Lactancia materna inducida: Es posible amamantar sin haber dado a luz

Una mujer que no ha dado a luz puede producir leche materna, gracias a la estimulación física del pecho y a un tratamiento farmacológico

Muchas personas desconocen que una mujer puede producir leche y alimentar a un bebé sin haberlo gestado. Incluso es posible amamantar sin haber estado embarazada nunca, con la lactancia materna inducida.

El proceso de producción de leche materna en forma de calostro comienza en el embarazo, con el aumento natural de hormonas como la prolactina. Además, los pechos aumentan de tamaño, las areolas y los pezones se oscurecen. Después, tras la salida de la placenta en el parto y con la estimulación de la succión del bebé, sube la leche. Sucede así de forma natural en el proceso fisiológico, pero también es posible amamantar a un bebé sin haberlo gestado ni parido.

Cómo tener leche materna sin tener un bebé

Aunque sea un hecho sorprendente para muchos y muchas, las glándulas mamarias pueden estimularse sin necesidad de un embarazo. En el caso de mujeres con gestaciones previas puede resultar algo más fácil, pero no es una condición indispensable. Eso sí, se requiere de tiempo, apoyo y constancia.

 

lactancia noche

 

Existen varios protocolos, incluso podría ser factible solamente con la estimulación física del pecho con el sacaleches, pero generalmente es preciso combinar dicha estimulación con medicación. Las pautas establecidas por el doctor canadiense Jack Newman son las más seguidas.

El doctor Newman explica que hay tres protocolos diferentes: el regular, el acelerado (si tienes poco tiempo para prepararte) y el protocolo de la menopausia (para aquellos casos en los que la mujer ya no sea fértil, bien por una extirpación quirúrgica o por motivos naturales).

Protocolo para inducir la lactancia

Se ha determinado que, siguiendo correctamente estas pautas, la mayoría de las mujeres podrán amamantar a su bebé no gestado, aunque en algunos casos no es posible realizar una lactancia materna exclusiva. Esto no se puede determinar previamente, será la experiencia y ganancia de peso lo que nos indicará si es preciso un suplemento para satisfacer las necesidades del bebé.

 

Si vas a combinar la lactancia materna con la lactancia artificial, puedes aprender todo lo que necesitas saber para que vaya bien con el Seminario Online «Lactancia Mixta»

 

Unos seis meses antes de la llegada del recién nacido (si es antes mejor), la mujer tendrá que tomar una píldora anticonceptiva combinada diaria y 10 gramos de domperidona cuatro veces al día durante una semana; después serán 20 gramos cuatro veces al día. Durante este tiempo no hay sangrado por menstruación y el pecho podrá aumentar de tamaño. Todavía no se debe estimular ni manualmente ni con extractor.

 

lactancia y medicamentos

 

Seis semanas antes de la fecha probable de parto, la mujer no gestante suspenderá el consumo de la píldora anticonceptiva, y entonces tendrá un sangrado vaginal. La dosis de domperidona seguirá siendo la misma. Y durante las dos semanas siguientes realizará, con un sacaleches doble para ahorrar tiempo, la estimulación del pecho cada tres horas (5-7 minutos con una intensidad baja o moderada, a continuación masajear el pecho unos minutos y después otros 5-7 minutos de extracción). Por la noche también será necesaria al menos una extracción.

 

 

El doctor Newman recomienda además el consumo de hierbas galactogogas en estas últimas semanas. En concreto, el cardo bendito y semilla de fenogreco, además de introducir avena diaria en la alimentación. Pero no hay evidencia científica suficiente que demuestre la eficacia de estas indicaciones para el aumento de la producción de leche.

Amamantar a un bebé que no has gestado

Cuando llega el bebé a tus brazos debes seguir con las dosis de domperidona y amamantarlo en cuanto sea posible y con frecuencia. Además, se recomienda seguir con las extracciones (10 minutos tras las tomas), para aumentar la producción y establecer correctamente la lactancia. Dependiendo de cada caso, la domperidona podrá reducirse hasta dejar de necesitarla.

 

 

En aquellas familias en las que la mamá gestante también amamante al bebé, esta será su principal fuente de alimento y la segunda podrá complementar la lactancia. Si no es posible y la producción de leche tarda en ser suficiente, es muy útil el uso del relactador. De este modo, se seguirá estimulando el pecho y evitaremos la confusión tetina-pezón. Y es muy recomendable (no solamente por la inducción, sino para todos los bebés), realizar mucho piel con piel.

 

 

En el caso de los bebés adoptados y no recién nacidos, es especialmente importante el contacto piel con piel para establecer la lactancia. Lógicamente, va a ser más complicado que el bebé acepte mamar del pecho (dependerá principalmente de la edad), pero es posible.

Al estar acostumbrado-a al biberón no será fácil que entienda que puede alimentarse a través del pecho, pero con calma; pasando mucho tiempo juntitos sin ropa; compartiendo baños agradables… su instinto mamífero quizás se despierte de nuevo.

Fármacos utilizados para la lactancia materna inducida

Aunque podría ser eficaz la producción de leche solamente con el método no farmacológico, lo más recomendado es usar ambos métodos. La píldora anticonceptiva combinada trata de simular a nivel hormonal un embarazo, con la ingesta de estrógenos y gestágenos.

Los estrógenos, además de favorecer el flujo de sangre de la placenta cuando se está gestando, promueven el crecimiento del tejido mamario. Al suspender la píldora, descienden los niveles de esta hormona en la mujer, igual que sucede tras el parto, y favorece la subida de la leche.

 

lactancia medicamentos

 

La domperidona es un fármaco antiemético, para problemas grastrointestinales; pero al ser antagonista de la dopamina, uno de sus efectos secundarios es el aumento de los niveles de prolactina. Por eso se utiliza como galactogogo, aunque tiene algunas contraindicaciones en mujeres con problemas cardiovasculares o mayores de 65 años.

La metoclopramida es parecida y tiene la misma función, pero se recomienda como primera opción la domperidona, al tener menos riesgos a nivel neurológico. Ambos fármacos son compatibles con la lactancia materna, pues apenas se excreta en la leche, y deben retirarse paulatinamente para evitar síntomas de abstinencia.

 

Los zumos en la lactancia perjudican al lactante

 

Estos medicamentos no están pensados para usarlos con este fin, y además es necesaria una dosis más elevada y prolongada en el tiempo. Aunque son bastante seguros y con el control médico pertinente no entrañan riesgos considerables, es importante conocer y valorar toda esta información antes de iniciar el proceso.

Por qué amamantar a un hijo no gestado

No necesariamente el vínculo con madre-hijo-a es mejor por darle el pecho, por supuesto. Lo más importante es el amor incondicional, el respeto y aportarle la seguridad que necesita, ya sea a través del pecho o de las caricias. Pero es cierto que muchas mujeres desean poder compartir esa experiencia con sus hijos, además de por ser el alimento más adecuado.

 

Crea un vínculo fuerte y sano con tu bebé que favorezca su desarrollo y vuestra unión con el Seminario Online «El desarrollo del vínculo afectivo»

 

Por ejemplo, en el caso de las adopciones. A veces resulta más complicado crear ese vínculo, aunque casi siempre llega. Y a través de la lactancia es posible una conexión especial, aportar parte de una misma a ese bebé, promover tranquilidad, relajación, consuelo… Y en la madre también se consigue ese efecto, aumentando su instinto de protección y cuidado, gracias al estímulo de la oxitocina durante la succión.

La lactancia materna inducida suele ser más frecuente en las parejas de mujeres. Así, además de todo lo mencionado anteriormente, la mamá gestante tiene una ayuda extra para amamantar. Y es bastante útil, por ejemplo, en el caso de partos múltiples.

 

Inducción lactancia

 

Sea por lo que sea, es una opción maravillosa. Aunque eso sí, la lactancia materna inducida hay que planificarla con tiempo y motivación, buscar un buen asesoramiento con un/una profesional experta en lactancia materna (en la Tribu CSC puedes consultar lo que necesites) y contar con el apoyo del entorno, por supuesto de la pareja si es que hay, pero también de la familia más cercana.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Lactancia materna?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Lactancia materna y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Lactancia materna inducida: Es posible amamantar sin haber dado a luz"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube