• ACCEDER
  • No hay productos en el carrito.

Los ocho mejores consejos para preparar el cuerpo para el embarazo

Así puedes prepararte para el embarazo

Este post va dirigido a ti, mujer de 20, 30, 40 (o los que sean) años, que has decidido que ya es el momento de tener descendencia y deseas quedarte embarazada. Pasar por este proceso no es tarea fácil para el cuerpo. Durante el embarazo se producen muchos cambios, y aunque no suele explicarse, el parto tiene más probabilidades de ir bien si estás en mejor forma, así que cuanto antes y mejor prepares tu cuerpo, mucho más llevadero y saludable será.

Consejos para el embarazo (y para la vida)

Lo primero que os quiero comentar es que esta preparación al embarazo, estos consejos que os voy a ofrecer a continuación, no son exclusivos del embarazo. En realidad son válidos para todo el mundo, y para los diferentes momentos de la vida, porque todos deberían hacer un mínimo de ejercicio para mantener el cuerpo en forma y sentirse bien. A partir de ahí, partimos de la idea de que últimamente no has hecho mucho deporte, que tus dinámicas del día a día casi no te lo han permitido, pero que quieres empezar a hacer algo antes de ver el positivo en el test de embarazo. ¿Qué puedes hacer?

1. No volverte loca

A veces en las cosas más sencillas está la clave para mejorar. No hace falta recuperar el tiempo perdido, ni tratar de hacer en una semana lo que deberías hacer en un mes. Empezar a hacer deporte hasta la extenuación lo único que puede reportarte es una lesión y que abandones casi antes de empezar.

2. Caminar

Intenta aumentar poco a poco el tiempo que caminas a lo largo del día. Ejercitarás las piernas y en el embarazo te será más fácil seguir caminando si ya lo has adquirido como hábito.

3. Corrige posturas de tu día a día

Muchas embarazadas se quejan de problemas de zona lumbar y ciáticas durante el embarazo. Si dedicas un poco de tiempo a mirar tu postura en un espejo te será más fácil corregirte cuando adquieras un mal hábito durante los 9 meses que dura. Piensa que tu cuerpo va a ir cambiando, y tu centro de gravedad se va a adelantar. Esto hace que tu zona lumbar trabaje mucho más, e incluso el cuerpo lo compense llevando todo el peso hacia atrás. Aprende a colocarte bien en tu trabajo y en tus actividades diarias y todo será más fácil después.

4. Fortalece tu cuerpo

Si ya has conseguido establecer una buena postura, puedes empezar a trabajar la fuerza de brazos con pesas o gomas elásticas, y la fuerza de piernas con algún ejercicio como las sentadillas o zancadas.

5. Visita a tu fisioterapeuta

Aunque esté en quinto lugar, es probablemente el punto más importante de todos: trabaja tu abdomen y tu suelo pélvico. Pide cita a un/una fisioterapeuta de suelo pélvico para que evalúe su estado y te haga las recomendaciones pertinentes que puedan serte de utilidad. Los ejercicios hipopresivos y los ejercicios de Pilates podrían serte de gran ayuda para estar bien y sobre todo para recuperarte mejor. Dedicar una o dos horas a la semana a esto tampoco es mucho, ¿no?

6. Si no lo haces ya, empieza a comer sano

Probablemente habrás oído que las embarazadas no deberían comer esto o aquello y algo de razón hay en ello, hay ciertos alimentos que deberías evitar durante el embarazo. No te obsesiones, pero si comienzas a adquirir una dieta mediterránea (verduras, hortalizas, frutas, legumbres, aceite de oliva, etc.) disminuirá el riesgo de padecer enfermedades asociadas al embarazo (por ejemplo, diabetes gestacional), el feto gozará de mejor salud (recuerda que se alimenta de lo que tú te alimentas) y además podrás controlar los kilos que engordas.

7. Evita el alcohol y el tabaco

Se ha visto que incluso pequeñas cantidades de alcohol pueden alterar al embrión o feto durante el embarazo así que podría resultar conveniente limitar la ingesta si estás en proceso de quedarte embarazada, o incluso hacer tuyo el consejo “cero alcohol en el embarazo”. Si además deseas establecer lactancia materna desde el nacimiento, no es recomendable la ingesta de alcohol durante esa etapa.

En lo referente al tabaco sucede algo parecido. No es recomendable fumar durante el embarazo, y tampoco es recomendable fumar una vez el bebé ha nacido. El tabaco aumenta el riesgo de muerte súbita del bebé y de que sufra otitis, conjuntivitis, alergias, asma y otras infecciones respiratorias. Si tu pareja fuma también debería intentar dejarlo por los mismos motivos.

8. Disfruta del proceso

Quedarse embarazada no siempre es fácil, hay parejas que lo consiguen a la primera y otras que tardan años… el estrés no es un buen aliado, así que relájate y disfruta del camino.

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 60 cursos y seminarios, un grupo de apoyo, y la asistencia de 10 profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

0 comentarios en "Los ocho mejores consejos para preparar el cuerpo para el embarazo"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube