¿Por qué hay tantos bebés con frenillo lingual corto?

Descubre las causas del frenillo lingual corto y cómo detectarlo a tiempo

Últimamente parece que el frenillo lingual corto está presente en muchos bebés. Cada vez hay más bebés con esta condición y muchos de ellos son intervenidos. ¿Se está sobrediagnosticando y sobretratando esta afección?

¿Por qué de repente hay tantos bebés con frenillo?

Está en relación directa con la lactancia materna. En la actualidad hay más mujeres que amamantan a sus hijos y más recursos cuando hay dificultades en la lactancia, por lo que se suele valorar mucho más a menudo la boca del bebé, ya que el frenillo corto puede afectar a una lactancia eficaz.

Hace varios años, sobre los años 50-60, con el boom de la leche de fórmula, las madres o bien directamente optaban por la fórmula; o bien si había problemas con la lactancia, no se investigaba la causa sino que el biberón era la solución, por lo que si el bebé tenía un frenillo que estaba afectando, pasaba desapercibido totalmente.

 

 

En resumidas cuentas, no es que ahora haya más niños con frenillo corto que antes, sino que ahora al darle más prioridad a la lactancia materna, se valoran mucho más las bocas de los bebés y en muchos casos, se diagnostica este frenillo.

¿Cuándo hay que sospechar frenillo corto?

El frenillo corto afecta al movimiento correcto de la lengua. Para mamar, el bebé necesita hacer tres movimientos:

  • Extensión de la lengua (sacarla por encima del labio).
  • Elevación de la lengua (debe tocar el paladar).
  • Peristalsis (movimiento ondulante desde adelante hacia atrás).

Que un bebé saque la legua adecuadamente no significa que no tenga frenillo corto, porque los otros movimientos sí se pueden ver afectados. Al no poder mover la lengua correctamente, al bebé se le escapa el pezón de la boca, no puede hacer un agarre profundo, y compensa con otra musculatura: la de alrededor de los labios y la de las mejillas.

 

 

Signos de un mal agarre o un frenillo corto

Estos signos son los que suelen ayudar a identificar que algo está yendo mal y que podría haber un frenillo sublingual corto:

  • Dolor al amamantar: grietas, obstrucciones de repetición, mastitis de repetición.
  • Bebé que no agarra el pecho.
  • Bebé con baja ganancia de peso: hay que valorar que no sea por una succión ineficaz.
  • Bebé con buena ganancia de peso pero con tomas muy largas y continuas: hay veces que el bebé compensa su succión ineficaz estando mucho tiempo y muchas veces al pecho. A partir del mes y medio de vida, con tomas frecuentes de más de una hora de duración habría que descartar un frenillo corto.
  • Bebé «vago» que se duerme al pecho: los bebés por naturaleza no son vagos. Si el bebé se duerme es porque existe una dificultad, o bien se cansa porque tiene que hacer más fuerza para mamar utilizando otra musculatura, o bien el flujo de leche es muy lento y esto hace que se duerma.
  • Baja producción de leche: al no tener una succión correcta, no se estimula adecuadamente la glándula mamaria, lo que conlleva una baja producción de leche.
  • Sobreproducción de leche: es menos frecuente pero también ocurre. Una mala succión hace que el cuerpo de la madre compense este problema produciendo más cantidad de leche, para que el bebé tenga más facilidad para comer.

 

 

Signos que pueden indicar que la lengua no se mueve adecuadamente

Otros signos que nos pueden ayudar a darnos cuenta de que algo va mal son los siguientes:

  • Atragantamientos frecuentes.
  • Chasquidos al mamar.
  • Retrognatia o micrognatia (barbilla retraída).
  • Callo de succión en los labios del bebé (más allá de los primeros 15 días de vida).
  • Mofletes de trompetista (como consecuencia del hiperdesarrollo de la musculatura facial, compensando la falta de movimiento de la lengua).
  • Dorso de la lengua blanca de forma mantenida (restos de leches que no se pueden movilizar por limitación de movimiento de la lengua).
  • Respiración bucal mantenida (el bebé respira mucho tiempo por la boca).

 

Descubre cuáles son los problemas relacionados con la lactancia más habituales y cómo solventarlos en este Seminario Online

 

Si estás en periodo de lactancia y tu bebé y tú cumplís varios de estos signos y síntomas, te recomiendo valoración por un profesional de lactancia o que te vengas a la Tribu CSC para que puedas consultarnos, y por supuesto descartar un frenillo corto como causa.

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 100 Cursos y Seminarios, un Grupo de Apoyo, y la asistencia de 10 Profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

0 comentarios en "¿Por qué hay tantos bebés con frenillo lingual corto?"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube