Primeros pasos hacia la adopción de un menor

La adopción, nacional o internacional, es un proceso largo y con mucha burocracia para el que hay que estar preparados

El proceso de adopción de un menor no es fácil. Ni siquiera tomar la decisión lo es. Requiere una reflexión profunda porque el bienestar del niño o la niña ha de primar en todo momento y porque, una vez que concluye todo el proceso, este es irrevocable.

El menor se convierte en nuestro hijo, con un vínculo idéntico al de los naturales. Existen distintas razones que pueden llevar a una familia o a una persona a plantearse esta opción, pero hay que estar preparados para un proceso largo, con mucha burocracia y que no siempre acaba como deseamos.

¿Qué tipo de opciones hay para adoptar a un menor?

Existen dos tipos de adopciones, las nacionales y las internacionales. La tercera opción serían los acogimientos familiares, pero estos tienen otras características: el menor no puede vivir con su familias biológica debido a problemas de distinto tipo, y el acogimiento es una medida de protección para él cuando que debe ser separado temporal o permanentemente de sus padres o tutores.

 

 

Es, digamos, una solución solidaria que evita que estas niñas y niños estén en centros de protección de menores. Se les ofrece un entorno mejor para crecer y mantener la vinculación con sus padres y hermanos, pero en estos casos el hogar no es definitivo.

Primer paso para la adopción: tomar la decisión

Adoptar un hijo no es una decisión que deba tomarse a la ligera y es necesario que la persona o personas que inicien el proceso analicen los pros y los contras. Existen muchos motivos para apostar por este camino, y es común que las parejas con problemas de fertilidad decidan esta opción.

Sin embargo, adoptar a un menor no debe ser una fórmula para solucionar la infertilidad. Hay que tener claro que es una medida de protección de la infancia abandonada, tal y como recoge la Convenión de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño que España ratificó en 1995.

 

Ayuda a tus hijos a conocer y regular sus emociones para formar una sana autoestima y relacionarse adecuadamente con su entorno con nuestro Seminario Online «Regulación Emocional»

 

La primera pregunta que deberíamos hacernos es por qué queremos adoptar. Hay que tener en cuenta, insisto, que es un proceso muy largo y que seguramente genere mucho desgaste. Es muy habitual que surjan dudas sobre nuestra propia capacidad (le ocurre a todas las personas con la llegada de un bebé, natural o adoptado): «¿seré buena madre/buen padre?», «¿sabré ofrecerle lo que necesita?», etc.); dudas que seguramente también tendrá el menor.

Además, hay que prepararse para el análisis exhaustivo de la realidad de la persona o familia con deseos de adoptar. Una vez que se presenta la solicitud, las autoridades u organismos competentes examinarán todos y cada uno de los aspectos importantes de la vida del interesado/a: las motivaciones, la capacidad de crear un buen entorno, el contexto económico y social…

 

 

Distintas fases de un proceso largo

A lo largo del camino de la adopción, habrá distintas fases y es necesario asumir que nos veremos expuestos a situaciones que exigirán un sobreesfuerzo. Es, además, muy difícil predecir cómo será el proceso de adaptación del nuevo miembro de la familia y de esta. Sin embargo, es importante tener claro que el objetivo es construir un hogar juntos.

En el caso de los adultos, hay que trabajar desde la compresión para instaurar un apego seguro con el menor. Y ser conscientes de que, por desgracia, en muchas ocasiones ese menor procede de una situación de desamparo, ha sufrido de carencias o incluso ha podido ser víctima de violencia. También ha podido sufrir deficiencias en materia de salud.

 

Crea un vínculo fuerte y sano con tu bebé que favorezca su desarrollo y vuestra unión con el Seminario Online «El desarrollo del vínculo afectivo»

 

En este punto, conectar con otras personas y familias que están en la misma situación también puede ser una buena forma de aprender a construir juntos. Aquí en la Tribu de Criar con Sentido Común (primer mes gratis) podéis encontrar también el apoyo de  profesionales de todos los ámbitos de la crianza respetuosa.

El proceso de adopción de un niño

El proceso de adopción de un menor comienza cuando la persona o familia interesada lo solicita. En el caso de la adopción nacional, hay que acudir a la entidad pública competente, que, por lo general, son los Servicios de Protección de Menores de cada Comunidad Autónoma.

Allí se formaliza el ofrecimiento de ser familia adoptante, para lo que se requiere distintos documentos oficiales: el certificado de matrimonio (en caso de que lo haya), el de antecedentes penales, un certificado médico y otro de ingresos económicos.

 

 

En el caso de que se opte por la adopción internacional, hay que tener en cuenta que intervienen dos países con una legislación distinta. En el caso de España (país de la/s persona/s adoptantes), este tendrá que determinar la idoneidad de la familia que quiere adoptar. El país del menor tendrá que determinar la adaptabilidad de este al país de los futuros/posibles padres y si la opción de la adopción internacional es la más idónea.

En ambos casos, un equipo multidisciplinar del Servicio de Protección de Menores realizará un estudio psicosocial para valorar que la familia adoptante (formada por parejas o monoparentales) es adecuada para encargarse de la crianza de un menor. Luego, la administración competente será la que decida qué familia es la más idónea para los menores en situación de ser adoptados (en el caso internacional, la decisión la toma el otro país).

 

 

Cuando se trata de una adopción nacional, la documentación se remite a un juez que será el que dicte la resolución. A partir de entonces padres e hijo/a tendrán un vínculo de filiación equivalente al de los hijos naturales. Salvo excepciones, se extingue cualquier vínculo jurídico con la familia biológica. Y una vez que se dicta la resolución, la adopción no se puede revocar.

La adopción nacional

Según recoge la web del Ministerio de Sanidad, los requisitos para adoptar a un niño en España son:

  • Tener más de 25 años (si es una pareja, es suficiente con que uno de los dos los tenga).
  • No tener una diferencia de edad con el menor de menos de 16 años o más de 45.
  • Haber sido declarado idóneo «para el ejercicio de la patria potestad» por la entidad pública competente.

La adopción nacional supone que el menor es de nacionalidad española.

 

 

Hay tres situaciones en este tipo de adopciones:

  1. Niños o niñas de padres desconocidos.
  2. Padres que dan a sus hijos en adopción.
  3. Progenitores a los que se les priva de la patria potestad por decisión judicial o porque estén en la cárcel.

Hay que subrayar que son las comunidades autónomas las que tramitan los expedientes y que, por tanto, dependiendo de la autonomía, las listas de espera pueden ser muy largas porque hay más familias con deseos de adoptar que niños o niñas para ser adoptados. Así que es posible que las listas estén cerradas o que los tiempos de espera sean excesivos.

 

Problemas de pareja padres

 

La adopción internacional

La adopción internacional viene marcada por la Convención de las Naciones Unidas relativas a los Derechos del Niño (1989) y también la Convención de la Haya de 1993 en todo lo relativo a la protección del menor. Se considera una medida para proteger a los niños y siempre ha de primar el interés superior de los menores.

De hecho, según esos tratados internacionales, debería ser el último recurso y emplearse solo cuando el país de origen de la niña o el niño no pueda procurarle esa protección. Son convenios que, además, se redactaron para hacer frente a los casos de tráfico, irregularidades y abuso de menores.

 

 

Solo pueden intervenir organismos competentes, que suelen estar acreditados para la adopción internacional. Normalmente existen convenios internacionales entre los países en cuestión para que se desarrolle ese proceso de manera legal.

Cuando el país de origen del niño no ha ratificado el convenio, los expedientes solo se pueden tramitar a través de esos organismos acreditados. Hay tres supuestos en los que no se puede realizar la adopción:

  • Que el país del menor esté en guerra.
  • Que no haya una autoridad que garantice la adopción.
  • Que el país no ofrezca garantías o los trámites no respeten el interés del menor.

Según datos del propio Ministerio de Sanidad del Gobierno español, las cifras de adopción internacional han ido bajando en nuestro país en los últimos años. Se ha pasado de 801 adopciones en 2015 a 370 en 2019. La mayoría de niños y niñas adoptados en España en los últimos años procede de Asia, principalmente la India y Vietnam.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Ser Padres?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Ser Padres y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Primeros pasos hacia la adopción de un menor"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube