Grandes mitos de los recién nacidos y de la crianza de bebés (II)

Los falsos mitos de la crianza de bebés restan seguridad a los padres y bienestar a los pequeños

Muchas creencias el cuidado de los bebés no tienen ningún fundamento, pero se siguen transmitiendo de generación en generación por hábito, costumbre o presión social. A veces se heredan de madres o padres a sus hijos, otras surgen misteriosamente… y siempre nos restan confianza y seguridad en el cuidado de nuestros hijos e hijas. Conocer los falsos mitos de la crianza de bebés y consultar a los expertos pueden despejar nuestras dudas y hacernos ganar tranquilidad.

«El colecho aumenta el índice de muerte súbita en los bebés»

Este es el peor de los mitos que existen sobre el colecho. En realidad, existen más peligros dejando a un niño solo en su cuna (riesgo de asfixia con almohadas o cojines, estrangulamiento con sábanas, de atragantamiento, etc.) que en proporcionarle un entorno seguro en el que duerma bajo la compañía y supervisión de un adulto.

Aunque para practicar un colecho seguro hay que seguir ciertas pautas, el bebé nunca va a estar más seguro que al lado de sus padres. Entre otras cosas, porque el colecho le permite sincronizar sus patrones de respiración con los de su madre y facilita la lactancia nocturna, todo lo cual contribuye también en la reducción del síndrome de muerte súbita.

 

 

En países como Japón, donde el colecho es la norma, el índice de muerte súbita del lactante es uno de los más bajos del mundo. Los niños que duermen al lado de su madre, lloran mucho menos frecuentemente y se despiertan menos. También están mejor atendidos, ya que la madre se da cuenta de las necesidades de su bebé pocos segundos después de que él las solicite.

Además, el colecho favorece el necesario descanso de la mamá y su bebé: la comodidad de no tener que levantarse de la cama, hace que la madre y el bebé normalmente vuelvan a dormirse casi enseguida. De hecho, muchas veces la madre no sabe exactamente cuántas veces se ha despertado, porque en realidad ¡no se ha llegado a despertar del todo!

«Dormir con los padres hace menos independientes a los niños»

Aunque meter al bebé en la cama con los adultos es una decisión de cada familia, dormir solo es una costumbre relativamente reciente para la especie humana. El sentirse acompañado, seguro y protegido por las noches favorece el desarrollo psíquico y emocional de los niños, que a su debido tiempo, maduran de forma natural la necesidad de independencia. 

 

 

Numerosos especialistas aseguran que practicar el colecho durante su infancia, convierte a los niños en adultos más seguros y con una autoestima más alta. Eso sí, hay que tomar ciertas medidas básicas de seguridad para evitar asfixias y aplastamientos.

«La costra del lactante se debe a grasa de la leche materna y es mejor quitarla»

Otro mito de los recién nacidos y bebés. Aunque se llame la «costra del lactante» o «costra láctea», esta capa de escamas amarillentas de aspecto desagradable que aparece en el cuero cabelludo de muchos bebés sanos, se debe al exceso de actividad de las glándulas productoras de grasa que hay en la piel que, estimuladas por las hormonas maternas que recibe el bebé inmediatamente antes de su nacimiento, formen esas costras en la cabecita del peque y, a veces, también en sus cejas.

Da igual que el bebé se alimente de leche materna o con biberón, son muy frecuentes y aparecen en la mayoría de los bebés. Pueden durar bastante tiempo (permanecen aunque les crezca pelito), pero desaparecen de forma natural con el paso del tiempo. Nunca se debe intentar quitar estas costritas levantándolas con un peine o rascándolas con las uñas. No pica ni causa molestias de ningún tipo, de manera que solo es una cuestión estética. 

 

«El aire acondicionado es malo para los bebés»

La temperatura ambiental adecuada para el descanso y el bienestar del bebé debe oscilar entre los 19 y los 24ºC. Tanto en invierno como en verano, podéis encender sin problema el aire acondicionado en vuestro hogar para lograr mantener esta temperatura idónea, siempre y cuando le alejéis del chorro de aire para que no le dé directamente. Las altas temperaturas son fatales para cualquiera, pero los bebés las acusan y sufren sus consecuencias mucho más que nosotros.

«Los bebés amamantados aguantan menos horas sin comer que los de biberón»

Uno de los motivos por los que la leche materna es la mejor para tu bebé es por su rápida digestión. Aunque cada bebé es único y puede haber diferencias notables entre unos y otros, tradicionalmente se pensaba que los niños amamantados vaciaban el estómago más rápidamente que los niños alimentados con biberón.

Esto se debía, fundamentalmente, a que mientras el niño de pecho se autorregula (pidiendo cuando quería y soltando el pecho cuando se saciaba), por lo que sus tomas son más cortas y más frecuentes en el tiempo; al de biberón se le «obligaba» en muchos casos a acabarse las tomas, que eran más largas y abundantes, por lo que se espaciaban más entre sí. Hoy en día, sin embargo, ya sabemos que el biberón también se da a demanda (sin forzar ni fijar las tomas) y no hay gran diferencia entre unos y otros.

Otro mito de los recién nacidos: «los bebés no sueñan mientras duermen»

Otro de los mitos de los recién nacidos. Hay estudios científicos que demuestran que se produce la fase REM en fetos de siete meses e incluso anteriores. Los seres humanos soñamos desde el mismo momento en que tenemos actividad cerebral. Los sueños de los bebés en el útero podrían consistir en recreaciones sensitivas, mientras que una vez nacen ya pueden recrear también emociones. Probablemente sueñen con sonidos, luces, texturas… ¡Pues evidentemente su experiencia vital no es muy extensa aún!

«El bebé no puede mamar de un pecho con mastitis»

Basta hablar con una buena matrona o una experta en lactancia para que te diga todo lo contrario. No solo no debes dejar de darle el pecho a tu bebé, sino que debes fomentar que mame aún más del pecho afectado. Muchas veces, los mensajes que recibe la madre de su ginecólogo, médico de cabecera, pediatra o matrona son confusos y divergentes. Consulta con organizaciones o especialistas especializados exclusivamente en el asesoramiento de lactancia para conseguir la mejor información.

 

CRISIS-de-lactancia-del-segundo-dia-1

 

La leche que procede de un pecho con mastitis no le hará ningún daño a tu hijo (incluso aunque padecieras una infección). Es muy importante seguir dando de mamar del pecho afectado, pues dejar de amamantar podría provocar que se desarrollara un absceso. La mastitis no es incompatible con la lactancia materna, aunque resulte dolorosa.

Es necesario que tu bebé se alimente con frecuencia para que la leche siga fluyendo y no se formen más bloqueos en los conductos. Si la lactancia materna continúa o se interrumpe después de un episodio de mastitis o absceso mamario, depende en gran parte del asesoramiento y la ayuda que recibe la madre. 

Si recibe orientación adecuada y apoyo clínico y emocional, debería recuperarse completamente y no experimentar mayores problemas con la lactancia. Por el contrario, si recibe escasa orientación y apoyo, puede que nunca vuelva a amamantar.

 

 

«Llora porque tu pecho es pequeño, no tienes leche y/o pasa hambre»

El tamaño de los pechos no influye en la lactancia. Prácticamente todas las mujeres producen leche de buena calidad y en cantidad suficiente para satisfacer y alimentar a su bebé porque la lactancia es un proceso regido por la ley natural de la oferta y de la demanda. A mayor succión, mayor producción de leche.

Tener el pecho pequeño no influye para nada en la lactancia materna. Este es otro de los mitos de los recién nacidos que más daño nos hacen en la crianza de nuestros bebés. El pecho de la mujer humana esta diseñado de forma natural para producir, no para almacenar la leche. Tampoco falta leche, sino información. Si te quedan dudas, consulta a una experta en lactancia materna.

 

Descubre por qué lloran los bebés en nuestro Seminario Online «Cómo saber por qué llora tu bebé»

 

«Hay que rapar a los bebés para que les crezca más fuerte el pelo»

Hay una falsa creencia bastante extendida según la cual, rapar el pelo a un bebé hace que le crezca más grueso, fuerte y abundante. La cantidad de pelo que nuestro bebé tenga, así como su grosor, color o tipo (liso, ondulado, rizado, etc.) depende exclusivamente de la genética. 

Cuando el cabello rasurado empieza a crecer, puede parecernos más grueso y fuerte porque todas puntas están igualadas, pero el pelo crece de un folículo bajo el cuero cabelludo y su crecimiento no se ve afectado por lo que se haga con el pelo que está en la superficie. 

 

 

A menudo, todos falsos mitos de los recién nacidos y los bebés nos restan seguridad y confianza en la crianza de nuestros hijos. Las familias primerizas reciben muchos consejos contradictorios de su entorno, e incluso presiones para que actuemos con nuestro bebé de un modo diferente a cómo nuestro instinto nos dice que debemos hacerlo.

Si ese es vuestro caso, pasaos por la Tribu CSC y echad un vistazo a nuestra comunidad de madres y padres. Con sus más de 120 Cursos y Seminarios dirigidos por expertos podréis detectar todos los mitos sobre recién nacidos y crianza de bebés. Además, contarás con un Grupo de Apoyo a la crianza y acceso a una veintena profesionales para solucionar tus dudas sobre la crianza de tus hijas e hijos.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Bebé recién nacido?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Bebé recién nacido y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

1 comentarios en "Grandes mitos de los recién nacidos y de la crianza de bebés (II)"

  1. Grandioso artículo muy completo, gracias por compartir toda esta información, para las mamitas que por primera vez lo seremos, todo respecto a los bebes nos sirve, un abrazo gigante y sigan escribiendo para ayudar a los demás, muchas felicidades.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 mes de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube