Cómo evitar que el bebé se caiga de la cama y qué hacer si sucede

La mayor parte de las caídas no suelen tener especial importancia y no tendremos que acudir a Urgencias.

Uno de los mayores miedos que pueden asaltarte a la hora de dormir es que tu hijo se caiga de la cama. Ya hagas colecho en la misma cama cuando es pequeño o bien lo pases a su propia cama cuando sea más mayor, la posibilidad de que ocurra es real.  Por ello, te explicamos cómo evitarlo y qué hacer si tu bebé se cae de la cama.

¿Cómo hacer para que el bebé no se caiga de la cama?

Las opciones para evitar que el bebé se caiga de la cama son variadas. Es cierto que si optas por acostarlo en su propia cuna es bastante complicado que ocurra. Gracias a la malla de red o los barrotes, estará protegido en todo momento de las caídas accidentales. ¡Aunque también hay que saber preparar una cuna segura! En este otro post te contábamos cómo hacerlo.

 

cuna-1

 

Lo mismo ocurre con las cunas de colecho. Si las anclas a tu cama, el pequeño quedará protegido por los barrotes de la cuna por un lado y por tu propia cama por el otro. Pero hay otras medidas para evitar que el bebé se caiga de la cama. Las repasamos.  

Ponlo en medio

El colecho sigue generando controversia entre los profesionales, y mientras unos lo rechazan categóricamente; otros lo avalan gracias a sus múltiples beneficios. Entre ellos, se ha demostrado que, junto a la lactancia materna, el colecho reduce el riesgo de Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante a partir de los tres meses de edad. 

Así, puedes colocar a tu bebé entre tu pareja y tú para evitar que se caiga de la cama. Eso sí, la recomendación es que durante las primeras semanas, el bebé duerma junto a ti. Además, durante el primer año no debe dormir a su lado ningún hermano de corta edad.  

 

 

La decisión por tanto es de cada familia y la clave es practicarlo siempre de forma segura. Así, debes evitar practicar colecho si fumas, si consumes alcohol, drogas o fármacos sedantes y si estás excesivamente cansado. El bebé debe dormir boca arriba sobre un colchón firme donde no puede haber ningún peluche, juguete o cojín para evitar riesgo de asfixia.  

Pega la cama a la pared

La forma más sencilla de evitar que el bebé se caiga de la cama es pegando esta a la pared. Solo tendrás que dejar a tu bebé en el lado que queda pegado a ella, de forma que haga de barrera. Así, tu bebé quedará protegido al dormir entre la pared y tú. 

Usa barandas de protección

Puedes usar almohadas o el propio cojín de lactancia como barrera en la zona de la cama que queda más expuesta cuando tu bebé es recién nacido. Eso sí, debes tener especial cuidado ya que el uso de almohadas puede incrementar el riesgo de asfixia. Además esta opción te servirá apenas unos meses. 

 

 

A medida que tu bebé crece, también aumentan sus movimientos. Poco a poco irá girando e incluso, cuando empiece a gatear, puede que quiera practicar en la propia cama en lugar de dormir. De ahí que haya que extremar cada vez más las precauciones

Una buena idea es instalar en tu cama barandas de protección, sin olvidarnos de la zona de los pies para evitar que se caiga por la zona inferior de la cama. Recuerda que el uso de estas barandas está desaconsejado con bebés pequeños y recién nacidos ya que suelen dejar un hueco por el que podrían colarse y caer al suelo. Estas se acostumbran a usar también cuando pasamos a los niños a su propia cama o en las literas, para evitar caídas a gran altura.

Coloca el colchón en el suelo

Los niños crecen y puede que llegue el momento que salten las barandas instaladas en la cama. En este momento, puedes optar por poner el colchón directamente en el suelo. De esta forma, reduces hasta dejar casi al mínimo la altura de la cama ante una eventual caída. Si además colocas alfombras alrededor, amortiguarás aún más un posible golpe. 

 

 

Enséñales a bajar

Enseñar a tu hijo a bajar de la cama o del sofá es la mejor forma de evitar caídas accidentales. Pueden hacerlo desde que empiezan a ser conscientes de sus propios movimientos. Así, puedes ir practicando con ellos a que se bajen deslizándose de espaldas hasta que consigan hacerlo por sí solos.

¿Qué hacer cuando el bebé se cae de la cama?

Dicen que hay dos tipos de padres: a los que se les ha caído su bebé de la cama, el sofá o el cambiador y a los que todavía no. Y es que, a veces, por más precauciones que tomemos, ocurre lo inevitable: el bebé se cae de la cama. ¿Qué debemos hacer en ese momento?

La mayor parte de las caídas no suelen tener especial importancia y no tendremos que acudir a Urgencias. Por ello, lo más importante es mantener la calma. Así, nos será más fácil evaluar dónde se ha dado el golpe ya que hay que prestar especial importancia a las lesiones en cabeza, abdomen y espalda

¿Qué hacer cuando un niño se cae de la cama y se golpea la cabeza? Lo habitual es que no vaya más allá de una lesión superficial con una herida, un hematoma o un chichón. Eso sí, es cierto que cuando las caídas se producen a gran altura pueden provocar lesiones graves como fractura de cráneo o conmoción cerebral

 

Aprende a detectar cuándo una enfermedad empieza a ser grave, qué síntomas sirven de alerta en un bebé y cómo actuar cuando tu peque está enfermo/a con nuestro Seminario Online «¿Cuándo ir a urgencias?»

 

La clave para saber cómo actuar es evaluar la edad del pequeño, cómo se ha dado el golpe y qué síntomas tiene. La primera reacción de nuestro hijo será, muy probablemente, el llanto. Sin embargo, si se calma pronto, no vomita (o lo hace una sola vez) y no tiene un chichón muy grande, bastará con que lo vigilemos en casa durante 24 horas.

Y, ¿qué pasa si un bebé se cae de la cama y se duerme? En mucha ocasiones podemos confundir el cansancio repentino después de un rato llorando o el susto de la caída con síntomas más graves. De hecho, es habitual que después de una caída les entre sueño. Aunque se considera un factor de riesgo, no tenemos que mantenerlos despiertos si es su hora habitual de dormir. Además, los peques pueden quedar agotados tras el susto y el llanto.

Tampoco tenemos que despertarlos para verificar que están bien. Bastará con comprobar cada dos o tres horas que reaccionan con normalidad ante un suave estímulo. Si les cuesta despertar o reaccionar con normalidad, sí tendríamos que llevarle al médico.

 

 

En el caso de presentar un gran hematoma, llanto persistente, vómito, sueño repentino, pérdida de conocimiento o irritabilidad debemos acudir a Urgencias. Sin embargo, la realidad es que la mayoría de los golpes en la cabeza son traumatismos leves que no requieren que vayamos al hospital ni hacer pruebas complementarias como radiografías. 

Si aún tienes dudas, puedes resolverlas si eres miembro de la Tribu CSC, donde podrás consultar gratuitamente con el grupo de expertos de Criar con Sentido Común, especializados de en maternidad, crianza respetuosa y salud infantil, además de poder acceder libremente a los más 120 Cursos Online de CSC. 

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Cómo evitar que el bebé se caiga de la cama y qué hacer si sucede"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube