Estoy embarazada de gemelos, ¿qué debo saber?

Aunque el embarazo gemelar es todo un reto, es perfectamente posible tener dos bebés sanos nacidos a término por parto vaginal

Los embarazos gemelares son cada vez más frecuentes, debido también al aumento y eficacia de las técnicas de reproducción asistida en nuestra sociedad. Si estás embarazada de gemelos y acabas de recibir la gran noticia, ante todo, te doy mi enhorabuena. ¡Estás ante una de las aventuras más intensas y más bonitas de tu vida!

Cuando acabas de saber que esperas dos bebés, supongo que se suele sentir sorpresa, incluso agobio por la cantidad de preguntas que te vienen a la cabeza. Cómo serán el embarazo y el parto, si habrá alguna complicación o si se puede dar el pecho a dos bebés son algunas de las preguntas más frecuentes a las que voy a intentar contestarte en este post.

¿Qué tipo de embarazo gemelar es el tuyo?

Cuando nos referimos en términos médicos a embarazo gemelar, estamos hablando de dos bebés, pero hay varios tipos, que a su vez van a determinar la frecuencia de los controles o el tipo de parto. Según el tipo de embarazo gemelar los clasificamos en:

  • Bicigóticos: dos bebés distintos, cada uno formado a partir de un ovocito y un espermatozoide distinto, lo que habitualmente se llaman mellizos. Pueden ser del mismo sexo o no, son genéticamente distintos. Cada uno tiene su placenta y está en su bolsa. Suponen dos tercios de las gestaciones gemelares espontáneas, suponiendo entre el 70-75% de las gestaciones gemelares.
  • Monocigóticos: parten del mismo ovocito y espermatozoide y luego el embrión se divide. Se dan entre el 20-25% de los embarazos gemelares. Dependiendo de cuando se realice esa división, podrán ser:
    • Bicoriales-biamnióticos: dos placentas y dos bolsas distintas. La división se da muy pronto, antes de los 4 días posteriores a la fecundación. Dentro de los monocigóticos, suponen un tercio de ellos.
    • Monocoriales: una sola placenta. Suponen dos tercios de los embarazos que parten del mismo ovocito y espermatozoide.

 

Embarazada de gemelos: ¿qué debo saber?

 

Lo más habitual es que tengan bolsas distintas, aunque compartan placenta (biamnióticos), en ese caso la división se ha producido entre los cuatro y los ocho días post fecundación. Pero también pueden estar dentro de la misma bolsa (monoamnióticos). Es menos frecuente (1%) y la división se produce entre los días ocho y 13. Un pequeñísimo porcentaje menor del 1% podrán ser siameses, si la división se produce demasiado tarde.

Controles en el embarazo de gemelos

El riesgo de complicaciones en el embarazo gemelar es mayor, pero eso no quiere decir que vayas a tener un problema. Precisamente para intentar evitar que haya complicaciones graves, los controles ecográficos serán más frecuentes que en un embarazo único y lo más probable es que te deriven a consulta ginecológica (denominada en algunos hospitales como de alto riesgo) en vez de realizar el control solo con tu matrona de tu centro de atención primaria.

Aunque el seguimiento te lo realicen en el hospital, tu matrona siempre estará ahí para responder tus dudas del día a día y darte apoyo si lo necesitas y, dependiendo del protocolo de cada ciudad, te realizará revisiones complementarias a las de ginecología.

 

 

La frecuencia de los controles ecográficos, dependerá mucho de cómo estéis los tres y del tipo de embarazo gemelar que tengas. El monocorial (una sola placenta) supondrá un control más exhaustivo ya que al tener circulación compartida, hay que vigilar que la perfusión de la placenta hacia los dos bebés es similar y les permite crecer adecuadamente. Cuando esto no ocurre y uno de los bebés no recibe suficiente flujo sanguíneo, hablamos de síndrome de transfusión feto-fetal.

Actualmente, la atención sanitaria de calidad y el avance tecnológico en las ecografías permite detectarlo en fases tempranas y realizar un seguimiento para disminuir el riesgo para tus bebés.

¿Qué supone un embarazo gemelar para la madre?

Desde luego es todo un reto para tu cuerpo y es un buen momento para cuidarse más que nunca. A día de hoy, en general, las mujeres de nuestro entorno no sufren grandes hambrunas, tienen una vida activa y la atención sanitaria es de calidad. Eso hace que cada vez más embarazos gemelares lleguen a término y sean embarazos totalmente saludables.

Aunque no podemos obviar que el riesgo de sufrir determinadas complicaciones es más alto cuando gestamos dos bebés. Es más frecuente que sufras vómitos en el primer trimestre, edemas, mayor aumento de peso, diabetes gestacional, colestasis intrahepática, tromboembolismo o trastornos hipertensivos del embarazo.

 

 

Pero como decía al principio del post, esto no significa que te vaya a pasar a ti. Quizá te propondrán realizar analíticas adicionales en el primer trimestre (y no solo en el segundo).

Hábitos saludables para tu embarazo

Durante el embarazo tendemos a cuidarnos más, pero ¿qué puedes hacer si son dos bebés? Pues prácticamente lo mismo que si fuera uno… pero adaptado a tu situación y condiciones físicas. Los requerimientos nutricionales serán mayores, elige una dieta lo más saludable posible según tus circunstancias y sobre todo nutritiva.

 

AlimentosEmbarazoVenta
Cuida de tu salud y la de tu bebé alimentándote correctamente durante el embarazo con el Seminario Online «Alimentación en el embarazo»

 

Incluye proteínas y grasa de calidad como las omega 3 (que pueden disminuir la inflamación relacionada con el parto prematuro), las encontrarás en aguacates, pescado azul, aceite de oliva… Y consume los menos productos ultra procesados y azucarados posible: no te aportan ningún beneficio nutricional y suben tu azúcar en sangre suponiendo un esfuerzo extra para tu páncreas (entre otras cosas).

Los suplementos en principio serán los mismos que para un embarazo único, a no ser que por tu situación personal necesites suplementar hierro (la anemia está relacionada con aumento del riesgo de parto prematuro), el calcio, el magnesio o la vitamina D (super importante en caso de diabetes gestacional, por ejemplo).

En cuanto al ejercicio físico, no es necesario que guardes reposo si tu embarazo es saludable. De hecho, una revisión Cochrane de 2017 determinó que el reposo en cama absoluto durante varias horas no disminuyó el riesgo de parto prematuro y no mostró tener beneficios en embarazos gemelares sin complicaciones.

 

 

Es decir, puedes tener tu actividad diaria habitual y realizar ejercicio físico adaptado a tus condiciones individuales y meses de embarazo. Siempre con profesionales certificados en ejercicio prenatal (y siempre y cuando no esté contraindicado para ti).

La actividad física adaptada reduce el riesgo de preeclampsia, diabetes gestacional, aumento excesivo de peso, disminución de las lumbalgias y mejora el estado anímico de la madre (ACOG 2020). Además, podría aumentar la cantidad de sangre que llega a la placenta ya que las mujeres que no realizan ejercicio físico regular son más propensas a tener un bebé de bajo peso.

A partir de la semana 28 es posible que necesites bajar el ritmo y por supuesto tendrás que valorar cómo reaccionas al ejercicio y modularlo a medida que avance tu embarazo.

Si voy a tener gemelos… ¿puedo tener un parto vaginal?

La tendencia actual es apostar por un parto lo más fisiológico posible, que ha demostrado reducir las complicaciones tanto en la madre como en los bebés. Pero dependiendo de la colocación de los bebés al final del embarazo o del tipo de gestación gemelar, te propondrán distintas opciones.

Según la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia) cuando los gemelos comparten placenta y también bolsa (monocoriales-monoamnióticos) se recomienda cesárea electiva. En cambio, en el resto de casos se recomienda el parto vaginal, siempre que el primer bebé esté de cabeza. Si el segundo no lo está, también se recomienda parto vaginal, aunque en algunos hospitales no se ofrece si el equipo no tiene experiencia.

 

 

Puede que esto te esté sorprendiendo, hace algunos años el hecho de tener gemelos suponía una cesárea siempre, pero por suerte, la asistencia al parto evoluciona y actualmente no hay evidencia para apoyar el uso sistemático de la cesárea programada para embarazo gemelar a término con presentación cefálica del primer gemelo (Cochrane 2015).

Si el parto se adelanta hasta antes de las 32 semanas o los bebés pesan menos de 1500 gr se sigue recomendando el parto vaginal, pero solo si ambos bebés están de cabeza.

Es importante que sepas que, si al final tu parto es vaginal, puede pasar un rato entre el nacimiento del primer gemelo y del segundo, en el que comprobarán que todo va bien y la posición del bebé. Estarán contigo en ese momento, la persona que elijas (tu pareja, familiar), tu matrona y el equipo de ginecología, TCAE, además de neonatólogos preparados, sobre todo si el parto se produce antes de tiempo.

El riesgo de parto prematuro

El embarazo gemelar conlleva de por sí mayor riesgo de que el parto se produzca antes de llegar a término. El 50% se producirá antes de la semana 37 de embarazo y un 15-18% antes de las 34. Por ello te propondrán medir la longitud del cuello uterino varias veces a lo largo de la gestación.

 

 

Por todo ello, si vuestro parto al final es prematuro o tienes alto riesgo de que lo sea, te recomiendo que contactes con algún grupo de apoyo o asociación que pueden prestarte el acompañamiento necesario, además de con tu matrona que te ayudará en el postparto y la lactancia.

Lactancia materna con gemelos

Quizá hayas pensado o te hayan dicho que con dos bebés no se puede dar el pecho, pero eso es un mito. La producción de leche se regula según la demanda de tus bebés, es decir, que fabricarás la leche que ellos te demanden. Desde luego, supone un reto, por lo que te animo a informarte antes del parto o a contactar con tu matrona, IBCLC o asesora de confianza si necesitas ayuda. En la Tribu CSC también tenéis grupos y especialistas disponibles para resolver vuestras dudas.

 

Aprende a m(p)aternar de manera más eficiente y efectiva con gemelos/as o mellizos/as, para que lo que parece que puede llegar a ser una locura no lo sea tanto con el Seminario Online «Criando a gemelos»

 

Y, por último, el embarazo gemelar es una aventura, puede tener más riesgos… pero que eso no empañe lo maravilloso de gestar, parir y criar a dos bebés a la vez. Estoy segura de que hay momentos duros y muchos momentos maravillosos, así que ¡disfrútalo todo lo que quieras!

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Proceso de gestación?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Proceso de gestación y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 18 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Estoy embarazada de gemelos, ¿qué debo saber?"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube