos sólidos.

Si además le dejas gestionar la comida, llevándosela él mismo a la boca, es probable que muestre cada vez más interés en probar nuevos alimentos y las texturas sólidas (¡sobre todo si os ve a vosotros comiéndolos!), hasta comer igual que el resto de la familia. 

 

 

¿Tienes más dudas sobre la alimentación complementaria? Puedes resolverlas si eres miembro de la Tribu CSC, donde encontrarás a un grupo de expertos en embarazo y maternidad, salud infantil, educación y crianza respetuosa a los que podrás consultar online. Además, podrás acceder gratuitamente a más de 120 Cursos que te ayudarán a tomar las mejores decisiones para ti y tu familia. 

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Alimentación infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Alimentación infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Por qué conviene que los bebés dejen los purés antes del año"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube