Problemas emocionales y psicológicos que interfieren en la lactancia

Es necesario dar visibilidad a los problemas emocionales y psicológicos que en ocasiones están asociados a la lactancia

La importancia y los beneficios de la lactancia materna, tanto para la madre como para el bebé, nadie los pone en duda. Se ha escrito y se han hecho muchas formaciones sobre los problemas y dificultades que pueden poner en riesgo la lactancia materna, y que hay que vigilar para evitar un abandono prematuro de la misma. 

Intolerancias o alergias alimentarias, problemas de frenillo, la incorporación temprana de la madre al trabajo, sensibilidades, mastitis… Pero se suelen dejar de lado las dificultades psicológicas o emocionales que complican o ponen en riesgo la lactancia materna.

Sentimientos durante la lactancia

Hay ocasiones en las que la experiencia de amamantar puede ser bastante complicada a nivel emocional o psicológico, con sensaciones difíciles de manejar, convirtiendo la experiencia de amamantar en una experiencia muy desagradable.

 

 

Precisamente por no hablar de todas estas experiencias, las mujeres que lo experimentan así, no se sienten legitimadas ni validadas y lo viven con vergüenza y culpa. Y esto es lo que me propongo hacer con este artículo. Dar visibilidad a problemas emocionales y psicológicos asociados a la lactancia.

Dificultades de amamantar después de un parto traumático

Existe la idea de que la lactancia materna es algo natural y fácil. No obstante, no siempre es así, en ocasiones es un camino repleto de dificultades. No deja de ser algo nuevo. Es una manera totalmente novedosa de cuidar a otra persona. Intentar una nueva destreza después de vivir un suceso traumático puede ser un desafío importante.   

 

Sana las heridas emocionales y cura las secuelas del parto traumático con el Seminario Online “El parto traumático”
Te ayudamos a prevenir y/o sanar la herida emocional del parto traumático con recursos y herramientas útiles para entender en qué consiste y detectar su sintomatología en el Seminario Online «El parto traumático»

 

Un parto traumático puede dejar una honda sensación de fracaso y falta de valía, sumado al malestar emocional asociado a situaciones traumáticas. Si la mujer se ha sentido no tenida en cuenta, y minusvalorada, es fácil que desconfíe luego y le cueste pedir ayuda en la lactancia.

Si ha habido un parto traumático, puede verse alterado el estado hormonal posterior, y afectar también al vínculo con el bebé, sobre todo si ha habido mucha intervención farmacológica.

Lactancia y estrés o ansiedad en madres lactantes

A ser madre se aprende siendo madre. Es una tarea totalmente novedosa y con situaciones muchas veces estresantes. El puerperio se sabe que es una etapa de gran vulnerabilidad en la mujer.

 

 

La sintomatología ansiosa puede impulsar que las madres estén sobrecentradas en aspectos como la cantidad de leche que toma el bebé, el peso que aumenta o no, el número de tomas… que complican o interfieren la experiencia de la lactancia. La inseguridad y la hiperexigencia también entorpecen la lactancia, así como el perfeccionismo o la falta de flexibilidad.

Depresión postparto: ¿Qué pasa si lloro mucho y estoy dando pecho? 

La relación entre lactancia y depresión postparto es bidireccional. La depresión postparto aumenta el riesgo de suspender la lactancia materna, y por otra parte, abandonar la lactancia de manera prematura, incrementa el riesgo de depresión.

 

Lo difícil no es el parto, sino todo lo que viene después. Lo hablamos en el Seminario Online «Luces y Sombras en el posparto»

 

Puede que esta relación esté influida por el sentimiento de culpa. La culpa por no amamantar, o la culpa de no saber si se hace bien. Aunque siguiendo a Weissinger, convendría llamar a lo que sienten las madres cuando no logran amamantar enfado, resentimiento y arrepentimiento o lamento, más que culpa, porque en realidad no hay nada malo en ellas.

¿Qué pasa si estoy triste y estoy lactando? Hay antidepresivos compatibles con la lactancia. Y la psicoterapia es efectiva para el tratamiento de la depresión, no solo por la lactancia, añadir calidad de vida siempre es positivo.

Sensibilidad física

No hace falta tener grietas o mastitis para que la lactancia provoque rechazo o dolor. A veces se trata de una alta sensibilidad física, sobre todo si hay dificultades con el agarre.

 

 

Acompañar sin juicio, y entender que no para todas las mujeres la lactancia es una experiencia agradable, ayuda a encontrar maneras alternativas de experimentar la lactancia cuando hay esta sensibilidad física. Y si no se logra, respetar y validad la decisión de cada mujer.

Abuso sexual en la infancia

Como ya he comentado, se suele asociar la lactancia como una experiencia fácil, agradable e íntima. Cuando para muchas mujeres no lo es, es más, puede ser algo molesto, desagradable, incluso repulsivo. Sobre todo en mujeres que fueron víctimas de abusos sexuales.

 

 

Pueden experimentar recuerdos, sensaciones intrusivas o re-experimentación, que pueden llevarlas a decidir dejar de amamantar. La lactancia se puede vivir como una invasión y es muy difícil de soportar el contacto e intimidad que conlleva la lactancia materna.

Maltrato

Algunas mujeres que han sufrido algún tipo de maltrato a lo largo de su vida, pueden tener un autoconcepto devaluado. Se sienten inseguras, y dudan de su capacidad para amamantar. Creen que no lo hacen bien, que sus bebés se quedan con hambre, y en ocasiones optan por la lactancia artificial porque les resulta más controlable y medible.

Reflejo disfórico de eyección

También conocido como “agitación del amamantamiento”. En algunas mujeres, el momento de eyección de la leche puede ir acompañado de estados emocionales incómodos, como ansiedad, ira, rechazo, tristeza o culpa.

Si bien es cierto que estos sentimiento duran unos minutos, a muchas mujeres les supone unos momentos de mucha angustia y desconcierto al no encontrar ninguna justificación. Ya que pasados esos momentos, manifiestan sentirse bien.

 

 

No hay una causa clara, aunque se hipotetiza que puede estar relacionada con una caída brusca de la dopamina en el momento de la eyección de la leche. Poder entender este fenómeno, que existe, que es habitual, y le pasa a más mujeres, a veces basta.

¿Cómo actuar?

Como hemos visto, hay multitud de situaciones que pueden provocar aversión o rechazo a la lactancia materna. Casi todas suelen ir acompañadas de sensaciones desagradables o frustración. Necesitamos respetar sin juzgar.

Es fundamental detectar y acompañar a estas madres lo antes posible. Ofreciendo apoyo no solo en la lactancia, también apoyo emocional y psicológico. Nombrando y dando visibilidad a todas estas experiencias.

Entender que detrás de cada mujer, con sus decisiones y dificultades, hay historias muchas veces complicadas y dramáticas que pueden contribuir a que la lactancia sea ardua, difícil y dolorosa.

Los y las profesionales necesitamos entender que la lactancia es más que dar leche, tanto para entender su función vincular, como para entender las dificultades que pueden aparecer.

 

Crea un vínculo fuerte y sano con tu bebé que favorezca su desarrollo y vuestra unión con el Seminario Online «El desarrollo del vínculo afectivo»

 

Tener una actitud de curiosidad ante el mundo emocional de la mujer, sin juicios de valor y, sobre todo, respeto, es crucial para ayudarla a tener una lactancia exitosa, siempre y cuando se pueda, o que el coste emocional no exceda los recursos de la mujer. O ayudarla a hacer el duelo de esa lactancia deseada y no lograda, por el motivo que sea.

Si no tenemos en cuenta estas dificultades, podemos tener un efecto iatrogénico en la mujer sin quererlo. También es importante recalcar que hay numerosas maneras de construir y fortalecer el vínculo madre-bebé. Y que ser una madre suficientemente buena, va más allá del tipo de lactancia.

Si necesitáis información actualizada para este o cualquier otro tema relacionado con vuestro estado emocional en vuestra maternidad, en la Tribu CSC tenemos un grupo específico para ello. Las familias miembro pueden realizar sus consultas online al equipo de profesionales de Criar con Sentido Común y acceder de forma gratuita a los más de 120 Cursos Online de Criar con Sentido Común.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Lactancia materna?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Lactancia materna y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Problemas emocionales y psicológicos que interfieren en la lactancia"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube