¿Hay que despertar a los bebés recién nacidos para que coman?

Con pecho o biberón, la alimentación del bebé debe ser siempre a demanda, excepto durante las primeras semanas y hasta que recuperen el peso del nacimiento, que debe ser a oferta

Artículo publicado el 10 Sep 2022 - Este artículo ha sido revisado y actualizado con fecha 27 enero, 2023

Entre las dudas más frecuentes sobre recién nacidos, se encuentran la alimentación y el sueño de los bebés más pequeños. Por ello, es bastante probable que te plantees si hay que despertar a un bebé recién nacido para comer o no es necesario. Te lo explicamos en el post. 

La lactancia a oferta, imprescindible las primeras semanas

Durante los últimos años se ha repetido hasta la saciedad que la lactancia es A DEMANDA. Sin embargo, la lactancia materna a oferta es imprescindible durante las primeras semanas de vida de un bebé, cuando  el recién nacido se pasa gran parte del día y de la noche durmiendo, pero es necesario alimentarle y establecer la lactancia.

Por ello, es frecuente que los pediatras y las expertas en lactancia te digan que los primeros días la lactancia no es a demanda, sino A OFERTA (también en el caso de los peques alimentados con biberón).

 

¿Hay que despertar a los bebés recién nacidos para que coman?

 

Porque sí, la lactancia ha de ser a demanda (no tiene sentido no alimentar a un bebé cuando tiene hambre) una vez instaurada la misma. En este sentido, atrás quedan viejas recomendaciones en las que se aseguraba que debíamos dar de comer a los bebés cada dos o tres horas (y durante unos minutos en cada pecho, en el caso de la lactancia materna).

Así que, resumiendo, ya elijamos pecho o biberón, la alimentación del bebé debe ser siempre a demanda, excepto durante las primeras semanas y hasta que recuperen el peso del nacimiento, que debe ser a oferta.

No obstante, si tienes dudas sobre cómo debe ser la alimentación de tu bebé los primeros días, en la Tribu CSC puedes consultar online a nuestra pediatra Gloria Colli o a la consultora de lactancia Inma Mellado.

Una vez instaurada la lactancia, siempre a demanda

Además de lo absurdo que es dejar a un bebé con hambre postergando sus tomas, tome pecho o biberón, en el caso de la lactancia materna, otro motivo por el que no hay que restringir las tomas es el Factor de Inhibición Local (FIL), una proteína de la leche materna que si no se extrae, se acumula y limita la producción. Al vaciar el pecho, desciende la cantidad de FIL y el cerebro entiende que debe fabricar la leche más rápidamente.

Es muy frecuente que cuando son chiquitines, los bebés demanden pecho o biberón con mucha frecuencia. ¡Es perfectamente normal! Aunque cada bebé es un mundo y los hay más glotones y menos comilones, cada peque se regula por sí mismo, por lo que no tiene mucho sentido tratar de establecer horarios o duración de las tomas. De hecho, a demanda significa precisamente eso: cuando el bebé quiera y la cantidad que necesite.

 

Descubre cómo lograr que la lactancia sea un proceso exitoso desde el principio con el Seminario Online “Claves para iniciar la lactancia con éxito”

 

Además, a más succión, más producción. Así que, en el caso de lactancia materna, las tomas frecuentes garantizan la producción.

¿Hay que despertar un bebé recién nacido para comer?

Con suerte, puede que tengas un bebé dormilón capaz de pasar muchas horas seguidas durmiendo, aunque es cierto que no es lo habitual ya que su pequeño estómago les obliga a despertarse con frecuencia para comer. Pero, si no es así, ¿qué pasa entonces con la comida? ¿Hay que despertar a los recién nacidos para que coman? Como en todo, no hay blancos o negros, y depende de varios factores. El principal, la edad del bebé.

Nada más nacer, los bebés están muy despiertos y lo ideal es practicar piel con piel y favorecer que tenga acceso directo al pecho (si es nuestro deseo). Pasadas las dos primeras horas, el bebé entrará en un sueño profundo conocido como “letargo fisiológico de recuperación del parto” que puede durar entre 8 y 12 horas. En este periodo sí es aconsejable que sigas practicando piel con piel con él, pero no que lo despiertes para comer, según explica el Comité Asesor de Lactancia de la AEP. Aunque por supuesto puedes amamantarlo si lo deseas.

 

Beneficios de la lactancia nocturna

 

Si tiene apenas unos días o semanas de vida, sí tendremos que despertar a los recién nacidos para que coman. Es la lactancia a oferta: en lugar de esperar a que nos pidan mamar, debemos ofrecer con frecuencia. ¿Qué pasa si el bebé no se despierta para comer? En el caso de bebés con pocos días, se incrementa el riesgo de deshidratación o hipoglucemia (bajada de concentración de azúcar en sangre).

Además, será importante analizar la ganancia de peso. Todos los bebés pierden en torno al 5-7% del peso de nacimiento durante los primeros días de vida. Sin embargo, lo habitual es que lo recuperen en unos 10-15 días. Si nuestro bebé ya lo ha superado, no será tan necesario que lo despertemos para comer.

Así, es especialmente importante despertarlo en los siguientes casos:

  • Bebés muy adormilados que no reclaman comer.
  • El bebé sale del hospital con una pérdida de peso superior al 10% de su peso de nacimiento.
  • No gana peso tras 5 días.
  • Pasados 15 días no ha recuperado su peso de nacimiento.
  • Tiene más de 4 días y no ha hecho caca.
  • Hay dificultades con la lactancia y el agarre al pecho.
  • Bebés prematuros (con mayor riesgo de desarrollar hipoglucemia), con bajo peso al nacimiento o CIR.
  • Hijos de madres diabéticas.
  • Bebés con enfermedades que predispongan a hipoglucemia.
  • Bebés con macrosomía. Necesitan alimentarse más a menudo para evitar la hipoglucemia.

 

Aprende cuál es el mejor método para preparar los biberones, cuáles utilizar, cuándo cambiarlos y cómo darlos para alimentar de forma sana a tu bebé con leche de fórmula en el Seminario Online “Cómo alimentar al bebé con biberón”

 

¿Cada cuánto hay que despertar a los recién nacidos para que coman?

Si ya sabemos que es necesario despertar a los recién nacidos para que coman porque aún no han recuperado el peso del nacimiento, surge la siguiente duda: ¿cada cuánto? Lógicamente, cada bebé es un mundo y tiene unas necesidades concretas. No todos comen lo mismo ni a las mismas horas.

Pero, de forma general, un bebé de pocas semanas debería realizar un mínimo de entre 10 y 12 tomas diarias y debería mojar entre 6 y 8 pañales cada 24 horas. Así, y aunque no existen horarios fijos y cada bebé es diferente y puede reclamar en diferentes momentos, tendríamos que despertar aproximadamente a los recién nacidos para que coman cada 2-3 horas durante el día y cada tres o cuatro horas para comer por la noche.

Además, practicar piel con piel con nuestro bebé el máximo de horas posible facilitará que tenga acceso al pecho siempre que quiera, incluso cuando no llega a estar completamente despierto. Ponértelo en el pecho con frecuencia, ayudará también a establecer la lactancia materna y asegurar la producción de leche. Recuerda que el pecho funciona como una fábrica, a mayor demanda del bebé, mayor producción.

¿Cómo despertar a un bebé recién nacido para darle de comer? Cuando tienen muy pocas semanas de vida, puede resultar realmente complicado despertar a los recién nacidos para que coman. Por ello, puedes probar a quitarle la ropa para que se despierte con el cambio de temperatura. Eso sí, si es invierno y las temperaturas son bajas, no lo dejes sin nada para evitar que coja frío.

 

Qué hacer cuando el bebé llora

 

También puedes probar a cambiarle el pañal o hacerle caricias y cosquillas, especialmente en los pies, ya que si se las haces en las mejillas, tenderá a girar la cara dificultando el agarre. ¿Te suena eso de que la cuna tiene pinchos? Si hacéis colecho, puedes probar a pasarlo a la cuna a ver si se despierta con el cambio de lugar.

¿Cuándo se puede dejar de despertar al bebé para comer?

¿Eres afortunada porque tu bebé duerme todo el día, pero te ves obligada a despertarlo cada poco tiempo para que coma? Es probable que te preguntes hasta cuándo se ha de despertar a un recién nacido para comer. Podrás dejarlo dormir cuando recupere el peso del nacimiento, algo que suele ocurrir en torno a los 15 días, aunque, en ocasiones, puede que tengas que seguir haciéndolo hasta las seis semanas cuando la lactancia está bien establecida. Así que dependerá del aumento de peso del bebé: si tras la recuperación del peso de nacimiento, tu bebé sigue ganando según lo habitual a esta edad (150-250 gramos semanales) ya podrás estar más relajada y no necesitarás despertarlo.

La realidad es que a medida que vaya ganando peso, se hará más fuerte y será capaz de despertar por sí solo. Por ello, es importante que durante el primer mes hagas un seguimiento del peso semanal de tu hijo. No es necesario obsesionarse, hacerlo a diario o comprarse una báscula para tenerla en casa. Con hacerlo una vez a la semana en una farmacia es suficiente, pero eso sí, trata de ir siempre a la misma porque el peso puede oscilar algunos gramos entre unas y otras. También es importante que vayas siempre a la misma hora y que el peque tenga, más o menos, la misma ropa y el pañal recién cambiado.

 

Averigua cómo es el sueño de los bebés niño/as pequeños, cómo tienen que dormir para que sea seguro y cuáles son los beneficios de compartir cama con los bebés en el Seminario Online “Sueño infantil”

 

Lógicamente, hay excepciones, como los bebés prematuros o los bebés de bajo peso al nacer. En estos casos, es importante seguir las recomendaciones del pediatra sobre la necesidad de despertar a los recién nacidos para que coman y cuándo podemos dejarlos dormir.

Así que ya sabes, si tu bebé ha recuperado el peso del nacimiento, gana peso correctamente y la lactancia está establecida, no será necesario despertarlo para comer. Eso sí, es importante que conozcas las primeras señales de hambre para ponerlo al pecho o bien ofrecerle el biberón de forma inmediata, evitando así el llanto ya que es una señal tardía de hambre. ¡Solo te queda disfrutar del sueño cuando él lo haga!

Y recuerda que tu bebé no mama solo para comer sino, sobre todo, para estar contigo, así que es perfectamente normal que quiera mamar con frecuencia.

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Lactancia materna?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Lactancia materna y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "¿Hay que despertar a los bebés recién nacidos para que coman?"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 mes de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube