¿Qué pasa si mi bebé se cae de sueño y se salta la cena?

Comer y dormir son 2 necesidades fisiológicas básicas íntimamente relacionadas

El ajetreado día a día de los peques (y los horarios de los adultos), hace que muchas veces lleguen tan cansados a la tarde-noche que acaben pidiendo dormir directamente saltándose la comida. Pero, ¿qué pasa si el bebé se duerme sin cenar?

Comer y dormir, 2 necesidades fisiológicas básicas

Si hay 2 necesidades básicas en el ser humano son comer y dormir. De hecho, un equipo liderado por la doctora RivaTauman del Centro Médico de Tel Aviv realizó un estudio con 681 niños sanos con dificultades de sueño y/o alimentación que demostró lo siguiente:

  • El 25% de los niños que tenían problemas de insomnio tenía a su vez dificultades en la alimentación, frente al 9% que no.
  • El 37% de los niños con problemas de alimentación tenía dificultades para dormir, frente al 16% que no.

¿Qué indican estos datos? Que además de ser necesidades básicas, alimentarse y dormir están íntimamente relacionadas de forma que cuando una se ve alterada, afecta automáticamente a la otra. Y, por regla general, los hitos de desarrollo de los peques suelen coincidir con los momentos en los que ambas presentan más dificultades.

 

¿Qué hacer si mi bebé se duerme sin cenar?

 

¿Qué pasa si un niño se va a dormir sin cenar?

Las rutinas son clave en el día a día de los peques. Gracias a ellas, los niños y niñas pueden adelantarse a lo que va a ocurrir y estar más tranquilos. Así, tras salir del cole o la escuela infantil, podemos ir con ellos al parque hasta que toque volver a casa, ducharse y cenar… Pero entre estos dos últimos pasos, y después de un día agotador, puede que acaben por dormirse sin cenar. ¿Qué hacemos en estos casos? ¿Les dejamos dormir o los obligamos a permanecer despiertos para cenar? ¿Qué hacer si mi bebé se duerme sin cenar?

La realidad es que depende de muchos factores y si hace años imperaba la idea de obligar a comer antes de ir a dormir, recientemente gana peso dejarles dormir en lugar de comer. De hecho, según la ciencia, el cerebro del niño siempre considera más importante descansar que dormir. Y así es como el cerebro regula el estado de ánimo y recuperan el apetito y las ganas de comer.

En la práctica, sabemos que obligar a un peque a hacer algo no suele tener resultados satisfactorios. Más aún cuando se trata de una cuestión de sueño. Estará irritable, lloroso y muy cansado, por lo que, lo más probable es que el momento de la cena acabe sin apenas probar nada y el consiguiente disgusto de adultos y peques. No es por falta de apetito, más bien es exceso de cansancio. Y, en cualquier caso, ¡al dormir también crecemos!

 

Averigua cómo es el sueño de los bebés niño/as pequeños, cómo tienen que dormir para que sea seguro y cuáles son los beneficios de compartir cama con los bebés en el Seminario Online “Sueño infantil”

 

Si la situación se repite habitualmente y se alarga en el tiempo convirtiéndose en un hábito cotidiano en el día a día, sí puede tener consecuencias importantes para la salud del peque. Entre ellas, destacan:

  • Mayor riesgo de obesidad: El cuerpo, ante falta o escasez de comida, entra en una especie de estado de alarma en el que almacena nutrientes (especialmente grasas), lo que conlleva un aumento del riesgo de sobrepeso, obesidad y enfermedades coronarias.
  • Metabolismo: Si se reducen los alimentos, el cuerpo ralentiza la velocidad a la que metaboliza los macronutrientes, lo que a su vez aumenta el riesgo de obesidad.
  • Diabetes: La falta de azúcar en sangre es tan mala como su exceso. Así, el páncreas se encuentra en una situación extrema en la que el cuerpo necesita una cantidad de insulina que puede afectar a su funcionamiento.
  • Falta de concentración. La falta de azúcar en sangre por un ayuno prolongado puede provocar dificultad para concentrarse al día siguiente, lo que perjudicaría la rutina y el rendimiento escolar.
  • Dolor de cabeza o migrañas. Los niveles de azúcar bajos pueden provocar dolores de cabeza o migrañas, afectando al descanso nocturno y al rendimiento en el colegio.
  • Falta de energía y motivación.

Por supuesto, estas consecuencias serían fruto de que el peque se fuera a dormir sin cenar de forma habitual y mantenida en el tiempo, no de forma ocasional.

¿Por qué se quiere ir un peque a dormir sin cenar?

 

¿Qué hacer si mi bebé se duerme sin cenar?

 

Hay diferentes razones por las que nuestro peque nos pida ir a dormir sin cenar. Por ello, debemos debemos prestar atención para analizar si podemos cambiar algunos patrones del día a día o los motivos de su comportamiento y actuar en caso de ser necesario. Entre ellos:

  •  Si es algo que se repite día tras día, puede indicarnos que los horarios que hemos establecido para nuestros peques no nos funcionan y, quizás, deberíamos probar a adelantar todas las actividades unos 30 minutos. Así, llegarían a la cena sin tanto sueño y con ganas de cenar.
  • Debemos observar el comportamiento de nuestro peque ante la comida. Si de forma habitual rechaza sentarse a cenar asegurando que tiene sueño, podemos estar ante un posible trastorno alimenticio. Por ello, es importante conocer cómo actúa en el resto de comidas del día y, en caso necesario, pedir ayuda a los profesionales. En la Tribu CSC cuentas con un equipo de expertos que pueden ayudarte, entre los que se encuentra la psicóloga especializada en trastornos alimentarios Mamen Bueno.
  • Si se repite ese episodio cada vez que le ofreces un alimento concreto, es bastante probable que no le guste y se invente la excusa del sueño para no comerlo.
  • En función de la edad del peque, puede que le apetezca hacer otra cosa, por ejemplo, ver pantallas. Así, nos dicen que no tienen hambre porque saben que terminaremos poniéndoles dibujos para que cenen. Una práctica que, de hecho, desaconseja la dietista-nutricionista de CSC, Rebeca Pastor.

¿Qué pasa si un bebé duerme mucho y no come?

¿Qué hago si mi bebé está dormido y no quiere comer? En el caso de los bebés lactantes, la situación varía un poco. Si se trata de un recién nacido que aún no ha recuperado su peso del nacimiento, sí es necesario despertarlo para que coma.

Es la conocida lactancia a oferta, que debemos mantener hasta que la lactancia esté bien establecida y el peque haya recuperado el peso. Y aunque es malo darle de comer a un bebé dormido y no está indicado hacerlo, es muy habitual que cuando son muy pequeños se duerman en el pecho.

 

Beneficios de la lactancia nocturna

 

Pero también hay bebés dormilones que duermen más horas de lo que se puede considerar “normal” para un peque. En estos casos, si su evolución y desarrollo se considera adecuada y a menos que el pediatra haya dicho lo contrario, no sería necesario despertarlo.

En la Tribu CSC cuentas con un equipo de expertos que pueden ayudarte, entre los que se encuentra la pediatra Gloria Colli o la dietista-nutricionista Rebeca Pastor.

Además, podéis descargar gratis la app de Criar con Sentido Común tanto para plataformas Apple como para plataformas Android, y tenéis una semana gratis para probar todas las ventajas de la membresía a la Tribu, realizar todos los cursos online disponibles y consultar a nuestros/as especialistas.

 

¿Te interesa todo lo relacionado con Alimentación infantil?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Alimentación infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. [email protected]. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "¿Qué pasa si mi bebé se cae de sueño y se salta la cena?"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube