Mitos del sueño infantil

Dejar al bebé solo para que se acostumbre o darle un biberón con cereales son algunos de los mitos más extendidos del sueño infantil

Artículo publicado el 5 Nov 2022 - Este artículo ha sido revisado y actualizado con fecha 10 mayo, 2023

La maternidad y la crianza de los hijos está cargada de mitos. Y entre los más habituales, destacan los mitos del sueño infantil. ¿Cuáles son los más habituales? 

Mitos del sueño infantil

El sueño infantil es uno de los mayores “miedos” a los que se enfrentan los padres, especialmente si son primerizos. Son frecuentes las dudas sobre si su bebé dormirá bien, cuándo lo hará del tirón o si es normal tener despertares nocturnos cuando ya se había conseguido establecer el sueño. A ello se suman los comentarios, reales o no, de algunas familias que aseguran que su bebé duerme del tirón desde el primer momento.

La falta de información, los mitos y unas expectativas excesivamente altas, lleva a muchos padres a pensar que su bebé tiene un problema respecto al sueño cuando, en realidad, todo lo que ocurre es absolutamente “normal”. Pero, ¿cuáles son los mitos del sueño infantil más habituales?

“Hay que entrenar a los niños para dormir”

Al nacer, el cerebro del bebé es inmaduro. Tanto, que aunque tiene una media de 100.00 millones de neuronas, apenas tiene conexiones neuronales. ¿Qué significa esto? Que un bebé no tiene habilidades neuronales, no es capaz de manipular ni puede adaptarse a ningún tipo de costumbre cultural como dormir en una cuna. Lo único que necesita un bebé recién nacido es estar con su padre o con su madre (especialmente en brazos).

 

Mitos del sueño infantil

 

Actualmente, han aparecido con bastante auge el llamado “entrenamiento de sueño” que en teoría ayuda a las familias a que sus bebés duerman mejor. La realidad es que este entrenamiento tiene como base, prácticamente sin variaciones, una o dos técnicas conductistas basadas en la extinción gradual o el desvanecimiento (camping out), que evitan y/o regatean  el contacto físico. Algo así como un “método Estivill edulcorado”  que fuerza al menor a adaptarse a un comportamiento al que no está preparado y por eso lo expresa con llanto, según explica la psicóloga y especialista en sueño infantil de Criar con Sentido Común, Rafi López, a quien podéis consultar online en la Tribu CSC. Según explica,

“La realidad es que no hay que entrenar a los niños para que duerman, dormir es una necesidad fisiológica y una habilidad innata, todos sabemos (y podemos dormir) cuando lo necesitamos, especialmente si las condiciones son buenas (no tenemos miedo ni estamos ansiosos). A los bebés y los niños les pasa lo mismo, por eso buscan el contacto con el adulto para sentirse seguros”.

Mitos del sueño infantil: “Se acaban acostumbrando a dormir solos”

Los niños no se acostumbran a dormir solos llorando. Tampoco se le ensanchan los pulmones por dejarlos llorar, de hecho, no debemos ignorar el llanto de los bebés en ningún momento ya que es la única forma que tienen de comunicarse. La realidad es que no responder al llanto de los bebés conlleva lo que la neurociencia define como indefensión aprendida: “La persona siente que haga lo que haga no hay impacto ni cambio en el entorno”, explica la psicóloga de CSC, Mamen Bueno.

Es decir, los bebés dejan de llorar porque nadie atiende su llanto, no porque se acostumbren a estar o dormir solos. Y aunque ocurra en su etapa más temprana, la indefensión aprendida daña gravemente la autoestima, la confianza y la seguridad en uno mismo. Además, al llorar y no encontrar consuelo en sus cuidadores, su cerebro se inunda de hormonas del estrés que se consideran neurotóxicas, como el cortisol. 

“Mejor que no duerma de día para que lo haga mejor por la noche”

Un bebé necesita unas horas de sueño que varían en función de su edad y que se reparten a lo largo del día y de la noche. Es muy habitual escuchar, especialmente a las personas mayores, que si tu bebé no duerme la siesta, dormirá mejor por la noche. Es uno de los mitos del sueño más habituales. Por supuesto, es completamente falso.

 

Averigua cómo es el sueño de los bebés niño/as pequeños, cómo tienen que dormir para que sea seguro y cuáles son los beneficios de compartir cama con los bebés en el Seminario Online “Sueño infantil”

 

Si tu peque “se salta” alguna de sus siestas diurnas, llegará a la noche más cansado e irritado y, probablemente, le cueste más conciliar el sueño y será más intranquilo. Así que sí, aunque pueda parecer raro, un bebé que descansa durante el día, conciliará mejor el sueño por la noche. Acostar al bebé más tarde de lo habitual tampoco garantiza que se duerma antes o que se despierte más tarde a la mañana siguiente. Además, hay que tener en cuenta que la siesta tiene otros beneficios como fijar en la memoria lo aprendido en el día.

“No duermas al bebé en brazos o en el pecho porque se acostumbra”

Según explica Rafi López, “los bebés y los niños necesitan sentirse seguros y cerca de sus padres para dormir tranquilos”. Y no es que se acostumbren a dormirse en los brazos o en el pecho de su madre, es que es el único lugar que conocen para poder calmarse. “No se trata de muletillas de sueño”, asegura López, “es, simplemente, la forma más fisiológica de dormir el bebé mamífero: en brazos y cerquita de mamá o papá“.

“Hay que acostarlos despiertos en la cuna”

Relacionado con el anterior, se encuentra el mito de sueño infantil que asegura que hay que acostar a los bebés despiertos en la cuna. Nada de brazos ni de pecho. Lo ideal, según esta creencia, es dejar al bebé despierto para que se duerma solito, sin ningún apoyo externo. En realidad, la ciencia ha demostrado que los bebés que no se sienten tranquilos y seguros en brazos de sus padres lloran más y duermen menos y peor.

“Si lo metes en la cama, no conseguirás sacarlo nunca de ella”

El colecho tiene múltiples beneficios, no solo para el bebé, sino que también facilita la lactancia materna nocturna en caso de que sea nuestra opción. Sin embargo, puede que hayas escuchado a mucha gente decir que si metes al bebé en la cama, no conseguirás sacarlo de ella hasta pasados unos años. La realidad es que pocos adolescentes siguen durmiendo con sus padres.

“Cuando están preparados dejan la cama, algunos por voluntad propia y otros con un poco de motivación. Este paso es mucho más sencillo cuando el niño se siente seguro en su nuevo cuarto y tiene la certeza de que si alguna vez lo necesita puede contar con la compañía de sus padres”, afirma la experta en sueño infantil de CSC.

 

Día Mundial del Sueño: Pautas para una buena higiene del sueño en niños

 

“Dale un biberón de cereales para que duerma mejor”, uno de los mitos del sueño infantil

Otro de los mitos del sueño infantil más populares es el de dar un biberón con cereales para conseguir que el peque duerma mejor. La realidad es que no tienen ninguna relación. Y es más, está desaconsejado dar cereales en el biberón por el alto riesgo de producir caries y aumentar el riesgo de obesidad infantil.

A ello se suma que cada vez más pediatras recomiendan dar cereales reales como pan o pasta integral o arroz blanco, en lugar de cereales de caja ya que tienen un alto contenido en azúcar.

“Dormirá mejor si toma sólidos por la noche sobre los 4 meses”

Los bebés deben comenzar la alimentación complementaria en torno a los 6 meses y siempre que cumplan una serie de requisitos como mostrar interés por la comida, perder el reflejo de extrusión o mantenerse sentados solitos. A pesar de que algunos pediatras sigan recomendando comenzar con la introducción de alimentos a partir de los 4 meses, lo cierto es que antes de los 6 meses, su sistema digestivo es muy inmaduro.

“Dale un suplemento de melatonina para que duerma mejor”

La melatonina es una hormona que produce nuestro cuerpo de forma natural y que nos prepara para dormir. Darla en forma de suplementos para conseguir un mejor sueño de los bebés no suele conseguir el objetivo deseado y, además, puede tener efectos secundarios.

 

Mitos del sueño infantil

 

“El bebé debe adaptarse a las rutinas de los [p]madres”

La llegada de un bebé cambia por completo el día a día de sus progenitores. Y no es él/ella quien debe adaptarse a nosotros, sino al revés. Somos nosotros, sus progenitores, quienes debemos adaptar nuestra vida a ellos.

Así, es importante respetar sus horarios de siestas, intentar adaptar el sueño a la hora solar (algo complicado según las circunstancias familiares y laborales actuales), evitar las pantallas dos horas antes de ir a dormir o establecer rutinas en el día a día para que el bebé pueda anticiparse a lo que va a pasar y sepa que ha llegado la hora de dormir.

Mitos del sueño infantil: “Los bebés se despiertan por la noche por hambre o por pesadillas”

Un bebé se despierta por la noche por múltiples motivos y no siempre tiene que ser por hambre o porque ha tenido una pesadilla. De hecho, estas últimas no aparecen hasta los dos años aproximadamente.

Durante los primeros meses de vida la lactancia, ya sea materna o de fórmula, es a demanda, pero esto no significa que un bebé se despierte por la noche para comer. Puede necesitar el contacto de papá o mamá, tener algún dolor o el pañal sucio. Además, todos, adultos y niños, tenemos despertares nocturnos: es algo así como un reflejo primitivo para comprobar que todo está bien y no hay ningún peligro que nos aceche. En el caso de los adultos, no llegamos a despertar por completo, pero los bebés necesitan algo de tiempo para conseguirlo.

 

Mitos del sueño infantil

 

En torno a los 4-6 meses, los bebés adquieren el ritmo circadiano, son capaces de diferenciar el día de la noche y aparecen las diferentes fases de sueño, asemejándose este cada vez más al de los adultos. Enlazar las diferentes fases de sueño requiere cierta práctica y al principio también puede provocar despertares en los más peques.

A todo ello se suma alcanzar nuevos hitos madurativos. Nuestro bebé duerme ya del tirón y de repente vuelven los despertares. ¿El motivo? En muchas ocasiones está relacionado con la salida de los primeros dientes, el gateo, las primeras palabras o los primeros pasos. Al despertar, el bebé quiere seguir practicando estos hitos y puede incluso ponerse a gatear en la cuna o la cama en mitad de la madrugada. ¡Y es completamente normal!

“Desteta al bebé por la noche para que duerma más”

La lactancia nocturna puede ser agotadora y, en ocasiones, se recomienda destetar por las noches con la creencia de que con el biberón el bebé se saciará más que con el pecho, dormirá mejor y desaparecerán los despertares. Sin embargo, diferentes estudios indican que destetar no implica que mejore el sueño nocturno.

“Es importante dormir las siestas de día completamente a oscuras”

La recomendación general es que si el bebé puede dormir sus siestas diurnas con luz, mejor; y solo en caso de que sea imposible, sí se puede bajar la persiana, para una vez dormido, dejar la puerta abierta y que entre algo de luz. ¿El motivo? Según Rafi López, interesa que entre luz para que regule los ritmos del bebé y para que vaya incorporando el ritmo circadiano.

 

Mitos del sueño infantil

 

“Sácalo de la habitación cuanto antes y dormirá mejor”, entre los mitos del sueño infantil

La Asociación Española de Pediatría recomienda que el bebé duerma en la habitación de sus p(m)adres hasta los 6 meses para reducir el riesgo de muerte súbita del lactante, mientras que la Asociación Americana extiende este consejo hasta los 12 meses. Por tanto, además de haber muchas diferencias culturales e históricas, no hay consenso. Así que si la familia lo disfruta, pueden dormir con el pequeño hasta que lo deseen.

“Los hermanos no deben dormir juntos porque pueden despertarse entre ellos”

Puede que tengas un peque que ya duerme del tirón toda la noche y un bebé al que quieres sacar ya de tu habitación y pasarlo a dormir con el hermano. Pero tienes miedo de que el hermano pequeño despierte al mayor. Sin embargo, no tiene por qué ocurrir. Eso sí, es peligroso que los peques duerman en la misma cama con bebés menores de 12 meses.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Sueño infantil?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Sueño infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Mitos del sueño infantil"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube